¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Fundamentos de un fallo apuntan a la Fiscalía

El Tribunal en lo Criminal Nº 2 dijo que no se mostraron pruebas para condenar al imputado por la figura de femicidioEl joven de 19 años fue condenado días atrás a la pena de 15 años de prisión, por el delito de "homicidio simple".

Jueves, 13 de diciembre de 2018 01:00

Luego de conocerse el fallo que condenó a Cristian Ezequiel "Flaco" Vilte (19) a la pena de 15 años de prisión, por el crimen de Gladis Choque (50), hecho ocurrido el año pasado en la ciudad de San Pedro de Jujuy, el Tribunal en lo Criminal Nº2 dio a conocer los fundamentos del fallo y apuntó a la falta de acusación fiscal, para que el imputado sea condenado por el delito de femicidio, figura con la que fue traído a juicio.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Luego de conocerse el fallo que condenó a Cristian Ezequiel "Flaco" Vilte (19) a la pena de 15 años de prisión, por el crimen de Gladis Choque (50), hecho ocurrido el año pasado en la ciudad de San Pedro de Jujuy, el Tribunal en lo Criminal Nº2 dio a conocer los fundamentos del fallo y apuntó a la falta de acusación fiscal, para que el imputado sea condenado por el delito de femicidio, figura con la que fue traído a juicio.

 

Desde el Ministerio Público de la Acusación adelantaron que apelarán el fallo, al igual que la querella adhesiva.

La pena que recibió Vilte generó mucha indignación por parte de los familiares de la víctima fatal y sobre todo por la comunidad sampedreña y por ello además hubo manifestaciones en reclamo al fallo.

 

En un tramo de los fundamentos del fallo, se advierte de la lectura del requerimiento fiscal que el fiscal de Investigación Penal Preparatoria, "no describió el abuso sexual, ni ninguna otra conducta delictiva que se configure en el contexto de violencia de género, ni menos todavía se los explicitó como tipo penal conectado con el homicidio en orden de justificar su agravamiento, limitándose a enunciar que Vilte provocó la muerte de Choque", "tras mantener una discusión con la misma y mediante una acción directa en contexto de violencia de género".

El fiscal José Blanco estuvo a cargo de la investigación y también participó del debate como fiscal de Cámara, y para los jueces que conformaron el Tribunal en lo Criminal Nº 2, "el relato del fiscal consignado en el requerimiento, y sobre el que versó el debate, prescindió de enunciar tales ‘extremos’, limitándose a expresar un vacío "contexto de violencia de género", sin llenar de contenido ese concepto".

Estos extremos hacen referencia a que el fiscal Blanco, a la hora de la producción de los alegatos no acusó a Vilte por el delito de "abuso sexual" y tampoco se le atribuyó la autoría del delito de incendio en la vivienda de Choque y mucho menos el homicidio en grado de tentativa de la hija de Choque, quien dormía en un dormitorio.

Además el fundamento argumento que "ello" obliga el silencio fiscal en el requerimiento de citación a juicio, respecto de la materialidad del contexto de género aludido en la descripción de hechos, sin mayores precisiones, tampoco se lo acusó a Vilte por la presunta autoría de homicidio criminis causa en concurso real, con el delito de abuso sexual con acceso carnal. "Podría haberse formalizado el requerimiento afirmando que Vilte mató a Choque para conseguir la impunidad por el delito de abuso sexual, incendiando la vivienda para garantizarse la pérdida y destrucción de toda evidencia".

El fundamento firmado por el juez Luis Kamada (presidente de trámite), del que adhirieron los vocales Antonio Llermanos y Cecilia Sadir dejan otro precedente en la Justicia jujeña y apunta directamente a un error en la argumentación y en la falta de acusación al imputado de apellido Vilte.

Sobre el crimen de Choque

El crimen se registró en la madrugada del 17 de marzo de 2017, en la vivienda donde residía junto a su hija, en el asentamiento 17 de Agosto de San Pedro de Jujuy. Las pericias determinaron, que tras abusar sexualmente de la víctima, el asesino la golpeó brutalmente, provocándole un grave traumatismo en la cabeza, luego partió una botella de cerveza y le abrió el vientre, dejando al descubierto las vísceras. Antes de retirarse, prendió fuego a la vivienda para no dejar rastro, pero la madre herida de muerte, despertó a su hija y la salvó de morir quemada.