En Jujuy la suba de luz y gas sería menor a lo anunciado

A tan solo un día de que finalice el año, el Gobierno Nacional anunció que para el 2019 la tarifa de luz aumentará un 55% en cuatro tramos, mientras que la de gas crecerá un 35% hasta abril. En el caso de Jujuy, en declaraciones a un medio televisivo local, el presidente de la Superintendencia de Servicios Públicos y otras concesiones (Susepu), Héctor Simone, indicó que todavía se están haciendo los cálculos finales y se estima que la tarifa de luz podría sufrir una suba de hasta un 30%.

Desde la Asociación Protección de Consumidores del Mercado Común del Sur (Proconsumer), su titular Claudia González, sostuvo que en la provincia el aumento en la tarifa será mucho menor al anunciado a nivel nacional. Remarcó que estos aumentos ya estaban anunciados y que no solo se deben a la quita de subsidios que se fijó en la recientemente aprobada Ley de Presupuesto 2019, con una merma importante de 1.600.000 millones de dólares en subsidios de Nación para el servicio de energía eléctrica, sino que además influyen otros componentes tarifarios y previsiones. "En Ejesa tenemos ajustes trimestrales por lo tanto ese anuncio de aumentos escalonados hasta julio del 2019 que llegarían a 55% de luz no es exacto, para Jujuy va a ser un menor porcentaje", detalló.

El aumento de la tarifa en Jujuy, explicó González, será producto de la autorización de una resolución de la Susepu en el que influye el valor de la energía en el Mercado Energético Mayorista (MEN) y en cuanto al Valor Agregado de Distribución (VAD) es responsabilidad directa y exclusiva del ente de contralor provincial. "El aumento lo tiene que trasladar Ejesa a la tarifa, por el VAD, que es la tercera parte de la tarifa, eso depende de las autorizaciones que se hacen cada tres meses" remarcó.

En lo que respecta al gas, el Gobierno anunció un aumento del 35% a lo que González refirió que, para saber el incremento a partir del primero de abril se deberá hacer una audiencia pública en el mes de marzo "en donde los productores van a pedir y las asociaciones de usuarios de consumidores también van a manifestar qué es lo que quieren y si pueden o no pagar, y se va a resolver en definitiva, a partir del ente de contralor" acotó.

Buscan conservar tarifa social

Por otro lado, se sabe que a partir del año que entra el Gobierno no será el responsable de los fondos de la tarifa social, beneficio que en la provincia alcanza a alrededor de 70 mil familias. En este sentido, desde la Susepu, anunciaron que trabajarán con el Gobierno para que la tarifa social siga vigente.

González resaltó que los beneficiarios de tarifa social son familias que reúnen las condiciones de vulnerabilidad para acceder al beneficio, pero aun así puede que no gocen de ella todos los meses, "porque como el tope de consumo es muy bajo, es muy fácil superarlo y una vez que se supera, así sea por un kwh se paga la tarifa que corresponde".

 

Usuarios podrían sobreendeudarse

Desde la Asociación Civil Usuarios y Consumidores Unidos (UCU) que trabaja en la defensa y protección de los derechos del consumidor, señalaron que el aumento de las tarifas podría llevar a un sobreendeudamiento de los consumidores.

UCU Jujuy atiende en calle Senador Pérez 154 y brinda atención de lunes a viernes, de 9 a 13 y de 17 a 20.

La referente de la delegación UCU, Patricia Tabera, sostuvo que esta situación es como una tendencia que se está produciendo en el mundo y en Argentina durante los últimos años se vio marcada por el aumento de tarifas, modalidades abusivas de los prestamistas y financieras, “es decir todo un mecanismo que hace que el consumidor tenga un cumulo de deudas y se termine quebrando financieramente”,precisó.

Destacó que son muchas las personas que asisten a la oficina de la ong con su factura consultando si existe un aumento desmedido. “En una economía de libre mercado como en Argentina, el precio de las cosas no tiene una regulación o un techo, ese es el país en el que vivimos y no tiene que ver con este Gobierno o color político de turno, sino con la conformación de país que tenemos”.

Por último solicitó que el Estado respete los procedimientos constitucionales para hacer los aumentos de tarifa. “Cuando viene la gente chequeamos que esté en la categoría correcta, si le corresponde tarifa social y que estén bien medidos los consumos”, dijo.

 

Las opiniones

Néstor Gómez

DOCENTE

Cualquier aumento es malo a pesar de que muchas veces es justificado, pero nos afecta a todos. Tenemos que aguantar y salir adelante.

El aumento afecta más al que depende de un sueldo fijo. Hay que hacer un tipo de adaptación y ahorrar energía.

 

Marcela Moreno

EMPLEADA

No me parece una buena medida porque los sueldos siguen iguales.

Este incremento afecta también a todos los empleados públicos, los sueldos no se equiparan con los aumentos tarifarios y uno debe ahorrar hasta dónde pueda.

 

Oscar Morales

INMOBILIARIO

Después de todos los ajustes que se vienen dando no me parecería raro que el año que entra hayan más.

Por mi parte creo que es entendible el aumento por la misma razón de que todo sube. Pero también es esencial que los salarios se incrementen.

 

Alejandro Figueroa

EMPLEADO

El nuevo anuncio sobre la suba de luz y el gas me parece una barbaridad y más por cómo estamos ahora.

Es imposible porque la plata no alcanza. Desde que empezaron a darse los aumentos influyó en precios de la comida, ropa y otras cosas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...