Rusia en la mira

 

 Nuestro lector sabrá gracias a las informaciones de El Tribuno, el diario más representativo del norte argentino, que el domingo se celebran las elecciones en Rusia. Controvertidas las mismas por la re-reelección de Vladimir Putin, que ha sacado a relucir de la oscuridad histórica el pasado grandioso de Rusia, la época cuando era una gran potencia, la contraparte de los “Aliados“ después de la Guerra Mundial. Un pasado glorioso que dividió al mundo en dos y que elevó a Rusia a la categoría de gran potencia. Pero después de la Caída del Muro de Berlín, que dividía esta ciudad en un sector occidental, controlada por británicos y estadounidenses en la práctica y el sector oriental, bajo el control soviético, Rusia tuvo un perfil totalmente distinto y la Unión Soviética desaparece.

 En las últimas noticias hemos visto imágenes de un ex-espía rusos envenenado junto a su hija en Londres y se ha desatado la polémica furiosa de que si ha vuelto la Guerra Fría , surgida luego del fin de la Segunda Guerra Mundial hasta la Caída del Muro de Berlín y el golpe de Estado fallido de la URSS de 1991. Una nueva guerra que se ha traducido en la expulsión de diplomáticos rusos de Londres y el repudio de la Unión Europea y los Estados Unidos hacia este asesinato con ensañamiento ocurrido en la capital inglesa.

Pero como nos ocupa una columna cultural, vamos a hablar sobre la música, como siempre, la música clásica y en especial, la música clásica romántica rusa.

 ¿Quién no conoce, aunque se sólo por el nombre el ballet “El lago de los cisnes“? Quizás si, no hemos visto el ballet hemos visto partes del mismo en alguna película, como “El cisne negro“, del director Darren Aronofsky y protagonizada por Natalie Portman, que es la interpretación del ballet por el director norteamericano.  Una película muy interesante y profunda.

 También habremos escuchado o visto en alguna película de Navidad el “Vals de las flores” del célebre ballet “Cascanueces”, con las imágenes de los ratones y el Rey de los ratones bailando a la par de los cascanueces.  Sobre todo en las emisiones de fin de año de canales culturales o canales nacionales interesados en difundir cultura general. Los cascanueces son muñecos de madera con forma de soldados fabricados artesanalmente en Alemania, que servían para abrir las nueces pero ahora son sólo un adorno doméstico. Especialmente en Navidad se pueden ver cascanueces de diversos tamaños y colores en los mercados de Navidad alemanes a precios astronómicos.

 Pues estas obras musicales, que nuestro lector alguna vez habrá visto o escuchado son del compositor ruso Piotr Ilich Chaikovski , que vivió entre 1840 y 1893. Es uno de los mayores compositores rusos y el músico más destacado de Rusia.

 Compuso además de ballets, conciertos para piano, conciertos para violín, sinfonías, canciones con piano y óperas.

 Su gran personalidad así como su presunta homosexualidad y los fracasos de su matrimonio y crisis emocionales lo convirtieron en un alma de gran sufrimiento, correspondiéndose con el romanticismo. Su música, sobre todo sus romanzas, nos recuerdan constantemente los sentimientos reprimidos, el tormento incomprendido y la intensidad musical que es capaz de robarnos el sentido y transportarnos a su mundo, a su mundo romántico.

 Sus canciones con magnífico acompañamiento pianístico, de gran virtuosidad e intensidad interpretativa tiene textos de grandes autores rusos, como Pushkin o Tolstoi. Chaikovski ha sabido y podido expresar la explosión de sentimientos de estos grandes literatos en música, como pocos músicos han podido hacerlo.

 Es por eso que he elegido las romanzas de Chaikovski   como un repertorio personal de canciones imprescindibles. Voy a cantar las romanzas (canciones para voz y piano) en ruso de este magnífico compositor en el Festival “Sommerblut” (www.sommerblut.de) de Colonia, Alemania . Me acompañará al piano la pianista y compositora tucumana radicada en Alemania Adriana Sánchez, docente de la Escuela Superior de Música de Colonia.

 Más allá de cómo continúe la historia política de Rusia a partir de esta semana, muy controvertida en los últimos años, recordemos la música y poesía de los grandes hacedores culturales rusos.

 Amigo lector, ¿tienes algún compositor ruso favorito? ¿Conoces alguno? ¿Viste alguna “peli” con música de ballet? ¿Te interesa el ruso?

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...