Pasó una media semana extraña que dio un respiro a la actualidad nacional y provincial, y al mismo tiempo la vistió de la curiosidad de una Argentina asomada a las vidrieras del mundo donde presidentes, primeros ministros, jefes de bancos mundiales, miles de periodistas y un descomunal operativo de seguridad pusieron en escena una obra costosísima llena de expectativas, debates, reuniones multilaterales y bilaterales decisiones esperadas, bloopers y enredos de todo tipo, y finalmente conclusiones y firmas de convenios y un documento final positivo y diplomático, cuyos resultados quizá nunca lleguemos a conocer en detalle. La décima reunión del G20, ampliada, captó la atención del planeta y puso a la Argentina en las primeras planas universales en algo diferente a sus escándalos, su inflación, su recesión, y hasta dejó en segundo plano por unas horas la vergüenza mayúscula del caso River/Boca que hoy retomará fuerza. Fue, como se dijo, un respiro, que transcurrió en paz, con expresiones de repudio fuertes y civilizadas, y que le sirvió al Gobierno para mostrar su satisfacción y orgullo, a la oposición para mantenerse en un incómodo silencio crítico, a veces respetuoso, otras veces ácido, y a cierto opositor de pacotilla, cuyo nombre no vale la pena registrarse, para intentar dinamitar intelectualmente la cumbre diciendo con desprecio que los argentinos fuimos actores de reparto que les servimos el café a los dueños del mundo que se reunieron a mostrarse los dientes en una colosal pulseada. Los temas centrales fueron la disputa entre EEUU y China por la hegemonía del mundo, las disputas por las nuevas formas del comercio y del trabajo, y el cuidado del clima y el medio ambiente, que de no protegerse con seriedad y de forma urgente, nos llevará puestos a todos y hará que los otros temas queden sin importancia. Los periodistas capacitados y los especialistas abundarán en estos días en análisis y proyecciones. Desde Jujuy humildemente echamos una mirada quizás demasiado simplificada.

Emoción nacional

Lo que no se olvidará jamás fue "Argentum", el espectáculo maravilloso en el Teatro Colón donde se mostró en pocos minutos el esplendor de un país increíble, a través de sus bellezas naturales, su cultura y su potencial, donde en breves pero contundentes pasajes, Jujuy estuvo luciendo con alta presencia. La anécdota de la prensa "nacional" fue que Macri se emocionó hasta las lágrimas. A veces les cuesta reconocer a estos medios que millones de argentinos también se emocionaron frente a la TV, comprobando con dolor cómo a lo largo de la historia dilapidamos tanta riqueza y tantos dones, distraídos con los personalismos retrógrados y obnubilados con proyectos de cruel insignificancia. El espectáculo fue un agasajo a los visitantes pero mucho más que eso, fue una interpelación a la conciencia nacional.

Jujuy en el G20

El gobernador Gerardo Rubén Morales tenía guardada la sorpresa de su participación en la recepción oficial del presidente de la China, Xi Jinping. El notable gesto de la Presidencia de la Nación y la Cancillería, entregaron al GM -a quien acompañó su pareja, la doctora Tulia Snopek- la responsabilidad de dar la bienvenida al mandatario al pie de las escalerillas de su avión, y cerró un capítulo de los contactos que el mandatario jujeño inició cuando decidió encomendar al gigante asiático la financiación y la construcción del colosal parque solar de la Puna. Los dólares y el know how del Oriente ya están instalándose en Jujuy y es probable que se amplíe considerablemente el proyecto Cauchari y otros emprendimientos también chinos recalen en Jujuy. Así, se puede decir que el GM se convirtió en abanderado de esa relación y la distinción del protocolo del G20 confirmó la situación. En algún momento esta jugada podrá tener la necesidad de alguna reconsideración, en la medida en que el Gobierno nacional deba optar entre la amistad con Donald Trump y Xi Jinping, encrucijada que el presidente norteamericano dejó claramente planteada durante la reunión en Buenos Aires. Pero, por ahora, todas son mieles, y el protagonismo del GM fue importante para Jujuy y espléndida para él, toda vez que accedió a un privilegio que ningún otro gobernador de provincia alcanzó.

Nuevos plazos

En tanto, en el país, el dólar espera agazapado, y la profunda crisis económica y social harán sentir hoy mismo que la tregua terminó. Durante los días del G20, hubo sin embargo una voz que nos depositó en tierra con dureza y realismo. La señora Christine Lagarde tuvo tiempo para decirnos a los argentinos, apenas llegada al país, que "se vienen meses muy duros" pero advirtió con un optimismo macriniano, que "en el segundo trimestre del 2019, habrá un giro positivo". Algunos confiados en esa frase y muchos descreídos de la misma, esperamos sin embargo que esta vez no se trate de otra de las premoniciones como las del Gobierno nacional, que durante tres años, cada semestre fue pateando la pelota hacia adelante y cada vez corría el arco más allá, volviendo a ponerle plazo fijo a los fracasos de sus pitonisas y adivinos. El jefe de Gabinete Marcos Peña intentó sin embargo ser más prudente: "Hay que salir de la lógica del comentarista que muchas veces lleva a la frustración. Debemos evitar caer en pronósticos sobre cómo y cuándo vamos a salir del estancamiento económico". Y lo dijo ante empresarios de la red Managment de Idea.

Números y alarmas

Sin embargo, contradiciendo las apreciaciones optimistas, sobre el fin de la semana una encuesta de Gustavo Córdoba y asociados, consultora reconocida como una de las que se acercó mucho a los resultados del 2015, golpeó al oficialismo con una dosis de realismo trágico: Informó que un sondeo nacional asigna a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner un 38,2% de intención de voto y a Mauricio Macri, el 34,6%, mientras que los lugares tercero y cuarto muy lejos se los disputan Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey. Para reforzar su trabajo, la encuestadora anunció que la imagen negativa del Presidente de la Nación sube a 54,6% y la de la expresidente al 52%. En tanto que las imágenes positivas asignan el 46,9% a Cefk y 42,3% a MM. Mirando estos guarismos, es fácil deducir que, mal que mal, hay un triunfo del Gobierno en su afán por polarizar la elección que se viene. Es decir, Macri lo hizo,

con la ayuda de su mano derecha Marcos Peña y su asesor estrella Jaime Durán Barba. Pero como ya anticipamos desde otras columnas, fue tan fuerte el impulso para subirse a ese caballo, que se pasaron para el otro lado. La apuesta a que Christine Lagarde tenga razón, es la bala de plata que le queda al PRO. Por eso, muchas provincias, con lógica de supervivencia, quieren tomar distancia de la elección presidencial. Por ejemplo el poderoso distrito de Córdoba, (que hay que recordar, es el que consolidó el triunfo de Cambiemos en el 2015), ahora ya anunció elecciones provinciales para el 12 de mayo. El gobernador Juan Schiaretti modificará la ley electoral cordobesa como excepción para el año 2019, y ya recibió los esperados cachetazos del elenco Cambiemos a través de los fuertes puños de Mario Negri, Ramón Mestre, Luis Juez y Héctor Baldassi.

Fechas pendientes

En Jujuy se afirma también el concepto del adelantamiento, aunque será mucho más simple. Solamente se debe fijar fecha y ya. Y así se hará en febrero, coincidiendo con la decisión que están madurando en igual sentido María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Alfredo Cornejo (Mendoza). No hay sistema de Paso en Jujuy, y los partidos que quieran hacer internas, sencillamente deberán fijar día y convocarlas, como está planeando el peronismo para considerarlo en su próximo congreso provincial de este mes, mientras los principales caciques "orejean" el acto que está organizando "Alternativa Federal" para el 19 en Costa Salguero. Y los frentes que concurran a comicios, tampoco deberían tener dificultades en encontrar la modalidad de integrarse a través de los cargos electivos.

Finales judiciales

En la realidad doméstica, no ha cambiado mucho. Tal vez esta semana traiga novedades importantes, al menos en el ámbito de la Justicia. Todo indica que en la causa denominada "Pibes Villeros", hoy podrían declarar la señora Milagro Amalia Ángela Sala de Noro, y también Mirta Guerrero con lo que se aceleraría notablemente el último tramo de las actuaciones. Simultáneamente entra en la etapa de alegatos finales la causa llamada de la "balacera de Azopardo" con lo que después de tres años comenzarían a cerrarse los juicios. Dos malas noticias para la dirigente social. Una fue el rechazo de la Suprema Corte de Justicia al recurso presentado en contra de la sentencia por amenazas coactivas y daño agravado por el episodio de Ciencias Económicas en contra del entonces senador Gerardo Morales y otros. La otra la advertencia de la presidenta del Tribunal Alejandra Tolaba, fue que si el marido de la señora Sala, Pedro Raúl Noro, persiste en inasistencias invocando razones de salud que los médicos del Poder Judicial no reconocen, revocaría el cese de detención con que fue beneficiado y podría volver a prisión. El matrimonio culpa a los avatares del juicio del agravamiento de su salud, pero el tribunal parece dispuesto a no tolerar más dilaciones en la causa. De ocurrir otra sentencia desfavorable, las condenas de prisión se convertirían automáticamente en cumplimiento efectivo. Otros exfuncionarios provinciales involucrados podrían verse afectados con este juicio que ventila supuestos hechos de corrupción denunciados luego del cambio de Gobierno en el año 2016.

Final legislativo

La Legislatura de la Provincia cerró su año parlamentario ordinario con una sesión que no varió en absoluto el estilo en todas las pocas que se realizaron en este año. Proyectos del Ejecutivo que ingresan y pasan como por un tubo hasta su aprobación a pesar de las quejas de la oposición peronista y los pataleos de la izquierda. Y no es que el trabajo parlamentario haya sido estéril, sino todo lo contrario, pero es para destacar que en el Poder Legislativo de Jujuy, desde hace muchos años, todos los temas los resuelve la mayoría oficialista a gusto y paladar, tanto en el recinto como en las comisiones, mientras la intervención opositora prácticamente se limita a justificar su presencia "bajo protesta". Hubo decisiones trascendentes, cruces fuertes, otros desopilantes y algunos para el olvido, pero gusten o no, es lo que ofrecen las reglas de juego de la democracia, y que sólo se superarán con más democracia. Ahora resta esperar el Presupuesto 2019 que ingresará esta semana y su posterior aprobación también automática antes de la Navidad, y quizás alguna sorpresa que los diputados quisieran esquivar para el próximo año. Claro, el 2019 será un año electoral y en esos casos, la actividad parlamentaria, generalmente hiberna por razones obvias.

Feliz diciembre

Suenan campanitas en el aire. A pesar de la crisis y las angustias, diciembre está entre nosotros y los jujeños lo sentimos, con esa sabiduría innata que nos recuerda los redobles de los tambores y las danzas de las cintas en los pesebres de la ciudad, los chicos adoradores de uniforme prolijo y alitas en las espaldas, llevando a su Niñito Dios por las calles, el aroma frutal a pan dulce y sidra bien fría. Y las mesas, opulentas o humildes, pero rodeadas por las familias, presididas por las abuelas y sus manos hacendosas. Y los ojos atentos a los relojes para esperar el día de la Navidad o el primer segundo del año nuevo. En Jujuy, todo diciembre es Navidad. Y ojalá que eso no cambie jamás.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...