Pintura que propone  adaptarse sin perder identidad

Marcos Jurado se encuentra exponiendo sus cuadros en las paredes del tradicional café de la esquina céntrica de Belgrano y Balcarce. La exposición que lleva el nombre de "Camaleones en vivo", ya estuvo expuesta en un hostel, y como otras obras del autor, engalanan los muros de espacios más informales, como los de Casa Tomada Multiespacio, en Estudio A, y en el restaurante de Club Gimnasia y Tiro.

Esta serie de trabajos nace a partir de un evento que se realizó el año pasado en un espacio cultural, que se llamó "Zapada camaleón", donde se encontraban varios músicos del rock en un escenario abierto. Los participantes entraban en la escena e improvisaban, y cuando Marcos Jurado se enteró le ofreció al dueño del lugar pintar en vivo.

Es que él ya venía pintando camaleones -tenía una serie que integró una muestra individual-, y le pareció que podía ser una buena experiencia.

Estos encuentros musicales, cerraron un ciclo de varias presentaciones con diferentes bandas. "Cada pintura surgía de haber estado con un grupo en vivo, de jazz, de rock, funk, etc. Los pintaba y los colgaba", relata.

"Todo lo que me sucede durante el concierto, influye en mi pintura", comenta.

Y, en conversación con nuestro matutino, cuenta que el tema de los camaleones le surge a partir de la inquietud de ver que "personas que parecen muy conocidas para uno, pueden sorprenderte con alguna reacción en una situación particular, que vos no esperas. Entonces empiezo a hacer estos camaleones relacionando la conducta de las personas con la conducta de este animal, que cambia de color según la ocasión, como mecanismo de defensa y de ataque. Parece que las personas adoptamos la misma conducta, para adaptarnos a distintas situaciones, personas, etc. Finalmente es como que no somos nosotros mismos, sino lo que los demás quieren que seamos. La idea del camaleón es mostrar cómo uno puede no perder la identidad y a la vez adaptarse".

Tiene en su camino dos muestras individuales auspiciadas por la Secretaría de Cultura de la Provincia, que fueron "Camaleones" que se hizo en Macedonio Graz, y "Seres de Luz" en el Centro de Artes Joven Andino (Caja).

El artista jujeño cursó sus estudios en la Escuela Provincial de Arte "Medardo Pantoja" y en el Profesorado de Artes Visuales "Raúl Scalabrini Ortiz". En el Populorum Progressio hizo luego la carrera de profesor en Educación Especial, por lo que por muchos años trabajó con pacientes de Appace (Asociación de Protección al Paralítico Cerebral), con pacientes terminales, en el Taller Artístico Terapéutico "El Grito" de esta institución.

"Mientras trabajaba en Appace nunca expuse. Cuando mis pacientes fallecieron, entendí que me habían dejado el mensaje de que tenía que pintar y exponer, yo les había enseñado a ellos a pintar con todas sus contras, y yo que tenía todo para hacerlo no creaba".

En sus obras siempre se encuentran espejos y ojos, en el afán de provocar el diálogo entre la mirada propia y la del otro.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...