Un escenario complicado para la industria del Noroeste argentino

El presidente de la Unión Industrial de Jujuy, Nilo Carrión, dijo que el panorama para el sector es complicado y que se necesita imperiosamente que la macro economía se estabilice. Con una retracción de la demanda, el escenario es aún más desfavorable porque las obligaciones impositivas son las mismas, al tiempo que las cadenas de pago se están alargando en el mejor de los casos y acudir al sistema financiero en busca de ayuda sería temerario.

Cualquier inversión tiene sus riesgos y éstos se pueden minimizar si se asegura una cierta previsibilidad. Pero en nuestra región hay muchos factores que atentan contra la estabilidad necesaria, ya que las reglas de juego se cambian a mitad de camino, sumado a que tenemos los combustibles y energía más caros que en la zona central, además de una fuerte presión de los sistemas recaudatorios.

Las asimetrías se acentúan y entonces para sobrevivir las industrias del NOA requieren de algún trato diferencial, un sistema de promoción; como también una simplificación de los trámites que demandan mucho tiempo y son tan engorrosos que se debe contratar a profesionales para que los realicen, cuando en realidad debieran ser más sencillos.

Pero en los hechos, las medidas que se vienen tomando a nivel nacional apuntan a igualar a todas las regiones sin tener en cuenta diferencias que son notorias. "Las regiones NOA y NEA están muy atrasadas" con respecto a las centrales, aseguró Carrión a nuestro diario al mencionar los indicadores que dificultan la inversión y generación de puestos de trabajo. Ellos son la falta de infraestructura adecuada, servicios e insumos más caros, presión tributaria, entre otros.

Hay posibilidades de que se las autoridades consideren el planteo de los industriales del NOA

Normalmente los que se han interesado van tratando de recabar información. En estas cuestiones también hay factores políticos que influyen. El objetivo es que nuestros parlamentarios, así como las autoridades provinciales se hagan eco de esto, y nos ayuden a presentar ante Nación para que realmente esta región tenga alguna ventaja para desarrollarse, lo que no quiere decir que sean ventajas permanentes. La realidad es que es muy difícil sostener algunas actividades en la región. Entonces uno siempre tiene expectativas de que lo escuchen porque además, lo quiero remarcar, cuando se inicia esta gestión, cuando plantea el Plan Belgrano, intrínsecamente tenía pensada esta situación: cómo hacemos para mejorar las condiciones de la región e igualarlas en un tema del desarrollo con las otras. Y la única manera es buscando algún tipo de incentivos.

En ese marco, ¿cómo marcha el Plan Belgrano?

Hay algunas acciones que se están llevando adelante y tienen más que ver con obras de infraestructura, con algunas demoras. Pero no está trayendo en estos momentos estas otras cuestiones que esperábamos que trajera.

Primero estaban contempladas las rutas y después pasaron a los programas de Participación pública privada. La ruta 34 recién está empezando a arrancar. Entiendo que en obra pública el Plan Belgrano ha aportado algunas cosas, pero no ha generado las condiciones que nosotros esperábamos, por ahí las expectativas eran distintas, pero se necesita que en la región haya recursos específicos para promover la radicación de actividades industriales, de servicios o las que fueran.

¿Las autoridades provinciales han promovido acciones a favor del sector?

La Provincia ha hecho un esfuerzo con una ley de inversiones y promoción de empleo que tiene algunos beneficios fiscales muy interesantes. Recién ahora están empezando a salir certificados.

Pero las dificultades que hay para que las inversiones se establezcan, las condiciones cambiantes que hay en general en la Argentina, en particular en Jujuy, hay algunas cosas que las afectan como el incremento de tasas, de servicios, en fin, hay cosas que hacen que cada vez sea más difícil decidir hacer inversiones, por lo menos nuevas, y las que están sostenerse, pero con dificultades muy grandes y más en un año como éste.

¿Ha habido cierre de industrias en la provincia?

De industrias como tales, la única que podemos mencionar que ha tenido inconvenientes operativos, pero que no se ha cerrado, es la fábrica de cartón de Palpalá. Ha habido muchos inconvenientes en las pequeñas empresas que de alguna manera no están relacionadas tan directamente con la Unión Industrial. No tenemos registros de actividades, al menos vinculadas a la Unión Industrial, que hayan cesado en su funcionamiento; sí que tienen problemas y que en algunos casos están entrando en proceso de retiros voluntarios, achicando el plantel.

Nosotros estamos escuchando mucho ruido con el tema de los combustibles. Hace muy poco tiempo el gerente del Ingenio La Mendieta salió a contar cómo son los inconvenientes que están teniendo con las inversiones que se han hecho y cómo se han ido cambiando las reglas de juego respecto del alcohol de caña y su vinculación con los otros combustibles, donde no se han respetado las condiciones con que se partió. Y este es uno de los problemas más serios que tienen las inversiones, sobre todo las muy grandes, cuando uno parte con unas condiciones y a mitad de camino, por las cuestiones macro o las que fuera, se las cambian. Si uno tiene una foto impositiva y esa foto a medida que uno se lanzó en las inversiones se la modifican a poco de andar le genera inconvenientes muy serios a las operaciones.

-¿En el terreno ideal, cuáles son las medidas que requiere la industria jujeña para sostenerse y avanzar?

-Necesita estabilidad fiscal, estabilidad financiera que no depende sólo de la provincia, que los números macro nacionales se estabilicen para que las industrias que están funcionando no empiecen a correr riesgos de ir achicando sus actividades, en un extremo deteniéndose.
Desde el punto de vista de la provincia que defienda esas actividades ante estas modificaciones como las que comentamos a título de ejemplo con el tema del alcohol, biocombustibles.
Que también haya un acuerdo respecto de lo que pasa en muchos municipios donde se están generando tasas o cargos impositivos que se van incrementando en función de las necesidades de recursos y no de los servicios prestados.
La provincia necesita que se avance más rápidamente en cuestiones de infraestructura que tienen que ver con el transporte, por ejemplo; con que las rutas estén en condiciones para poder sacar la producción.
-La reactivación del ferrocarril sería una alternativa...-Sería una alternativa muy importante. Sabemos que se están haciendo algunos trabajos. El ferrocarril podría darle algunas perspectivas a los productos de aquí de mejorar su competitividad.

Pero básicamente las cuestiones más importantes son las que dan un marco de estabilidad, de que uno pueda analizar las inversiones, los proyectos a desarrollar, con un horizonte que no sea de dos años.

Hay muchas pequeñas cosas a solucionar y uno de los aspectos que tiene que ver con las relaciones con los gobiernos es que los procesos o procedimientos sean claros. Cada vez qu aparece alguna cuestión impositiva o hay que hacer algún trámite, hay que contratar a profesionales para realizar algo que debía ser sencillo. Vincularse con los entes recaudadores siempre tiene un seguimiento muy complicado, hay que hacer una gran cantidad de gestiones, es muy engorroso.
Esto que desde Nación se pregona de simplificar los trámites tampoco lo han resuelto tan fácilmente.

-¿Las zonas francas anunciadas los benefician de alguna manera?

-En el tema de industrias hay que mirarlo con más detenimiento. La zona franca pensada para la industria es la de Perico porque la de La Quiaca es comercial.
Depende que tipo de productos se hagan porque si uno va a instalarse en zonas francas para producir para el mercado interno no va a tener mayores beneficios. Si uno va a producir para después exportar probablemente tenga algún beneficio por el tema de esta cuestión fiscal donde uno tiene que pagar por un lado para después obtener los créditos. No quiere decir que no sea atractivo para que vengan industrias nuevas, ese fue el objetivo y está bien que así sea. Nosotros también decimos que vean a las industrias que están trabajando, cómo hacen para apuntalarlas, para sostenerlas.

-En su opinión, ¿la crisis económica es el resultado de la impericia del Gobierno nacional? o ¿la consecuencia de una serie de políticas desacertadas a lo largo de muchos años? ¿Qué nos pasó?

-Siempre es una combinación de políticas desacertadas que venimosarrastrando de distintas gestiones. También creo que hubo impericia en que no se midieron las consecuencias de dónde estamos y qué es lo que pasó estos primeros años donde se intentó de alguna manera ordenar, pero la realidad es que seguíamos con los mismos mecanismos de endeudamiento. No se le puede echar la culpa a una sola gestión, no se puede buscar un culpable de esta situación, creo que de alguna manera todos también aportamos a esto.

El pedido de las Uniones Industriales

EN TUCUMÁN / DIRECTIVOS DE LAS UNIONES INDUSTRIALES DEL NOA JUNTO AL GOBERNADOR SALTEÑO JUAN MANUEL URTUBEY.

Frente a las asimetrías con otras zonas del país más favorecidas, los presidentes de las uniones industriales del Noroeste Argentino (NOA) propusieron al Gobierno nacional que delinee un plan de desarrollo industrial y económico para la región. Reunidos en Tucumán para redactar y emitir un informe sobre la situación actual y propuestas, entendieron que el gran desafío pasa por equiparar en el mediano plazo los indicadores de desarrollo con la región centro, consolidando de alguna manera un país efectivamente federal.

"El reconocimiento tanto del retraso de la región como de la necesidad de hacer algo para modificarlo lo vimos plasmado en el proyecto del Plan Belgrano, impulsado por la actual gestión de gobierno", entendiéndolo como un medio para generar no solo la infraestructura necesaria, sino también incentivando y compensando las asimetrías existentes en la actividad privada y especialmente en la industria, subrayaron.

En un documento que entregarán al ministro de Producción y Empleo, Dante Sica, y al presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, describieron la difícil situación que está atravesando el sector a nivel país, particularmente en el NOA. Entendieron que es necesario mantener las alícuotas diferenciales en contribuciones patronales definidas en el decreto 814/2001 para las actividades industriales de la región.

Entre otras propuestas, promovieron delinear un plan de desarrollo industrial económico a mediano plazo para la región, con el fin de equiparar el nivel de desarrollo que estas provincias necesitan, entendiendo para ello indispensable el trabajo en forma conjunta entre cámaras, gobiernos nacional y provinciales.

Participaron de la reunión y firmaron el documento Jorge Rocchia Ferro, de la Unión Industrial de Tucumán; Federico Gatti, de la Unión Industrial de Jujuy; Jesús Cabrera, de la Unión Industrial de Catamarca; Rodolfo Pugliese, de la Unión Industrial de La Rioja; Julio Usandivaras, de la Unión Industrial de Salta, y Llamil Abdala, de la Unión Industrial de Santiago del Estero.

En cuanto a la importancia de la actividad privada y de la industria, mencionaron que en 2014 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aseguró que las empresas privadas crean el mayor número de empleos y que las dos razones para superar la pobreza son encontrar un empleo remunerado y crear una empresa.

"Una sociedad que quiere crecer, se industrializa, tal como lo demostraron a lo largo de los últimos años las economías más prosperas del mundo. De hecho, entre las principales potencias actuales, no existe ningún país que no haya basado su pilar fundamental de crecimiento en el desarrollo del sector privado y sobre todo de su industria", apuntaron los industriales en el documento.

También subrayaron que a menor densidad empresaria y por ende, de industrias en nuestro país, mayor es el nivel de necesidades básicas insatisfechas en cada región/provincia. "Es llamativo observar que la brecha más grande existe justamente en las provincias del norte argentino, incluidas en el Plan Belgrano", enfatizaron.

Frente a esta evidencia, consideraron indispensable la necesidad de impulsar mecanismos para fortalecer las actividades industriales en el NOA, potenciando de esta manera el desarrollo económico y federalizando en cierta medida la actividad industrial.

"Un objetivo primordial, es el de lograr el mismo nivel de densidad empresaria y densidad industrial que en las regiones más desarrolladas de nuestro país". Señalaron que en la actualidad tenemos un 40% aproximadamente de brecha en densidad empresaria respecto a la región centro y un 24% respecto a la proporción de empleo industrial respecto a la misma región.

Entonces se necesita fomentar y potenciar el crecimiento de nuestra agroindustria y generar igualdad de condiciones para las industrias afectadas por la deslocalización. Para un inversor, desarrollar su proyecto en Jujuy o en Buenos Aires no debiera implicar diferencias significativas en costos de inversión/operación, apuntaron.
“Si bien podríamos suponer un costo en estas políticas, debiéramos recordar que los puestos de trabajo no generados en el interior en muchas ocasiones pasan a formar parte de un costo para el Estado Nacional (mediante subsidios) y en otras implican el traslado de gente al Conurbano bonaerense en busca de empleo, intensificando los problemas estructurales mismo”.

Decreto 814/2001

El documento de la UNI NOA señaló que “considerar una porción de las contribuciones patronales como crédito fiscal del Impuesto al Valor Agregado, variando su intensidad en distintas áreas y regiones con criterios básicos, era una de las pocas políticas federales efectivamente implementada en los últimos años como incentivo a la generación mantención de empleo privado genuino en las provincias de referencia. Los cambios propuestos en el proyecto de reforma tributaria del año 2017, con el fin de avanzar hacia un sistema tributario más equitativo, implementando un mínimo no imponible y uniformizando alícuotas, claramente terminan por neutralizar las mínimas compensaciones existentes hasta este momento, dejando en evidente desventaja respecto a la situación anterior a las industrias del NOA y a la actividad privada en general de la región”.

Las propuestas

Atendiendo la difícil situación que atraviesa el sector industrial del país, particularmente en el Noroeste argentino, los referentes solicitaron que se mantengan las alícuotas diferenciales en contribuciones patronales definidas en el decreto 814/2001 para las actividades industriales de la región. También promovieron un plan de desarrollo industrial económico a mediano plazo para la región, con el fin de equiparar el nivel de desarrollo que estas provincias necesitan, entendiendo para ello indispensable el trabajo en forma conjunta entre cámaras y gobiernos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...