básquet
Gorriti fue el campeón del Anual
Hubo un buen marco enel estadio Federación Jujeña. En cadetes, la "villa" se impuso ante el "diablo" y dio la vuelta olímpica.

Atlético Gorriti vapuleó a Club San Martín 110 a 43 en la final del Anual de la Asociación Capitalina de Básquet en la categoría mayores en el estadio "Federación". Hubo un buen marco de público.

Los parciales siempre favorecieron al "diablo rojo"; 18-3, 49-15, 76-25 y 110-43.

De entrada el equipo de Juan Carlos Morales, fiel a su estilo, salió a "comerse" a un rival tibio, sin ideas que cometió errores infantiles. La presión alta dio el resultado esperado, en el primer cuarto la Villa nunca supo como romper la defensa del campeón, marcó tres puntos producto de un triple, pero después todo fue de Gorriti. Monótono, porque recuperaba el balón y encestaba, así el primer cuarto terminó 18 a 3.

El entrenador del elenco de avenida El Éxodo realizó una importante rotación dándole a los jóvenes minutos en cancha.

El segundo chico fue un "infierno" para San Martín, cada intento de salir terminó en una cesta de Atlético Gorriti que nunca sacó el pie del acelerador, lo apabulló al equipo de Luis Quispe, alcanzó a sacar 30 puntos de diferencia cuando recién se jugaban tres minutos, lo que obligó a pedir tiempo muerto a San Martín dos veces, sin resultado porque nunca supo como parar la tromba de Gorriti que terminó cerrando el cuarto 49-15.

Tras el primer tiempo, ya se sintieron los murmullos, sobre todo intentando hacer una especie de futurología al manifestar que "seguramente Cuyaya en la final era mucho más rival", o "para eso protestaron el partido, una vergüenza", se molestaron algunos. Sucede que en el estadio, estuvieron presentes algunos hinchas de Cuyaya, equipo que en la semifinal venció a la "villa", pero por mala inclusión de un jugador perdió los puntos en el escritorio.

En el tercer parcial Gorriti siguió dominando, los suplentes no desentonaron y también estuvieron a la altura de las exigencias de lo que el entrenador "rojo" pretende. Así terminó 76-25.

Sin dudas el cuarto chico casi estuvo de más, sin embargo San Martín nunca se entregó, "murió" de pie porque siguió buscando poder llegar a sumar puntos, aunque ya poco importaban los sistemas ensayados para la final, era todo para adelante, con más amor propio que básquet. Gorriti terminó festejando 110-43.