Quejas por el servicio de transporte alternativo

La primera quincena de este año 2018 despertó una vieja polémica en la ciudad de San Pedro de Jujuy: otra vez se hizo sentir el descontento por la falta de control en el cobro de la tarifa nocturna del transporte alternativo, reflotando, a su vez, duras críticas hacia el servicio que se brinda en los diferentes barrios de la ciudad.

Los primeros reclamos se hicieron sentir en relación a la tarifa nocturna del transporte. Muchos usuarios relataron sus experiencias, haciendo hincapié en que durante la noche, al no haber control, muchos remiseros no respetan el cuadro tarifario de 18 pesos y cobran lo que se les antoja. Mucho peor si el viaje es desde la zona norte de la ciudad hacia la zona sur. En este sentido, se escucharon innumerables denuncias, como la de una mujer con un amigo, que declararon haber realizado un viaje desde la calle Gorriti del centro de la ciudad hacia el ingreso a barrio Bernacchi (acceso sur). Por este servicio tuvieron que pagar $80, cuando en realidad deberían haber abonado $18 cada uno, de acuerdo a la tarifa vigente.

Como ésta, muchas otras historias se repiten. Además existe otra problemática relacionada con la falta de vehículos a partir de la medianoche. Vecinos de barrios como la Nueva Ciudad, Ejército del Norte, La Merced y San Francisco, entre otros, manifestaron que es imposible salir o regresar al barrio durante la madrugada. No se encuentran autos y las paradas habilitadas están vacías. No hay ni siquiera una guardia nocturna para cubrir los casos de emergencia.

Incluso, durante el día, cuando el boleto común debería costar $10, algunos choferes cobran tarifas diferenciadas para ir a determinados barrios de San Pedro. Uno de esos sectores es barrio Patricios, donde una vecina comentó que cada vez que concurre a la feria del acceso norte y regresa a su casa en remis, debe pagar un boleto de 40 o 60 pesos, dependiendo del chofer que sea. De lo contrario, tiene que volver a su casa a pie cargando la mercadería, porque nadie quiere entrar a Patricios. Ni hablar de los barrios 4 de Diciembre, Néstor Kirchner, Soledad, Eva Perón y Tupac Amaru, sectores que no están incluidos en los recorridos que realizan los vehículos del transporte alternativo de pasajeros de la ciudad.

Por otro lado, habituales usuarios de remises compartidos exigieron a las autoridades un mayor control en el respeto del cuadro tarifario y una mejor distribución del servicio que incluya a la mayoría de los barrios. San Pedro hoy solo cuenta con recorridos que van hacia la zona sur y norte, y por otro lado un grupo de vehículos que cubren barrios Ejército del Norte, La Merced y la Nueva Ciudad. Pero carece de un circuito que cubra los barrios de la zona este y oeste de la "Perla del Ramal".

Las quejas también incluyen los modelos de los autos que trabajan actualmente. Hay vehículos que ya no dan más, no solo en la parte mecánica, sino que tienen muchas falencias en el interior, especialmente en ventanillas, asientos y puertas. Propusieron que se actualicen los modelos de los vehículos y que los choferes utilicen uniformes y cuiden su estética e higiene personal.

Si bien la mayoría de las personas que trabajan en el transporte alternativo de pasajeros lo hacen correctamente, respetando las normas vigentes, no hay que negar la existencia de un grupo minúsculo que genera este tipo de reclamos por parte de la comunidad. Entonces, "justos pagan por pecadores".

Si bien la definición de "transporte alternativo" parece importante, esta no es tal, ya que los sampedreños, desde la desaparición de los colectivos en la década del 90 eligieron los remises como único medio de movilidad. Esta elección personal hoy está generando cierto descontento y el interrogante de si no buscar una alternativa "real" a los colectivos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...