Como se presentan las cosas, el panorama político ofrece hoy -por hoy- una alternativa de hierro para los observadores de la actualidad, y eventualmente, de no cambiar mucho, así se presentará también a los votantes en el 2019, sea en las generales de octubre o en las provinciales en sus distintas fechas. Para ser claros, hoy, Mauricio Macri y Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, se necesitan tanto para existir y aspirar al futuro, que por eso, se realimentan mutuamente día a día. El gobierno nacional del PRO, puede calificarse como anárquico, los ministros se contradicen, el gabinete no exhibe una solidez de equipo entre los líberos y los que hablan por el presidente, y la economía, definitivamente sin plan aparente, deriva entre el armado del FMI -que finalmente se supo! no era buenito ni diferente a lo que siempre fue- y algunos parches con los que el equipo local trata de conformar a la oposición para poder cerrar la aprobación final del presupuesto del año que viene. Al frente, la oposición, también a valores de hoy, ha ido girando hacia un intento de estructura política que va saliendo a pedir de boca de la expresidente de la Nación. Siendo ella la que más votos reúne para una eventual interna del peronismo/cristinismo, todos los que claman por la unidad, simplemente están siendo funcionales a justificar un triunfo interno que la consagre como la desafiante de Macri. La señora, con su estilo habitual, incapaz de la autocrítica y refugiada siempre en la victimización de la persecución política, ofrecería entonces la otra cara de las propuestas: la vuelta al autoritarismo ya conocido. Este modelo de confrontación que viene madurando en el país, se replica con distintos grados y detalles domésticos en las provincias argentinas. El tema es que las encuestas indican que más allá del 30% que cada sector exhibe como "núcleo duro", hay un 60% del electorado que pareciera estar deseando fervientemente la aparición de una tercera opción de oro. Pero a esa alternativa, hay que construirla con coraje y no derrumbarla cada día un poco más. Esa alternativa distinta, sería la única que frente a la dualidad vigente anarquía/autoritarismo, vendría obligadamente a enfrentar a los dos en carrera: los mercaderes de hologramas del PRO y los vendedores de humo del PJ/FPV. Obligadamente deberían hacer una campaña sincera, con propuestas realizables y plena de caminos creíbles. ¿O es mucho pedir...? El análisis de la semana va confirmando estas reflexiones.

El bono del escándalo

El gobierno se congratula por la quietud del dólar, mientras las tasas de interés astronómicas descabezan pymes y empleos genuinos y erosionan los bolsillos con alevosía. La inflación de octubre rondará otra vez el 6%, las Clínicas Privadas denunciaron la ruptura de la cadena de pagos en un ámbito donde la salud pública no puede cubrir los baches cada día más grandes, y la Industria y las ventas minoristas, habitan el horrible círculo vicioso de caídas vertiginosas. El ministro Dante Sica, el nuevo hombre fuerte que le compite espacios a Nicolás Dujovne, anunció -y ratificó- que en pocas horas más, el presidente firmará un decreto por el cual se obliga al sector privado nacional, a pagar un bono de 5.000 pesos a sus empleados. Esa plata -en dos cuotas o más- llegará como una bendición a los magros presupuestos de los trabajadores, pero ratifica la calidad de anárquica de una decisión mediante la cual el gobierno es generoso con la plata ajena, pero avaro -insensible- con sus empleados, mientras sigue apretando el torniquete de una presión impositiva que bate récords mundiales. Campea la anarquía en las decisiones. Pocos podrán pagar ese bono no sin enormes esfuerzos. Solamente tres gremios le mojaron la oreja a los planes presidenciales: los camioneros, los aceiteros y los bancarios, obtuvieron aumentos de más del 40% que casi empatan a la inflación. Los demás miran sin consuelo. En Jujuy, como en otras provincias donde el Estado sigue siendo el principal empleador, la distancia de las mejoras salariales a la inflación seguirá siendo abismal. Y en este caso, del famoso bono ni hablar. Ya lo adelantó sin necesidad de consultarlo con nadie, el ministro de Hacienda Carlos Sadir, a quien todas las miradas se volvieron después del anuncio de Sica. El Frente Amplio Gremial donde no son pocas las diferencias, unificó criterios para seguir exigiendo ese bono.

La política se repite

Igual que la economía, que se repite en las mismas noticias cada semana, es la política la que con sus novedades, ratifica aquella dicotomía enunciada entre anarquía y autoritarismo. Cuando la señora Hebe de Bonafini ensayó un anuncio diciendo que "quizás sea mejor que CEFK no debería ir como candidata" si no reservarse para conducir como estadista de un nuevo proceso, en la Casa Rosada cundió el pánico. Y aceleraron el plan para dinamitar la posible unidad del peronismo. La estrategia es denunciar que la expresidente estaría buscando una suerte de pacto de impunidad, por el cual ella tomaría distancia de la presunta candidatura, a cambio de que el gobierno le asegure tranquilidad para ella y especialmente a sus hijos. Los operadores K inmediatamente cuestionaron la posibilidad, con un argumento válido: ninguno confía en que el macrismo cumpliría el acuerdo si volviese a ganar el gobierno. En el medio CEFK tuvo una buena noticia: el juez Sebastián Casanello no encontró ningún motivo para procesarla en la causa de la "ruta del Dinero K". La decisión del juez peligra por inconsistente y será apelada, dicen que con alta posibilidad de prosperar.

"Boludeando"

El gobernador Uñac, confirmó elecciones Paso en San Juan para el 31 de Marzo y generales para el 2 de Junio, en Chubut, la Legislatura le volteó la idea de adelantamiento al gobernador Mariano Arcione mediante un curioso entente de FPV, PJ y Cambiemos. María Eugenia Vidal se reforzó frente a los ataques que la acorralan en Buenos Aires: "Somos diferentes, nosotros no nos financiamos 

con la droga" estalló. A Juan Manuel Urtubey la comunidad política salteña le exige urgentes definiciones de las elecciones salteñas. En Tucumán, Juan Manzur, exK, competirá por la gobernación con José Alperovich, K de origen. Santa Fe, Córdoba y otros grandes distritos, siguen la pelea con los modelos de anarquía manifiesta y autoritarismo inevitable. En San Luis los hermanos Rodríguez Saá, parecen fingir nuevamente una pelea fraternal, (uno el malo y el otro el bueno, según quién los mire), pero le correspondió al actual gobernador, "El Alberto" dar una definición: "La oposición sigue boludeando y Macri va a volver a ganar". Con todas las cartas en la mano, Mauricio Macri envió su mensaje: "Estoy listo para continuar...". El PJ anarquizado y el PRO colgando del autoritarismo del presidente. ¿La alternativa diferente a todos estos enguajes? Por ahora se las debo.

¿Cambios electorales?

En Jujuy, los radicales gobernantes dejaron entrever que se preparan para despegarse de las elecciones nacionales. En Bs. As., algunos ven la jugada como teñida de ingratitud, después de los enormes apoyos económicos y políticos que Macri distinguió a GM. Una enojada importante es nada menos que María Eugenia Vidal, quien al expresar su bronca dijo que "Jujuy es la Santa Cruz de Mauricio". Más allá de esto, y junto con la idea de hacer jugar su propio partido, el equipo gobernante cocina in pectore la posibilidad de importantes reformas electorales en la provincia. Deduciendo, trabajarían en el viejo proyecto de eliminar el odioso piso del 5% del padrón que bloquea a todos los que quieren participar en política y no pertenecen a la histórica bipolaridad. También deberían atender la manda constitucional de elevar la categoría de muchos pueblos a ciudades, favoreciendo la caída de las siempre escandalosas comisiones municipales y reemplazándolas por intendencias. La figura del viceintendente no sería ajena a los análisis de la inteligencia oficial. Y hasta alguno se animó a decir que el número de diputados provinciales, según la cantidad de habitantes, debería elevarse a 60. Estos temas, de los que la UCR habló mucho cuando era oposición y que el justicialismo también amenazó con promover antes de salir del gobierno, y muchos otros igualmente importantes, son motivo de reservada preelaboración en la cocina del poder. El gobernador Gerardo Rubén Morales confía en su ubicación privilegiada en los sondeos de opinión, pero no desprecia la cercanía del peronismo a la alianza gobernante, golpeada por la economía maltrecha. Pocas cosas están claras todavía. Pero cualquier decisión en Jujuy está asegurada por el autoritarismo del GM y la mayoría galvanizada de sus legisladores.

Habemus alcalde

Además de las que ya se comentaron, de las posibles fórmulas alternativas para Cambia Jujuy, lo más importante es la definición muy clara del intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl "Chuli" Jorge, quien afirmó, como Macri, que está listo para continuar, sabiendo que las posibilidades están a su favor. La imagen de la municipalidad y su jefe se fortalecieron de manera ostensible, paradójicamente en ese año tan complicado para el oficialismo. La decisión de "Chuli" freezaría las intenciones de algunos radicales notables como Raúl Rizzotti, y Lisandro Aguiar, ambos con pergaminos de sobra para fundamentar su aspiración a conducir la comuna capitalina. También, sepultaría deseos de referentes del PRO, que ya iniciaron los trabajos preliminares de su posicionamiento como candidatos. De todos modos, disciplinado y diplomático, "Chuli" pateó la decisión final para "cuando sea oportuno" y después de consensuarla dentro de la UCR y obviamente con la venia del GM, a quien jamás le disputaría el liderazgo. Pero las encuestas y el afecto popular palpable autorizan al alcalde jujeño a sostener su sueño de la tercera reelección.

Los "hijos pródigos"

En el Peronismo la historia es otra. Como ya se dijo, el presidente Rubén Rivarola sigue bregando por el fortalecimiento institucional del partido y convocando a la unidad: a los afilados actuales afiliados que habiten el PJ y le insuflen la ruidosa e imprescindible vida partidaria, y a los que se alejaron, que regresen a casa, con la promesa de ser tratados según la bíblica parábola del hijo pródigo. Era aquel hijo que tras reclamar en vida su parte de la herencia paterna se apartó de su padre, la malgastó y en la ruina volvió arrepentido a buscar refugio. Frente al desconcierto del hermano que nunca se había alejado de la casa familiar, fue recibido con fiestas y agasajos. "Este hermano tuyo, estaba muerto, y ha vuelto a la vida. Estaba perdido y ha sido hallado" justificó sabiamente el padre. Más terrenal, el PJ se prepara para que un Congreso provincial disponga una amnistía. Sin embargo, diferentes sectores siguen trabajando como líberos, con gran entusiasmo, pero con su suerte, prácticamente sellada.

Vuelve Eduardo

Llamó la atención sin embargo, que el exgobernador Eduardo Alfredo Fellner, que no oculta ante su círculo íntimo las ansias de postularse como diputado nacional por Jujuy, haya escogido -por ahora- instalarse en el proyecto presidencial del gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey. Junto a otros notables, realizaron una minicumbre en la casa provincial en Buenos Aires, donde prácticamente dejaron conformado un comité de campaña. Fue el miércoles en una cena regada con excelentes Malbecs y Torrontés cafayateños que apuraron entre otros, Gustavo Marangoni, Santiago Montoya (sciolistas), Eduardo Caamaño, Alfredo Atanasoff, el historiador Pacho O‘Donnell, y los legisladores Camau Espíndola, Elda Pértile, Pablo Kossiner y María Laura Leguizamón. Sorprendió que no hayan participado ni Pichetto ni Massa, supuestos amigos y aliados. Alguna versión periodística adelantaba que Eduardo Alfredo habría sido mencionado como jefe de campaña de Urtubey, pero la especie quedó a medias, como a medias está todavía la precandidatura del salteño. En Jujuy se comentó en distintos tonos

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...