"Corea del Norte será destruida", advirtió EE UU

El gobierno de Donald Trump aumentó ayer la presión sobre Corea del Norte, en la víspera de la Asamblea General de la ONU, donde Estados Unidos pedirá sanciones internacionales contra Pyongyang, al que amenazó con destruir si continúa provocando a Washington o a sus aliados.

El ensayo nuclear norcoreano será eje de debate durante la 72da. Asamblea General de la ONU, que se iniciará mañana.

"El punto crucial será unir a todos los países, a todos para que hagan todo lo posible para reforzar esas sanciones, que hagan todo lo que pueden para resolver este problema sin llegar a un conflicto militar", dijo en una entrevista en la cadena ABC ayer el general H.R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump.

Por "todos los países", los estadounidenses señalan principalmente a China y a Rusia, dos aliados económicos de Pyongyang y con los que comparte fronteras.

"Todas las opciones están en la mesa", previno al canal ABC el general, aludiendo a una fórmula diplomática para referirse a una acción militar.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, fue más tajante en una entrevista con el canal CNN.

"Todos sabemos que básicamente si Corea del Norte sigue con este insensato comportamiento, si Estados Unidos tiene que defenderse o defender a sus aliados, Corea del Norte será destruido", dijo Haley a CNN. "Ninguno de nosotros queremos eso, ninguno desea la guerra".

Pyongyang realizó semanas atrás su sexto ensayo nuclear y varios tiros de misiles intercontinentales, el último de éstos el viernes, con un misil que sobrevoló Japón.

El acto fue visto como desafiante unos días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara un octavo paquete de sanciones contra Corea del Norte.

Pasar el caso a Mattis

China y Rusia votaron el pasado lunes a favor de sanciones para restringir las exportaciones de petróleo hacia Corea del Norte, que depende de China para la provisión de este recurso, pero Washington aspira a que este flujo de crudo se cierre definitivamente.

Estados Unidos insiste en que los 30 mil trabajadores norcoreanos expatriados en Rusia representan una fuente de ingresos para el régimen de Kim Jong-Un pero, según los expertos, Moscú quiere evitar un escalamiento en Pyongyang, que amenazaría con desestabilizar la región.

Los estadounidenses lograron que la aplicación de sanciones sea abordada durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el jueves, en la que participarán los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros.

Además Trump se reunirá en Nueva York con sus pares de Japón y Corea del Sur.

A la fecha, la acumulación de sanciones no ha disuadido a Kim Jong.

Un para detener su ambición de desarrollar su programa nuclear y balístico.

Citado el sábado por la agencia estatal Kcna, Kim dijo que su "meta final es establecer el equilibrio de fuerzas real con Estados Unidos para que los gobernantes norteamericanos no osen seguir hablando de opción militar contra norcorea".

El jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, definió como los "cuatro No" la estrategia de Estados Unidos: no a un "cambio de régimen", no a un "colapso del régimen", no a la "reunificación acelerada de la península" y "no buscamos razones para enviar fuerzas al norte de la zona desmilitarizada".

"La campaña de presión pacífica consiste en ensamblar la más grande coalición internacional posible para enviar el mismo mensaje a Corea del Norte y a sus vecinos, China y Rusia, que es la política del resto del mundo", dijo Tillerson a la prensa.

Del encuentro participarán 120 jefes de Estado que debatirán hasta el lunes 25. Será el primer discurso de Donald Trump.

Trump llamó a de Kim Jong-un “hombre cohete”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se burló ayer del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, a quien llamó “hombre cohete”, en alusión a sus ensayos nucleares, además de ironizar sobre “las largas filas” de espera por conseguir combustible en ese país tras las sanciones impuestas por la ONU, las que buscará aplicar “a fondo” según acordó con su par surcoreano Moon Jae-in.

“Hablé con el presidente Moon (Jae-in) de Corea del Sur ayer por la noche y le pregunté qué tal le va al Hombre Cohete”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

“Hay largas filas para cargar combustible en Corea del Norte. Qué mal”, añadió irónicamente, en alusión a las sanciones impuestas por el organismo internacional tras uno de los últimos lanzamientos de misiles por parte de Pyongyang.

Las sanciones impuestas la semana pasada por el Consejo de Seguridad de la ONU incluyen la reducción en la cuota de petróleo que Pyongyang puede importar, aunque todavía no se ha confirmado cuál ha sido su impacto real en la economía norcoreana.

Trump y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, acordaron ayer aplicar “a fondo” las sanciones impuestas por la ONU a Corea del Norte para que se abstenga de continuar con sus ensayos con misiles y armas nucleares.

Ambos líderes coincidieron durante una conversación telefónica en la necesidad de “implementar a fondo” las sanciones contra Pyongyang, de modo que el gobierno comunista de Kim Jong-un compruebe que de seguir con su actitud “sólo se aislará más diplomáticamente y se enfrentará a más presión económica”, lo que le llevará “al colapso”, reveló la oficina presidencial de Seúl.

La conversación entre Moon y Trump, recogida por la agencia local Yonhap, ocurrió luego del lanzamiento del viernes último de un nuevo misil por parte de Corea del Norte, que de nuevo sobrevoló territorio japonés antes de caer en aguas del Pacífico.

Ambos coincidieron en “ejercer más presión práctica” sobre Corea del Norte, incluyendo la aplicación de la nueva batería de sanciones adoptada por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU el lunes pasado, en respuesta al sexto y más potente ensayo nuclear del país asiático, ejecutado el 3 de septiembre.

El presidente surcoreano subrayó la importancia de mejorar las capacidades defensivas propias de su país, además de contar con el respaldo de las tropas del país norteamericano.

Trump reiteró, por su parte, el pleno apoyo de Estados Unidos a Corea del Sur y aseguró que seguirán proporcionando toda la ayuda y apoyo necesarios para fortalecer aún más su alianza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...