Nahir Galarza se peleó con una compañera de pabellón

La joven Nahir Galarza, condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio, protagonizó una pelea en el Penal de Mujeres de Paraná con una exsargento procesada por narcotráfico, lo que derivó en el traslado de una de las internas a otro pabellón durante unos días.

Sin embargo, este miércoles por la mañana la directora de la cárcel "Concepción Arenal" las reunió a ambas, logró que se reconciliaran, y las internas volverán a compartir pabellón.

El pasado fin de semana, Galarza, de 20 años, mantuvo una fuerte pelea en la que hubo hasta amenazas de muerte, con Griselda Bordeira, una exsargento procesada por el delito de narcotráfico a la que se vincula al intendente de Paraná Sergio Varisco.

De acuerdo a lo consignado por los medios locales, ambas discutieron, lo que derivó en la intervención del personal penitenciario.

No obstante, trascendió que los roces y las discusiones entre ambas eran constantes y que el fin de semana pasado estallaron en una pelea.

Según se supo, las mujeres comenzaron a discutir fuerte y hasta se amenazaron de muerte, por lo que las penitenciarias tuvieron que intervenir para que la violencia verbal no se transformara en física.

De inmediato, las autoridades del Penal decidieron trasladar a Bordeira al pabellón de las madres porque la situación, según dijeron, "ya era insostenible".

"Se pelearon por temas de mujeres, por lo que se resolvió que una tenía que salir del pabellón", confió una autoridad penitenciaria ante la prensa local para reseñar que la discusión final se produjo luego de que Nahir, que estaba con auriculares, escuchara supuestamente algun comentario en su contra realizado por la otra interna.

Este miércoles a la mañana, la directora del penal, alcaide mayor Diana Tonetti, reunió a ambas reclusas, logró que se reconciliaran y así fue como Bordeira volvió al pabellón con la promesa de "no alterar la convivencia y no volver a pelear".

Galarza fue condenada a prisión perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrido el 29 de diciembre de 2017 alrededor de las 5:00.

La joven primeramente dio su versión de los hechos, pero horas más tarde confesó haber sido la autora de los disparos.

Nahir había dicho que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre, efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.

Sin embargo, en una segunda declaración dijo que había sido su novio el que había tomado el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

El 3 de julio pasado la joven fue condenada a prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado por el vínculo de pareja".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...