Histórica cumbre del G20, por primera vez en Argentina

Juliana Juárez- Uno de los eventos más importantes del año fue la realización de la Cumbre del G20 en la Ciudad de Buenos Aires. Los líderes mundiales llegaron al país para participar del evento más importante en materia económica y de cooperación entre las naciones.

La cumbre fue una extraordinaria oportunidad para la Argentina de profundizar sus vínculos con los países más desarrollados del mundo. La apertura del diálogo permitió al Gobierno conseguir importantes inversiones.

Hubo una gran cantidad de reuniones bilaterales, algunas de gran importancia mundial, como la que mantuvieron el presidente Xi Jinping (China) y Donald Trump ( Estados Unidos), países que se encuentran en medio de una guerra comercial. La cumbre además finalizó con un documento de consenso, en el cual se favorece la profundización del comercio como motor del crecimiento mundial; se ratifica el apoyo a las acciones en pos de la sustentabilidad climática del Acuerdo de París (con el disenso parcial de los Estados Unidos); se manifiesta la preocupación por los movimientos de refugiados; se reafirma la lucha contra el terrorismo; y se hace un llamado, ante los efectos de la revolución tecnológica, a un empleo "inclusivo, justo y sostenible".

Millonarias inversiones

El Gobierno consiguió captar la atención de varios países y logró importantes acuerdos en materia de inversión.

El presidente Macri y su par Xi Jinping acordaron avanzar en temas como energías y obras viales. En ese marco, el embajador argentino en ese país, Diego Guelar, aseguró que la suma de las inversiones puede representar más de US$ 5.000 millones.

Los ministros de ambos países firmaron una treintena de acuerdos de cooperación que van desde lo comercial, pasando por infraestructura, cultura y deporte. Algunos de ellos, tal es el caso del ingreso de cerezas y equinos al país asiático, comenzaron a negociarse en 2012.

En paralelo, el Banco Central (Bcra) y el Banco de la República Popular de China (PBC) firmaron un acuerdo suplementario de swap de monedas por 60 mil millones de yuanes (el equivalente a más de US$ 8.600 millones). Estos fondos se destinarán a las reservas de las arcas nacionales, al igual que otros US$ 11.000 millones que ya le había transferido China a comienzos del 2016.

El grueso de los posibles arribos de dinero, que en Casa Rosada bien saben están sujetos al escenario económico local y a las elecciones del próximo año, se completa con las cartas de intención que el Estado argentino firmó con la Overseas Private Investment Corporation (Opic), una agencia de inversión de los Estados Unidos. Por este medio se prevé que se movilicen más de US$ 3.000 millones.

Respecto a este último punto, algunas de las cartas de intención entre el Gobierno y Opic contemplan respaldo financiero para ciertos tramos de corredores viales de PPP. Pero también hay proyectos para financiar Ullum I, II y III de energía solar de la empresa Genneia SA, y obras en Vaca Muerta.

También se firmó un acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y el Banco de Desarrollo de China para la creación de un fondo por un monto estimado de hasta 1.000 millones de dólares para financiar "capital de trabajo".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Anuario 2018

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...