Hackearon los sistemas de la Unión Europea y sus cables diplomáticos

La Unión Europea (UE) investiga un ciberataque a sus comunicaciones diplomáticas, aparentemente perpetrado por hackers chinos, que según la prensa reveló la preocupación extendida en el bloque continental sobre el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, Rusia e Irán.

"La Secretaría del Consejo está al tanto de las versiones sobre una posible filtración de información sensible y está investigando activamente el tema", informó en un comunicado el organismo que representa a los gobiernos de la UE.

La secretaría "toma la seguridad de sus instalaciones, incluidos sus sistemas de IT, muy en serio", continuó la institución, que no hizo más comentarios.

El diario The New York Times informó que los sistemas de la UE habían sido infiltrados durante años, y que los hackers habían descargado "miles de cables que revelan las preocupaciones sobre una administración impredecible de Trump y las luchas para tratar con Rusia y China, y el riesgo de que Irán reviva su programa nuclear".

El hackeo de las comunicaciones diplomáticas duró tres años, y sus responsables usaron técnicas que se parecen a las que ha empleado durante mucho tiempo una unidad de elite del ejército chino, detalló el periódico estadounidense.

Uno de los cables filtrados describe la cumbre de este año en Helsinki, Finlandia, entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su par ruso, Vladimir Putin, como "exitoso (al menos para Putin)".

Otro transmitió un informe detallado y el análisis de una discusión entre funcionarios europeos y el presidente de China, Xi Jinping, quien fue citado comparando el "acoso" de Beijing por parte de Trump con un "combate de estilo libre sin reglas". Los cables se descargaron de una red segura y se publicaron en un sitio de Internet abierto que los hackers pusieron online durante el ataque, según informó la empresa Área 1, que descubrió el incidente. El material pirateado comprende más de 1.100 cables diplomáticos e incluye memorandos de conversaciones con funcionarios en Arabia Saudita, Israel y otros países, que se habían compartido en toda la UE. Los atacantes también lograron infiltrarse en las redes de las Naciones Unidas y en ministerios de Relaciones Exteriores y Finanzas de todo el mundo.

Otro caso en Facebook

Facebook otorgó durante años a Microsoft, Amazon, Netflix y más de 150 empresas tecnológicas con las que firmó distintos tipos de acuerdos un acceso “más intrusivo” a los datos personales de sus usuarios de lo que se conocía hasta ahora, y eximió a esas firmas de las reglas de privacidad habituales, informó ayer The New York Times.

La red social reconoció parte de los cuestionamientos, como haberle dado a aplicaciones como Spotify acceso a los mensajes privados de sus usuarios, aunque aseguró que no fue “sin el permiso de las personas” ya que para que el traspaso de datos sucediera previamente los usuarios “tenían que iniciar sesión explícitamente en Facebook”.

La investigación del diario estadounidense, basada en documentos internos de la red social, reveló que los acuerdos preferenciales seguían vigentes en 2017 y el intercambio de datos “estaba destinado a beneficiar a todos”.

Gracias a estos pactos Facebook logró hacer crecer su base de usuarios y por ende elevar sus ingresos publicitarios, mientras que las empresas asociadas adquirieron características para hacer sus productos más atractivos.

Según la investigación, Facebook permitió que Bing, el motor de búsqueda de Microsoft, viera los nombres de prácticamente todos los “amigos” de los usuarios de la red social sin su consentimiento, mientras que a Amazon le permitió obtener los nombres de los usuarios y la información de contacto a través de sus amigos. Con Yahoo cerró un acuerdo parecido que estuvo vigente incluso en 2018, pese a que Facebook reiteró en declaraciones públicas que hacía años que había dejado de compartir ese tipo de cosas. A Netflix, Spotify y al Royal Bank of Canada, la red social les permitió que “leyeran, escribieran y eliminaran los mensajes privados de los usuarios y vieran a todos los participantes en un hilo: privilegios que parecían ir más allá de lo que las compañías necesitaban para integrar Facebook en sus sistemas”, detalló la investigación.

En total, señaló The New York Times, “los tratos descritos en los documentos beneficiaron a más de 150 compañías”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...