VÍDEO. Acusan a un policía de abusar a niña de 10 años

Una denuncia pública realizada en la mañana de ayer en un programa radial del periodista Marcelo Pastore, encendió las alarmas de la ciudad de San Pedro de Jujuy provocando una profunda conmoción entre sus vecinos.

Una despiadada persecución sufrida por una agente de la Policía de la Provincia, identificada como Melisa, por parte de la jefa de la Unidad Regional Nº 2, motivó que la mujer tuviera que dejar a la niña al cuidado del padre.

Esta situación de desamparo vivida por la menor motivó que el cuñado del padre, un agente de 31 años y que forma parte del plantel de la Seccional 9º, abusara de la indefensa niña.

Una denuncia conjunta

Un grupo de agentes, suboficiales y oficiales consultado en exclusivo por El Tribuno de Jujuy apoyó los dichos de la "madre víctima" en cuanto a que la comisario general Irma Calapeña contaría con protección política por lo cual hace "abuso de autoridad", a punto tal de hacer caso omiso a las órdenes emanadas de la jefatura.

La agente damnificada y madre de la menor abusada afirmó que "con mucho esfuerzo logro obtener una resolución para prestar servicios en la Seccional 26º con turnos de 24 horas por 48 de descanso", lo cual le posibilitaba poder atender a su hijita, en edad escolar.

Melisa para lograr su cometido y pese al magro sueldo que percibe, consiguió alquilar una casa en San Pedro de Jujuy, en virtud de ser oriunda de otra localidad.

Una diferencia con una agente en el mes de septiembre se constituyó en el detonante de una situación que bien ella describe como un verdadero infierno.

Pese a que está tildada de "conflictiva" por parte de oficiales superiores, la misma no cuenta con castigo ni sanciones disciplinarias, contando con un buen concepto de sus superiores inmediatos.

No sólo le modificaron el destino, enviándola a trabajar a la Comisaría de la Mujer en barrio Los Huaicos, sino que le ordenaron turnos flotantes de ocho horas.

 

Abuso por parte de un agente

Un agente que es novio de la hermana del padre fue el personaje que abusó de la niña, quien en cámara Gesell pudo declarar y explicar lo ocurrido en la casa de su padre, quien no cuenta con un trabajo firme y que vive de changas.

Evidentemente en momentos en que el progenitor no estaba en su casa, el depravado servidor público que aún se encuentra en libertad, habría aprovechado para darle rienda a sus más bajos instintos.

Pedido de ayuda

Melisa afirmó que vive aterrada, que tiene mucho miedo de que atenten contra su vida y de la niña.

Solamente existe una orden de restricción en contra del depravado que no le brinda ninguna seguridad.

Hoy presta servicio en Bienestar Policial pero acompañada de varios compañeros piden que se haga justicia.

Investigación y entrevistas:

Nora Ruiz

Oscar Tomás Aisama

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...