Sentida ceremonia de despedida a docentes jubiladas

Llegar al final de un camino con la convicción de que ha sido transitado poniendo el corazón, la fuerza, la pasión y los principios con la que se abrazó en la vida una sagrada misión, es motivo para que el alma se sienta regocijada, y más aún, cuando sabiendo que esa entrega se realizó en las aulas y que los únicos destinatarios fueron los niños, legiones de niños, muchos transformados ya en hombres y mujeres de bien. En una sentida ceremonia, la comunidad educativa de la escuela primaria N° 338 Dr. Carlos Alberto Alvarado de la localidad de El Piquete, tributó homenaje a cuatro maestros, que habiendo cumplido una etapa, concluyeron su trabajo en la carrera docente.  Gladis Harika, Eva Rojas, Nelli Liquitay y Gloria Aguirre, fueron despedidas con gran afecto, particularmente por el de los niños que no pudieron evitar las lágrimas al decirle adiós a su “seño”. Cabe acotar que también, se reconoció la labor de Francisca Vega, quien se desempeñó como personal de servicio pero que no pudo estar presente por razones de salud.

Del acto, participaron directivos, docentes, niños, padres, ex alumnos, familiares, amigos, además de invitados especiales, quienes compartieron momentos de sentimientos encontrados, donde las lágrimas jugaron con mil recuerdos y la sonrisa se dibujó en los rostros, cuando apelando a la memoria, se trajo al presente todos los años compartidos con dedicación y esfuerzo denodado. Fue sin lugar a dudas, el corolario de un tiempo en el que innumerables páginas fueron escritas en los surcos del saber y que quedarán grabadas a fuego en el corazón, en el corazón de las docentes y “sus niños”.  El mismo se inició con el ingreso de las homenajeadas que se ubicaron en un lugar ornamentado especialmente para la ocasión, mientras un efusivo aplauso se escuchaba entre esas paredes que fueron mudos testigos de su ofrenda.

Luego de las alocuciones y mensajes de despedida que estuvieron a cargo del personal directivo y de una docente del Grado Anexo, en representación de las madres, llegaron las palabras de agradecimiento sincero por la fructífera labor y la entrega silenciosa en las aulas. 

Las docentes pudieron re confirmar que no hay mayor satisfacción que aquella que alimenta el espíritu, al saber que la labor fue bien realizada y que la siembra dejada fue fecunda. El agradecimiento se materializó en la entrega de obsequios por parte del equipo directivo y docente, del personal de servicio, de los padres, de alumnos, compañeros de trabajo, amigos y familiares.

Los niños, también fueron protagonistas en este homenaje y expresaron su agradecimiento y los buenos deseos a sus maestras ya jubiladas, con inevitable emoción y tristeza a la vez a través de sus mensajes, de un acróstico alusivo y un número en el que desplegaron su talento a través del baile.  También docentes de la escuela N° 293 Gral. Justo José de Urquiza de lote Parapetí, marcaron presencia con un número musical del folclore andino.

Tal vez, el momento que su corazón de maestro, hubiese querido postergar un tiempo, fue el que vivieron cuando sus niños se acercaron para abrazarlas y con sus caritas llenas de lágrimas, le dijeron “gracias seño y hasta siempre”. Las docentes no pudieron ocultar la emoción que las embargaba y también abrazaron a los niños, a los que ya no verán en cada mañana sentados en sus bancos, y se despidieron con la esperanza de que un día, al cruzarlas por el camino de la vida, la reconozcan y se acerquen a renovar el afecto y el abrazo.       

       

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...