"Busquen a mi hermana, ella vendió todo de la obra"

El debate oral y público por el expediente conocido como "Pibes Villeros" en la jornada de ayer tuvo como recepción de pruebas testimoniales a las dos últimas personas de las 104 que declararon ante el Tribunal en lo Criminal Nº 3 desde el pasado 24 de julio, fecha de inicio del juicio.

 

Se había fijado una fecha estimativa para la producción de los alegatos para el próximo 20 del corriente y serían todos los días.

Ayer fue el turno de Clara Martínez y Víctor Mendoza, una cooperativista de la organización social "Libertad" de la ciudad de Palpalá, que estaba a cargo de las hermanas imputadas de apellido Condorí, y la otra persona, integrante del "comité de víctimas de Milagro Sala" y una de las denunciantes en la causa.

 

Además declararon las hermanas imputadas de apellido Condorí, Sandra María y Adriana, ambas llegaron a juicio privadas de libertad, pero con la excepción de que Sandra María es beneficiaria de prisión domiciliaria.

"Por qué no buscan a mi hermana, ella está prófuga y la veo todos los días en Palpalá, porque tiene su casa al lado de donde estoy, ella vendió todas las cosas que usábamos en las obras. Ni yo ni mi hermana robamos nada, no entiendo por qué estamos detenidas", dijo María Condorí.

La mujer imputada se refiere a su hermana mayor, Elsa Condorí, declarada en rebeldía desde el inicio del debate oral por la presidente del Tribunal María Alejandra Tolaba, porque no se presentó a ninguna de las audiencias.

Entre llanto, la mujer imputada también puso en escena a una persona que lo conoce por apodo "Pato" y de apellido Estrada, quien sería José Luis, interventor de la organización barrial Tupac Amaru en el actual gobierno, manifestando que era él quien se habría comunicado con ella y sus hermanas y les habría dicho que no tenían otra opción de denunciar a la dirigente palpaleña Graciela López (hoy detenida e imputada en esta causa), porque sino iban a caer detenidas ellas.

Además condorí en su relato trató de sacarla de la imputación a la dirigente Graciela López, "ella nos decía que ya no estaba para esos trotes y todo lo manejaba mi hermana (Elsa)", dijo la imputada.

Por otro lado, la declaración de Mendoza testimonial de Mendoza fue muy clara en cuanto a la relación que mantuvo con la dirigente social Milagro Sala.

Pidió declarar sin la presencia en el recinto de Sala, y de las otras imputadas, Patricia "Pachila" Cabana, Mirta "Shakira" Guerrero, por temor, según lo manifestado.

Mendoza dijo formar parte del gremio de Adep y en una reunión con Sala, ella les habría ofrecido 125 viviendas a los docentes adheridos a ese gremio, en las que el mismo Mendoza adquirió una vivienda.

Luego el testigo manifestó que empezaron a haber problemas en el gremio, y una vez fue atacado a golpes por más de 4 horas por personas allegadas a Milagro Sala, quienes luego de golpearlo para que renuncie a su cargo, fue amenazado para que dejara la vivienda, por la imputada Mirta "Shakira" Guerrero y la dirigente Patricia Jaldín.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...