Demanda en comedores tuvo un fuerte aumento

La creciente inflación y la cruda realidad económica del país, han ido generando severas consecuencias en la sociedad en general y en Jujuy esa es una realidad que va creciendo de manera considerable desde hace ya un tiempo y que pese a las políticas implementadas, nada parecer ser suficiente o contundente para frenar esta problemática.

Tal como manifestaron referentes de comedores comunitarios de la provincia, la demanda por "un plato de comida" es cada vez más fuerte. En algunos casos en el último semestre los merenderos aumentaron casi un 50 % en su atención a niños y adolescentes, y peor aún, se sumaron casos de grupos familiares que deben recurrir a alguna de estas organizaciones sociales para poder subsistir.

"El contexto económico que hay es lo más grave, el grueso de la barriada tiene trabajos informales y con este enfriamiento económico, con la falta de trabajo no hay básicamente changas. Y lo que pueden llegar a recibir de alguna ayuda social, se lo come la inflación, los tarifazos y los diferentes aumentos, entonces ahí es que ven la necesidad de recurrir a otros lugares para alimentarse", sostuvo José Chocobar, coordinador provincial del Movimiento "Barrios de Pie", un grupo conformado por 130 voluntarios que surgió con el fin de brindar clases de apoyo en los barrios periféricos de la ciudad capital, aunque con el tiempo se fue transformando en merenderos "ante la necesidad que se veía en los barrios".

Según expresó Chocobar hasta el último semestre del año pasado, asistían a 200 niños a quienes les brindaban la merienda. Sin embargo desde ese período la demanda fue aumentando y actualmente "estamos superando los 350 chicos en los diferentes merenderos que tenemos en Alto Comedero, El Ceibal, Sargento Cabral, Libertador, Monterrico y Palpalá", mencionó el referente de "Barrios de Pie" y remarcó que la situación más crítica se registra en el barrio Alto Comedero donde "tenemos incluso familias completas".

"Lo que pudimos ver en el último tiempo es que empezaron a asistir abuelos, padres, grupos familiares completos. Eso es algo que no se veía antes pero ahora es más fuerte y que en muchos casos, es el único alimento que reciben en el día", alertó.

Por su parte, Juan Carlos Vargas de la Red de Comedores coincidió al declarar que el contexto se repite y que a pesar del esfuerzo por brindar contención a los que más lo necesitan, "muchas veces no damos abasto porque la demanda nos supera".

"En nuestro caso tenemos 150 niños. La demanda aumentó en el último tiempo pero lamentablemente no podemos incorporar gente porque no contamos con los recursos", argumentó Vargas quien además dirige el comedor "San Pantaleón" de las 820 Viviendas.

Dicha zona barrial, según comentó, cuenta con familias en condiciones muy críticas que en algunos casos la mayoría no alcanza a cubrir las necesidades básicas, "incluso tenemos chicos que no tienen zapatos o zapatillas para ir a la escuela o el guardapolvo, útiles o abrigos".

Finalmente, Delia Vargas referente del "Merendero a Pulmón" del asentamiento 16 de Mayo de Islas Malvinas contó que la iniciativa surgió el 20 de marzo del 2017 con la asistencia a 70 niños. A menos de un año de su creación, casi triplican la demanda. "Somos un grupo de madres que nos juntamos, impulsadas por la realidad que veíamos en el barrio. Empezamos con 70 niños y ahora tenemos 193 inscriptos", detalló.

"La crisis económica nos golpea muy de cerca. Somos un asentamiento que estamos tratando de regularizar la situación pero por la situación económica se vuelve cada vez más difícil y eso repercute también en la demanda porque acá hay familias que no tienen para comer ni mandar a los chicos a la escuela", enfatizó Vargas, a la vez que finalizó diciendo que actualmente no sólo contienen a niños sino también a adultos "porque cada vez son más las madres que van a buscar la merienda para toda la familia".

Piden una Ley de Emergencia Alimentaria Nacional

Un relevamiento de “Barrios de Pie” muestra que de los 50 mil niños que asisten, el 40 % “tiene bajo peso”.

Ante este panorama, desde el Movimiento “Barrios de Pie” vienen impulsando una campaña a nivel país para lograr que se declare la Ley de Emergencia Alimentaria, a partir de la cual se pueda conocer con aproximación la problemática y se consensue una solución al respecto.

“Consideramos que la emergencia alimentaria es un tema prioritario en un contexto de aumento de desocupación y de aumento de precios como el que vivimos”, ponderó José Chocobar quien aseguró que de acuerdo a las mediciones de peso y talla que realizan en los doce merenderos con los que cuenta la organización en toda la provincia, “podemos decir que hay un alto porcentaje de diagnósticos de mal nutrición en los chicos”.

“Cada vez recibimos más chicos con muy bajo peso debido a la baja calidad de alimentación que reciben en sus casas”, enfatizó el coordinador provincial del movimiento y explicó que el proyecto legislativo busca crear un Consejo Nacional de la Emergencia Alimentaria, integrado por tres representantes del Gobierno nacional y tres de los movimientos sociales que se dediquen a la contención de las personas en situación de vulnerabilidad.

La idea, agregó, es que dicho organismo pueda elaborar el primer censo real de la condición nutricional de niños, niñas y jóvenes de 0 a 14 años de edad en riesgo, de manera que se pueda garantizar sus requisitos nutricionales. “Queremos que se conozcan los números exactos de las personas que están en canal de desnutrición y de acuerdo a eso, podamos hacer un seguimiento, un trabajo serio que dure en el tiempo y que podamos resolver el problema que existe hoy en Argentina”, subrayó el dirigente local.

La iniciativa, según manifestó el referente jujeño, fue presentada al Congreso de la Nación en mayo del año pasado, pero hasta la fecha no tuvo un seguimiento favorable. “Nosotros venimos intentando abrir los canales de diálogo desde mediados del año pasado y lo único que tuvimos fue el silencio del Gobierno, entendemos que es porque no quiere reconocer la situación, la pata floja que tiene este Gobierno que es la pobreza”, apuntó, al tiempo que llamó a las autoridades locales a hacerse eco del reclamo ya que aseguró que el problema de la alimentación “es uno de los principales problemas que tiene la sociedad”.

“Sabemos que esto es algo que no vamos a hacer de la noche a la mañana pero la indiferencia hace que nunca se resuelva. No reconocer un problema tan sentido como éste, lo único que está haciendo es alejar la solución porque está negando algo que existe y se ve”, finalizó Chocobar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...