Gran inversión para mejorar juegos infantiles

Los peloteros, la calesita y el tradicional "trencito" del Parque San Martín, son una de las propuestas de diversión de mayor convocatoria que tiene la ciudad, donde cada fin de semana, cientos de familias recorren los diferentes juegos.

Sin embargo, el paso de los años fue dejando su huella en las instalaciones, las cuales, en su mayoría, se encuentran notablemente deterioradas e incluso constituyen un peligro para los niños. Tal es el caso de las camas elásticas que por el continuo uso, las redes que contiene a su alrededor como medida de seguridad, prácticamente no sirven.

Por este motivo, según confirmó Paulino Cachisumba, concesionario del servicio de entretenimiento infantil, desde fines del 2017 se encuentran ejecutando un plan de "actualización y modernización" que prevé una inversión superior a los dos millones de pesos y que demandará dos años para la ejecución de las tareas correspondientes.

RECREACIÓN. MUCHOS DE LOS ACTUALES JUEGOS QUE OFRECE EL PARQUE ESTÁN DETERIORADOS Y SON UN PELIGRO PARA LOS NIÑOS.

"Mi familia nuevamente obtuvo la concesión del servicio y nos comprometimos a realizar una serie de cambios para que la gente pueda tener un espacio de entretenimiento en las condiciones que merece", destacó Cachisumba quien mencionó que su familia viene prestando esta tarea desde hace casi medio siglo y durante el mismo, logró que la "calesita" sea declarada "Patrimonio de la Ciudad".

Explicó que el proyecto planteado para optimizar y modernizar el lugar, está dividido en varias etapas. La primera, que empezó a realizarse en diciembre del 2017, es quizás la más novedosa, ya que permitirá la construcción de una "Pista de Educación Vial" destinada a chicos de los primeros grados del ciclo inicial.

"La pista estará ubicado en donde estaba el viejo lago. Decidimos no continuar con su funcionamiento y plantear esta propuesta porque en época de calor, había muchos mosquitos y queríamos evitar todos los problemas del dengue", dijo el emprendedor, y señaló que si bien las obras tenían un plazo de ejecución de 60 días, las mismas estarán completamente disponibles cuando inicie el periodo lectivo 2018.

Mencionó que hasta el momento ya se llevó a cabo el cambio de piso del circuito y se instalaron las rampas, por lo que faltaría instalar son "los semáforos y los carteles de señalización. Además ya tenemos los autitos a batería listos".

Todos los gastos de la obra, señaló, correrán por cuenta de la familia Cachisumba; mientras que la Municipalidad se hará cargo de la folletería y dispondrá de un personal capacitado en el tema que estará a cargo de las charlas.

El circuito será totalmente gratuito, aunque su funcionamiento dependerá del Ejecutivo municipal que dispondrá de los turnos para que "los chicos de los diferentes establecimientos educativos puedan utilizar la pista".

La segunda etapa, agregó Paulino, incluirá lo que es caminería, mejora en la iluminación de toda la zona, ornamentación y la construcción de lugares de descanso.

En tanto que la última etapa, estará destinada a modernizar y cambiar los actuales juegos que se ofrecen en el lugar, exceptuando la calesita y el tren que por ser "patrimonios culturales", no podrán ser modificados.

Venta ambulante y roedores

El Parque San Martín es el principal espacio verde elegido por los jujeños, para disfrutar de los fines de semana en familia.

No obstante, muchos ciudadanos decidieron dejar de disfrutar de los servicios que se brindan en el lugar, debido a que en numerosas ocasiones se detectó la presencia de roedores en la zona.

Consultado al respecto, Paulino Cachisumba manifestó que esta situación es una de las principales preocupaciones que tienen, ya que pese a los esfuerzos que realizan para mantener en condiciones el lugar, “no encontramos una medida óptima que permita poner fin a este problema”.

“Nosotros desinfectamos cada diez días aproximadamente, pero lamentablemente siempre vuelven a aparecer ratas. La Municipalidad también fumiga y ni aún así, podemos eliminarlas”, informó el empresario quien comentó que el problema se debe a que la gran mayoría de los árboles que hay en el parque “son huecos y ahí están los nidos”.

Comentó que la gran presencia de “puestos de comida” que se instalan durante los fines de semana, complican la situación. “No nos molesta la presencia de los vendedores pero dejan los carros con los productos instalados toda la semana en el parque. Esto atrae a los roedores porque es como que nosotros ponemos el veneno y ellos la comida”, apuntó Cachisumba.

En esa línea, planteó la necesidad de que se realice una urgente regularización de los vendedores de la zona “porque estamos hablando de manipulación de alimentos y de niños, entonces hace falta que alguien controle ésto”.

“No nos oponemos a que la gente venda en el lugar pero es importante que colaboremos entre todos para que no tengamos más problemas con las ratas”, enfatizó el emprendedor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con la implementación de detectores de mentiras en Jujuy?

Importante ahora

cargando...