Preocupación por acoso sexual virtual a menores

El pasado 23 de noviembre la Justicia jujeña demoró a un hombre de 30 años en la ciudad de La Quiaca, sospechado de acosar a una niña de 12 años a través de mensajes de Whatsapp.

Esta noticia que se viralizó luego de ser publicada en El Tribuno de Jujuy, dio cuenta que nuestra provincia no está exenta de este "nuevo" tipo de acoso sexual y en los últimos seis meses, seis personas fueron detenidas por la División de Leyes Especiales de la Brigada de Investigaciones por corromper a menores.

Cuatro de las detenciones se llevaron a cabo en nuestra ciudad, un quinto hombre fue detenido en la ciudad de Palpalá y el sexto en el norte de nuestra provincia. En todos estos casos se puso en manifiesto el minucioso trabajo de investigación de los detectives para lograr aprehender a estas personas, que se escabullen de manera muy fácil de los alcances de seguridad.

Estos delitos son investigados por la Fiscalía de Investigación Penal N§ 8, a cargo de Alejandro Bossatti, quien le dijo a nuestro medio que "los acosos a menores de edad no es un tema nuevo, sino que los abusadores han encontrado en las nuevas plataformas tecnológicas más facilidades para acceder a los niños".

Uno de los casos que se hizo visible y terminó conmocionando a la comunidad jujeña fueron las conversaciones que una madre hizo pública del teléfono celular de su hija de 12 años, donde un hombre que se hacía llamar Pablo, fingió tener 16 años y escribía de manera sugestiva, grosera, aplicando un vocabulario de alto contenido sexual.

El hecho ocurrió en la ciudad de La Quiaca y si bien la coartada del hombre, que fue de inmediatamente demorado, era totalmente contradictoria, se supo que la mujer nunca realizó ninguna denuncia en sede policial, y como tanto ella como su hija son oriundas de Bolivia, al parecer decidieron regresar al vecino país. Es por eso que el hombre tuvo que ser liberado.

Entre agosto y diciembre del año pasado, la Justicia logró la detención de seis hombres, que de alguna manera se contactaron con menores, fingiendo ser niños e insistían en que sus víctimas se tomen fotografías desnudas y les mostraban fotografías pornográficas.

Organismo a nivel nacional

La página de “Grooming Argentina” describe a este delito como un tipo de acoso sexual virtual a niños y adolescentes. Consiste en acciones deliberadas por parte de una persona adulta de cara a establecer lazos de amistad con un niño con fines sexuales. 
Se trata de una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad virtual de un niño creando una conexión emocional con el fin de disminuir las inhibiciones con el mismo. 
En algunos casos, a través de internet pueden simular ser otro niño o niña. Utiliza tácticas como la seducción, la provocación y el envío de imágenes de contenido pornográfico logrando vulnerar la intimidad del chico, a cambio va obteniendo datos personales y de contacto.
Desde “Grooming Argentina” se considera que la prevención es fundamental para evitar este flagelo y se trabaja en consecuencia de ello. Son conscientes que no existe una vacuna contra este flagelo, por lo que las charlas y talleres de concientización, tanto para adultos como para niños, son de fundamental importancia pan erradicar este delito.
Hay una importante campaña a nivel nacional dirigida no solo a padres, sino también a niños que tienen acceso a redes sociales por su propia cuenta. 

Sobre las detenciones

Las personas que están detenidas e imputadas rondan entre los 22 y 36 años. La última detención se registró en el barrio Cuyaya a fines del mes de diciembre. 
Tres personas fueron detenidas en la plaza Belgrano del centro capitalino, luego de que los investigadores tomaran cartas en el asunto e “invitaran” a los hombres a una supuesta cita, luego de recepcionar la denuncia de los padres de los niños. 

Especializaciones

La Fiscalía de Investigación Penal Nº 8, a cargo de Alejandro Bossatti, y la División de Leyes Especiales de la Brigada de Investigaciones, son los que se especializan en estos tipos de delitos.
Se recomienda a los padres que ante la detección de un hecho de estas características, no borrar ninguno de estos mensajes y acudir de inmediato a la sede policial, para dar inicio al trámite investigativo. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...