El bar de Salta que vende tragos con nombres machistas redobla la apuesta


Luego de la polémica que se generó por el bar salteño que ofrece tragos denominados como "baja tanga" y "abre patas", en el local trataron de arreglar el problema agregando opciones que supuestamente son irónicas con los hombres, como "tu panza no es sexy".

El negocio, que se llama "La Roncha de la Lora", quedó en medio de la polémica la semana pasada por su carta de tono sexista y vulgar luego de que una clienta planteara en las redes que los nombres de las bebidas son agresivos hacia las mujeres y confesara que se sintió incómoda en el lugar.

Carlos Jiménez, encargado del local, pidió disculpas "si alguien se ofendió", y aseguró que analizarían un cambio de estrategia publicitaria. Ayer anunció que desde hoy habrá también "una carta rosa" orientada a las mujeres.

En lugar de crear una carta que no ofenda a nadie, se agregó una lista con nombres de bebidas que creen que les tendrían que agradar a las mujeres, como "Tu panza no es sexy", "chateando sos mejor", "domingo a misa", "basta de asado" o "todos son iguales".

"Largamos una nueva carta, además sale en color rosado y va a ser entregado a las mujeres. Otro detalle es que el logo del bar, que es una lora, tiene un globo de diálogo que dice: "ahora nos toca a nosotras", expresó Jiménez.

"Por las críticas que recibimos y porque dijeron que éramos un bar machista decidimos dar esta nueva opción. Si con la carta que teníamos le sacábamos una sonrisa al varón, ahora queremos sacarle una a la reina. La forma de atención va a ser un chascarrillo, ya que las mozas llevarán las dos cartas y van a decir una para el caballero y otra para la dama", explicó el encargado del bar.

Carlos Jiménez aclaró que la carta anterior quedará igual, pero "solo va a ser entregada a los hombres".

"Fue algo gracioso, algo atípico. Nos caracterizamos por la buena onda y por hacer algo diferente, buscamos robar una sonrisa al cliente. La carta nació con la idea de hacer uno o dos tragos y ponerle nombres bizarros", resaltó el encargado. Y agregó: "Son formas de reírnos con el cliente, pero al ver que se armó este revuelo y que dijeron que heríamos la sensibilidad de la mujer, tomamos esta decisión".

Jiménez remarcó que la semana pasada fue la primera vez que una clienta se sintió ofendida por los nombres en la carta. "La mayoría de las mujeres que vienen se sacaban fotos con nuestra carta. No hay malas palabras y la cumbia tiene frases más fuertes", argumentó.

Tras las críticas, Carlos Jiménez aseguró que otros bares lucran con la imagen de las mujeres. "Les ponen una pollera corta, ropa muy ajustada y nosotros no", trató de justificar. "Tenemos dos mozas hermosas, las cuidamos todo el tiempo, son parte nuestra y, como nosotros decimos, son nuestra familia", dijo.

El encargado expresó que la concurrencia al bar no aumentó ni disminuyó tras la repercusión nacional de la polémica. "En las redes sociales recibí muchísimo apoyo de porteños. El salteño, como que no le dio bola, para mí", finalizó el encargado del bar.

 

FUENTE: EL TRIBUNO DE SALTA

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...