Estrés y la pelea por una herencia familiar, los argumentos del padre de la beba

El padre de Catalina, la beba de un año que murió este martes por asfixia e hipertermia tras estar encerrada cinco horas en el auto familiar frente a su casa en Santos Lugares, declaró este miércoles por la tarde en la UFI Nº 1 de San Martín y se "victimizó" por lo ocurrido, según confirmaron. Dijo que el olvido de su hija se debió a "un cuadro de estrés" que padecía en el último tiempo.

Cerca del mediodía, R.O., de 36 años, ingresó a los Tribunales de San Martín para someterse a pericias y dar su testimonio. Su declaración duró dos horas y terminó poco después de las 16.

"Fue bastante detallado lo que dijo. Que hablara de estrés llama un poco la atención", apuntó una fuente de la investigación.

En la fiscalía a cargo de la doctora Alejandra Aillaud, R.O. -empleado recientemente por una empresa de equipo informático- relacionó el olvido de su beba en el asiento trasero con un cuadro de estrés que padecía a consecuencia de "una disputa patrimonial con su familia por una herencia" y a "un reciente cambio de trabajo".

 

De qué murió la beba

La beba de un año encontrada muerta dentro del auto de su familia en el partido bonaerense de Tres de Febrero, en el que su padre la había olvidado horas antes, falleció por asfixia tras sufrir una hipertermia, informaron hoy fuentes judiciales.

El examen realizado al cuerpo de la menor estimó que la muerte por asfixia ocurrió en horas del mediodía de ayer y detectó que sufrió hipertermia (aumento de la temperatura por encima de la temperatura corporal normal).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...