Atentado deja 52 muertos

Un doble atentado reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI) causó al menos 52 muertos ayer en Irak, el ataque más sangriento de los yihadistas desde que perdieron Mosul, la segunda ciudad del país, en julio.

El ataque ocurrió hacia el mediodía cerca de Nasiriya, en la provincia de Zi Qar, un lugar poco afectado por la violencia hasta el momento. Varios hombres armados abrieron fuego contra un restaurante, antes de subir a un coche y hacerse explotar en un puesto de control, afirmó una fuente de los servicios de seguridad.

Además de los 52 fallecidos, incluidos ciudadanos iraníes, 91 personas resultaron heridas, entre ellas varias en estado crítico, comunicó Abdel Husein al Jabri, director general adjunto de Salud en la provincia de Zi Qar.

Según fuentes de seguridad, los asaltantes iban disfrazados de miembros de Hashed al Shaabi, una alianza paramilitar de mayoría chiita que ha luchado junto con el ejército y la policía contra el grupo EI en el norte de Irak.

En el breve comunicado difundido por su órgano de propaganda Amaq, el EI, una organización ultrarradical sunita, indica que varios kamikazes participaron al atentado en el que murieron "decenas de chiitas".

El atentado tuvo lugar en una autopista frecuentada por peregrinos y visitantes del vecino Irán.

A principios de julio, Irak infligió un duro golpe a los yihadistas al arrebatarles Mosul (norte), la segunda ciudad del país, que estuvo tres años en poder del EI. Y a finales de agosto, el grupo tuvo que abandonar otro de sus feudos, Tal Afar.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...