La deuda externa en Argentina

Ya con el presupuesto convertido en ley y con las elecciones presidenciales en puerta, el Gobierno se prepara ahora para enfrentar el pago de la deuda externa, que según los último informes, solo los intereses ascienden 596 mil millones de dólares.

Con los números en rojo y con un presupuesto que ajustó 400 millones de pesos el gasto público, el pago de la deuda pública es un dolor de cabeza para el Gobierno nacional, que, presionado por el FMI, también deberá cumplir con el acuerdo de déficit fiscal cero para recibir restantes desembolsos acordados con el organismo internacional.

Actualmente, nuestro país es visto de mala manera por los mercados internacionales. El alto nivel de endeudamiento y el deterioro de las principales variables económicas son el foco de los inversionistas. A esto se le suma la calificación de JP Morgan, que mide el índice de riesgo país, un indicador que permite evaluar la capacidad de endeudamiento del Estado y privados en los mercados de capitales, que no refleja un número positivo para Argentina.

Lejos de frenar el endeudamiento, el Gobierno continúa con su política económica de continuar emitiendo deuda. Para el Ejecutivo es una de las pocas alternativas que tiene para "equilibrar" las cuentas públicas.

Argentina ya es oficialmente el país que mayor deuda pública registra para América Latina y el Caribe en proporción al tamaño de su economía. Según los datos del último informe del Banco Mundial, el país tiene una cifra equivalente al 80% del PBI (330 mil millones de dólares) y se ubica en la cima del ranking, cerca de Venezuela. En este sentido, el Banco Mundial advirtió que la evolución de la deuda en la Argentina fue explosiva.

Según el último informe de la Secretaría de Finanzas, la deuda pública ascendió a 327.167 millones de dólares al término del segundo trimestre de 2018, estos datos corresponden al la Secretaría de Finanzas , del Ministerio de Hacienda y son previos a los desembolsos del FMI. Este monto implica un crecimiento de 86.502 mil millones de dólares ó 35,9% respecto de los 240.665 millones de dólares de diciembre de 2015.

En términos de PBI, durante la administración de Cambiemos la deuda pública pasó a representar del 52,6% del Producto a 77,4%, unos 25 puntos porcentuales más, principalmente por la fuerte devaluación de 2018. A eso hay que sumarle el monto de los cupones PBI (Valores Negociables Vinculados al PBI) en manos del mercado, por 13 mil millones de dólares, lo que deja una cifra del orden del 80% del PBI.

Los economistas coinciden en que el plan de Gobierno para lo que queda de este año y para 2019 es "estricto" para cumplir con las metas de déficit cero. El ajuste en educación, sueldos, salud, jubilaciones, obra pública, infraestructura, son una política del Gobierno para empezar a pagar los intereses de deuda .

Según el último informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, para el próximo año se proyecta que los intereses de la deuda aumentarían en $195 mil millones, totalizando unos $596 mil millones, es decir, un crecimiento de 49% con respecto a 2018.

A partir de ahora entonces se espera un año caliente en 2019, no solo por las elecciones presidenciales. Quien suceda a Macri (aún si es reeecto), se encontrará con una deuda externa muy abultada.

Gestión Cambiemos 

Según un informe elaborado por el Observatorio de Deuda Externa (ODE) que depende de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umey), el Gobierno emitió deuda por US$ 143.800 millones en lo que va de gestión. 
Hasta fines de agosto de 2018 en este año ya se han emitido US$ 37.146 millones. Si se tienen en cuenta los US$40.242 millones emitidos en 2016, y los US$ 51.442 millones emitidos en 2017, entonces desde inicios de la gestión de Cambiemos hasta la actualidad el total emitido asciende a más de US$143.800 millones. De dicha cifra, el 80,6% son colocaciones en moneda extranjera y el 19,4% restante en moneda local.
 

El gasto público 
En el presupuesto de 2018, el pago de la deuda ocupó gran porción del gasto público. Este año, se destinó el 14% del gasto público para el pago de la Deuda, mientras a Educación se le asignó la mitad, el 7%, y Salud se mantuvo en el 3,7% de los gastos públicos.
El presupuesto recién aprobado en el Congreso dispone que el pago de la Deuda aumente a 17,9%, mientras que lo destinado a Educación bajo al 5,5% y Salud también se redujo al 3,6% de los gastos públicos.
Ya durante el último año de gestión de Cristina Kirchner el pago de intereses insumió el 7,9% de los recursos nacionales y subió al 8,9% en el primer año del gobierno de Mauricio Macri. En 2017 trepó al 11,9%.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...