Revelaron origen de los restos humanos hallados

Luego del misterioso hallazgo de huesos humanos en la Playa Colombo, en la Península Valdés, el Gobierno de Chubut aclaró que las osamentas encontradas en ese balneario ubicado al norte de Puerto Pirámides son restos de personas de pueblos originarios y tienen unos 3.000 años.

“Hicimos las averiguaciones y nos dijeron que eran elementos ya conocidos y tabulados por los científicos”, dijo un funcionario.

Además, el director de Conservación de Áreas Protegidas de Chubut Néstor García contó que esas piezas ya fueron analizadas por el Centro Nacional Patagónico (Cenpat) y se determinó que tienen una antigedad de 3.000 años. García informó que "esos restos fueron encontrados hace 11 años y llevados al grupo de antropología del Cenpat que determinó su antigedad".

Los huesos habrían salido de un cementerio de la etnia Tehuelche que vivió en esa zona y volvieron a la luz este fin de semana cuando dos jóvenes que paseaban en cuatriciclos por el lugar los descubrieron, avisaron a la policía y luego publicaron en las redes sociales las fotos de los restos.

Para García, a pesar de la aparente buena intención que tuvieron los jóvenes cuando avisaron a la policía del descubrimiento, el funcionario aseguró que estos jóvenes incurrieron en una infracción porque "se adentraron en un área protegida donde no pueden estar transitando porque hay restos arqueológicos y posiblemente paleontológicos que hay que preservar".

En ese sentido, el director de Conservación de Áreas Protegidas de Chubut adelantó que "se harán las actuaciones" correspondientes, y en diálogo con la agencia Télam aseguró que "se trata de un predio que está al resguardo de la fundación Vida Silvestre, pero en principio es un enterratorio que ya se había mensurado". En la misma línea se expresó la organización Vida Silvestre a través de Twitter, y aseguró que "el Plan de Manejo vigente de la Península Valdés prohibe explícitamente la circulación con cualquier vehículo a motor en playas y en áreas agrestes, por el impacto que esta actividad genera en los valores naturales y culturales del área". "El acceso de visitantes a las áreas donde se encuentran los yacimientos está totalmente prohibido, pues la presencia humana constituye tal vez el mayor riesgo para su conservación", agregó la organización.

A su vez, el Cenpat explicó que los huesos fueron encontrados hace más de diez años, y en ese momento se analizaron y fueron devueltos al mismo lugar para respetar el deseo de los antiguos pobladores. El organismo además aclaró que es probable que la erosión del viento dejara los huesos al descubierto en la zona de dunas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...