Intimación a Fundación podría generar despidos

Intimaron a la Fundación Hospital de Niños a restituir el tomógrafo que administra en el Materno Infantil. Con ello peligran 12 puestos de trabajo de técnicos que tienen a cargo su funcionamiento y podría cerrar la Casa Quintana que alberga a madres de niños internados. Pese a que el contrato se vence en 2019 los conminaron a dejar la administración que se les confió tras destinar su equipo a La Quiaca en 2008.

"La Fundación tiene 12 técnicos en blanco y a cargo los salarios de la Fundación. Y las probables indemnizaciones por despidos, si concretan este atropello las va a pagar la Fundación y van a quedar 12 personas en la calle", afirmó el socio fundador Roberto Aranzamendi.

Explicó que la carta documento del Ministerio de Salud los conmina a "restituir el/los bienes objeto de la contratación" y de no obtener respuestas advierten acciones judiciales. Para sus integrantes fue "un cachetazo" a la labor que realizan.

Por ello se respondió con otra carta documento detallando que está equivocada la argumentación y aclarando que no vence el contrato en 2018 sino en 2019. Recién luego de eso hubo contacto del ministro de Salud, Gustavo Bouhid con miembros del consejo de administración de la Fundación aduciendo que quería reconsiderar algunos puntos del convenio.

Entienden que con esa carta querían liquidar el convenio y que los aparatos pasen al Estado, con el argumento que los equipos son del Estado y que se cobra a los indigentes, por lo que Aranzamendi aclaró que lo único cierto es lo primero.

ROBERTO ARANZAMENDI SOCIO FUNDADOR 

Otra de las consecuencias, de concretarse la exigencia del Estado a la Fundación Hospital de Niños sería el cierre de la Casa Quintana ya que se la mantiene con los fondos de la administración del tomógrafo. El lugar brinda alojamiento y alimentación a 20 madres de niños internados desde 2008.

Recordó que el mantenimiento del tomógrafo está totalmente a cargo de la Fundación, así como el seguro para la reparación es de 350.000 pesos por mes, para evitar suspender el funcionamiento; y el pago del helio que el Estado le debe desde 2016 tres cargas cada uno de 500.000 pesos. Planteó por ello que no se puede cuestionar a dónde van los recursos ya que se destinan a "mantener" la estructura, y lo que queda de ganancias para seguir adquiriendo aparatos de diferentes especialidades del hospital, reparando otros y con balances óptimos.

Con el aparato se hacen 20 resonancias por día, y entre 10 y 15 tomografías diarias. Para los niños es gratis, y la obra social si la tienen pero sin coseguro; y los adultos también si posee obra social en un 30 % menor del nomenclador, y si es indigente derivado de otro hospital, paga el Ministerio de Salud, con un 30 % menos.

Aclaró por ello que no hay ganancias para nadie, ya que antes iba para centros privados y pagaba el Estado, y ahora con la Fundación lo recaudado se destina a los niños mediante obras y equipamiento.

Y es que se refleja en los balances que se presentan al Tribunal de Cuentas cada año; y que además los integrantes del consejo de la administración trabajan "ad honorem".

En ese sentido Aranzamendi también aclaró que en 28 años de la Fundación ningún integrante fue concejal o funcionario, con lo cual aseguró que nunca se hizo uso político de la entidad.

Aclaró que el Plan Estratégico de Salud no colisiona con el convenio ya que presta un servicio de diagnóstico de complejidad y es el único con guardia activa las 24 horas, para niños y adultos, algo que no tiene ningún centro privado. Consideró débiles las argumentaciones y anticipó que se pidió audiencia con el gobernador para plantearle que no hay problema en revisar los puntos del convenio y renovarlo.

Las distintas actividades que llevan adelante

Hasta septiembre en que se recibió la carta documento en el Hospital de Niños, ésta planeaba cómo comprar el resonador o actualizarlo, para destinar a otra localidad. Sin embargo tienen la esperanza de que el tema se reencauce por decisión política del gobernador. Roberto Aranzamendi aclaró que la Fundación le pertenece a la comunidad que se benefició por el equipamiento que se brindó. 

Se creó en 1990 con el objetivo del desarrollo de las subespecialidades pediátricas del Hospital de Niños. El segundo fue comprar esos equipamientos, capacitar al personal y se concretó.

Comenzó recaudando fondos con rifas, campeonatos de paddle, cenas anuales, etc. y creció adquiriendo costosos equipamientos para varios servicios, y apoyó a profesionales para que se capaciten fuera de la provincia.

En el 2000 compró un tomógrafo, lo instaló y contrató al personal técnico y profesional que lo maneje, y se hizo estudios gratuitos a niños y a adultos de otros hospitales con 30 % menos y con lo recaudado se seguía equipando servicios. En 2008 se construyó la Casa Quintana invirtiendo 250.000 dólares en terreno del Estado, con 10 habitaciones para 20 madres.

Entonces vino un nuevo tomógrafo de Nación, y por acuerdo escrito con el ministro de Salud Víctor Urbani se decidió que el tomógrafo de la Fundación se destine a La Quiaca. A cambio de ello Urbani firmó un convenio, para que el nuevo tomógrafo del Estado siga administrado por la Fundación y entró en vigencia en 2009 cuando comenzó a funcionar por lo que se extiende hasta 2019. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...