Caso Ester Flores Carrasco
Prisión preventiva para supuestos homicidas
Dos hermanos y la mujer de uno de ellos están involucrados en el crimen de la mujer de 35 años, madre de dos niñas. Los investigadores creen que el móvil del crimen fue la confesión de la víctima fatal sobre un engaño conyugal.

El próximo 21 de noviembre se cumple un año del crimen de Esther Eva Flores Carrasco y el Juzgado de Control Nº 2 dio lugar al pedido del fiscal de Investigación Alejandro Bossatti de dictar prisión preventiva para los tres imputados en el hecho.

Se trata de Iris Mariela García, su esposo Nelson Tolaba y su cuñado Cristian Tolaba, quienes fueron trasladados a las Unidades Penitenciarias de la Provincia y llegarán al debate oral acusados de ser los supuestos responsables del delito de "homicidio agravado por alevosía y ensañamiento".

Todo indica que el móvil del crimen fue por una situación en la que la víctima fatal habría hecho saber al marido de García, Nelson Tolaba sobre una supuesta infidelidad, en una supuesta venganza porque Iris García le debía un dinero a Flores Carrasco.

La mujer que fue hallada calcinada a la vera del arroyo Burrumayo del barrio Los Molinos la tarde del 21 de noviembre del año pasado, era empleada del comedor que administraba Iris García en el barrio San Pedrito de nuestra ciudad, pero además habría entablado un vínculo que incluía diálogos y salidas.

El fiscal de Investigación que interinamente se encuentra a cargo de la Fiscalía especializada en Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación, consideró reunir suficientes elementos probatorios como para imputar y solicitar la prisión preventiva de los tres imputados, luego de indagarlos en varias oportunidades, sobre todo a García, quien cambió su relato en al menos dos oportunidades.

PERICIAS/ UNO DE LO VEHÍCULOS SECUESTRADOS A LOS AHORA IMPUTADOS Y DETENIDOS. 

A fines del pasado mes de agosto, Iris García cambió su versión y reconoció ante el fiscal haber participado del crimen de Esther Flores Carrasco, pero puso en el centro del crimen a una vecina, quien en esta causa había sido citada como testigo y aportó datos más que importantes para llegar a la detención de estas tres personas.

García además trató de desvincular a su marido y a su cuñado de los hechos, pero las pericias de teléfonos celulares y activaciones de celdas de líneas de telefonía móvil, los ubicaría en el lugar donde fue hallado el cuerpo de la mujer de 35 años, madre de dos niñas.

Sobre los hechos

Eva Esther Flores Carrasco desapareció el lunes 21 de noviembre pasado, según la denuncia de su amiga radicada en un seccional.

Al otro día su cuerpo fue hallado totalmente calcinado en un microbasural al costado de la avenida El Cronista Comercial del barrio Los Molinos.

Según la autopsia realizada, la mujer fue quemada viva en el lugar donde fue hallada. Tenía además un golpe en el tabique, que podría haberla dejado inconsciente, y otro en uno sus muslos.

El fiscal también cree que fue trasladada en un vehículo y arrojada desde la avenida mencionada hacia un barranco de dos metros.

García habría manifestado al fiscal que Flores Carrasco fue trasladada en un vehículo y envuelta en bolsas de consorcio y con las extremidades atadas con una cinta de embalar.