Por las inundaciones, advierten sobre "posibles epidemias"

Aunque en los últimos dos días se registraron escasas lluvias, el noreste de Salta continúa afectado por la crecida del río Pilcomayo y alrededor de 12 mil personas permanecen evacuadas, algunas en territorio paraguayo, al tiempo que las autoridades ya advirtieron que "es muy posible el surgimiento de epidemias".

Los desbordes ya afectaron a las comunidades indígenas de La Curvita, El Cruce de Santa María, Padre Coll y Pozo La Yegua.

"En Tartagal y Santa Victoria Este no llovió ayer (sábado), lo que es muy importante. Al igual que en la cuenca alta del río Pilcomayo, en Bolivia, lo que permite notar un comportamiento menos violento de lo que se esperaba", sostuvo el titular de Defensa Civil del distrito salteño de Tartagal, Rolando Álvarez.

En diálogo con TN, el funcionario norteño remarcó que "en general, existe un anegamiento completo de los caminos vecinales y todo lo que es de tierra, está intransitable" y precisó que "hay gente aislada" en distintos parajes.

"El Desemboque, El Traslado, La Esperanza, El Aybal, La Puntana están completamente aisladas desde el punto de vista terrestre. Resultan inaccesibles. Están esperando apoyo por vía aérea", indicó Álvarez.

El titular de Defensa Civil de Tartagal señaló que "el número de evacuados está entre 10 y 12 mil, aproximadamente" y destacó que las evacuaciones se hicieron "de forma tranquila".

En ese sentido, informó que en el poblado paraguayo de Pozo Hondo "debe haber unas 1.500 personas (de ciudadanía argentina) refugiadas"."Como la costa es más alta, el Gobierno paraguayo permitió recibir a una cantidad de argentinos", manifestó.

Asimismo, Álvarez advirtió que una vez que las aguas del río Pilcomayo bajen "es muy posible el surgimiento de epidemias", ante lo cual llamó a la solidaridad y destacó que se necesitan "colchones, frazadas, víveres secos, agua mineral, elementos de aseo personal, lavandina, detergente, desinfectante, fenelina".

Álvarez aseguró que "el sistema sanitario de la provincia funciona muy bien aun en las zonas donde el agua está llegando; los puestos sanitarios, los hospitales locales y los centros de salud están trabajando a pleno", dijo.

Santa Victoria Este

El funcionario dijo que Santa Victoria Este es una de las poblaciones más pobres del país. "De los más pobres entre los pobres lamentablemente, en este caso la mayoría de las familias son precarias; es una población mayoritariamente aborigen y de criollos", precisó, e indicó que el control sanitario en la región es "bueno".

No obstante, expresó que la situación en Santa Victoria "es extremadamente triste, no solo porque la gente abandona lo poco que tiene y cuando regrese no sabe si va a quedar algo, sino porque la recuperación una vez pasada la emergencia y cuando la gente se olvide, va a ser extremadamente penosa", porque pierden la siembra y sus animales.

"Las inundaciones en la zona son recurrentes porque el río Pilcomayo es realmente poderoso y debe ser el que más sedimento traslada en el país", agregó y detalló que "la última inundación parecida se dio hace 10 años; estamos hablando de lluvias de carácter excepcional".

En este sentido, reclamó que "las autoridades nacionales y provinciales encaren un proceso de modernización y progreso de nuestras comunidades porque viven en condiciones verdaderamente inhumanas".

Por su parte, en Formosa se espera una crecida histórica del Pilcomayo, cuyo pico llegaría a la provincia en las próximas horas, y se estima que afectará una zona donde viven más de 14 mil personas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...