Nuevos aires para la política

México inició ayer una nueva era bajo la presidencia de Andrés López Obrador, el líder izquierdista que prometió acabar con la corrupción de los gobiernos "neoliberales" que impidieron en los últimos 36 años el "renacimiento" del país.

"Me comprometo a no robar", dijo López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), luego de la ceremonia de investidura (llamada "toma de protesta" por los mexicanos).

López Obrador, de 65 años, recibió de manos del diputado Porfirio Muñoz Ledo la banda presidencial que le entregó el mandatario saliente, Enrique Peña Nieto.

"Hoy comienza un cambio de régimen político", tras 36 años de gobiernos "neoliberales", dijo López Obrador durante un discurso de más de una hora de duración.

El nuevo mandatario señaló que "nada ha dañado más a México que la deshonestidad de sus gobernantes" y dijo que "la privatización ha sido sinónimo de corrupción".

Por lo que propone "acabar con la corrupción y la impunidad".

El nuevo mandatario se comprometió a crear una nueva Guardia Nacional para combatir la inseguridad y la violencia en México.

También prometió aumentar el salario mínimo y dijo que no volverá a fijarse por debajo de la inflación.

Algunos de los invitados

La ceremonia se realizó en la sede de la Cámara de Diputados, con la presencia de la vicepresidente argentina, Gabriela Michetti, entre otros dignatarios.
También asistieron el rey Felipe VI de España y los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Cuba, Miguel Díaz-Canel; de Bolivia, Evo Morales; de Ecuador, Lenín Moreno, y de Perú, Martín Vizcarra. Además concurrió Ivanka Trump, la hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...