Luego de un año entero se encontró al ARA "San Juan"

El 15 de noviembre de 2017 el país entero se conmovió con la desaparición del submarino ARA "San Juan" y con él, 44 tripulantes a bordo, submarinistas de distintas provincias, cada uno de ellos con sus historias, con sus sueños y anhelos. Mucho se habló, mucho se dijo durante un año, hasta que finalmente el 16 de noviembre último, la compañía norteamericana Ocean Infinity encontró la nave argentina hundida a 907 metros de profundidad en aguas internacionales.

 

La implosión en un submarino se produce cuando la nave se sumerge más profundo de lo que está preparada.

La desaparición del ARA "San Juan" nos "tocó" de cerca a los jujeños y es que había nueve comprovincianos en la tripulación que dejaron nuestra provincia por vocación hace varios años cuando decidieron servir a la Patria.

Muchos habían decidido sumarse a la Armada para poder ayudar a sus familias y "dar el ejemplo" a sus hermanos de las ganas de superarse.

Los submarinistas jujeños eran el teniente de Fragata Jorge Luis Mealla, el suboficial primero Víctor Hugo Coronel, el suboficial segundo Hugo Arnaldo Herrera, el cabo principal Mario Armando Toconás, el cabo principal Franco Javier Espinoza, el cabo principal Hugo Dante César Aramayo, el cabo primero Daniel Alejandro Polo, el cabo primero Leandro Fabián Cisneros y el cabo principal Aníbal Tolaba.

Cuando se cumplió el primer aniversario de la desaparición pudimos conversar con sus familias, quienes necesitaban una respuesta: que encuentren la nave; pero jamás imaginaron que el hallazgo se daría un día después de la conmemoración.

En Jujuy se están realizando diferentes homenajes al submarino y en especial a los jujeños que se encontraban en la nave. Por ejemplo, la Unju realizó un acto donde se descubrió una placa con el nombre de los submarinistas jujeños y se empotró en el ingreso al rectorado.

Luego del hallazgo nuevamente dialogamos con familiares, las familias insisten en que el submarino no estaba en condiciones de salir a navegar y quieren que se descubra la verdad de lo que sucedió. Además, a la mayoría le llama la atención que justamente cuando se cumplió un año de la desaparición la empresa Ocean Infinity haya encontrado el submarino, sobre todo porque se trataba de un área en que los familiares pedían que se busque.

Con respecto a la posibilidad de reflotar el submarino que sufrió una implosión y se encuentra a 907 metros de profundidad, los familiares tienen distintas posturas. Por un lado Inés Mendiola, tía de Fabián Cisneros, comentó que la madre de Fabián (que se encuentra hace un año en Mar del Plata) sí quiere que se reflote la nave siempre y cuando esa posibilidad exista. La hermana de Aníbal Tolaba, Antonia Díaz, expresó que su familia también quiere que el submarino sea reflotado pero a la vez tienen dudas si es que se puede lograr. Pero necesitan una respuesta sobre lo sucedido para empezar a transitar el duelo.

Zulma Burgos es la madre de Jorge Mealla y comentó que su esposo quiere que se saque el submarino del lugar, pero ella no; porque no saben qué es lo que pueden llegar a entregarle y no va a soportar tanto dolor. Y la familia de Franco Espinoza no quiere que lo refloten porque afirman que los tripulantes merecen respeto y cabe la posibilidad de que se rompa por la presión.

Una larga y muy dolorosa espera

VOCERO DE LA ARMADA/ ENRIQUE BALBI INFORMA DÓNDE Y CÓMO FUE EL HALLAZGO.

El submarino ARA “San Juan” partió desde la base naval de Mar del Plata, se dirigió a Ushuaia donde realizó ejercicios militares en aguas continentales, luego de estar unos días en el “fin del mundo” nuevamente los 44 marinos embarcaron para volver hacia la costa argentina en donde realizaron ejercicios militares. Precisamente a 500 millas del golfo de San Jorge el submarino perdió contacto con la base naval de Mar de Plata el 15 de noviembre de 2017.

Empezaron las conjeturas sobre qué fue lo que sucedió para que la nave perdiera comunicación. En un primer momento se dijo que era probable que haya ingresado agua por el snorkel y que haya afectado al juego de baterías. Con el pasar de los días esa hipótesis fue tomando  fuerza, aunque desde la Armada no querían afirmarlo. Otra de las hipótesis fue que el submarino hubiera sido atacado por otra nave, lo que fue desmentido.

Mientras tanto los familiares de todos los tripulantes, rogaban e imploraban a la Armada, al ministro de Seguridad Aguad y al presidente Mauricio Macri que encuentren a sus hijos, hermanos y esposos.

El Presidente pidió ayuda a todos los países del mundo para que colaboren en la búsqueda. Equipamiento de más de 19 países se desplegaron desde el  puerto de Chubut hasta el golfo de San Jorge. Micrófonos especiales ubicados bajo el agua en el Atlántico Sur fueron los que detectaron el sonido de una explosión, en la zona donde se desplazaba el submarino. Horas después, algunas versiones indicaron que podrían ser signo de una implosión. 

Luego de los 90 días de la desaparición, familiares de los tripulantes iniciaron un acampe  en Plaza de Mayo. Muchos de los familiares continuaron concurriendo  diariamente hasta la base naval de Mar del Plata en busca de respuestas.

Muchos de los barcos se fueron retirando y volviendo a sus lugares de origen, debido a que no lograban hallar a la nave. La empresa norteamericana Ocean Infinity se ofreció a buscar y encontrar al ARA “San Juan”. Lo encontró en el último
día de búsqueda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Anuario 2018

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...