Ana Gómez: "Así como  le di la vida, se la quité"

El caso de filicidio que conmovió a toda la comunidad ocurrido en la ciudad de Palpalá, que tiene como protagonista a una mujer de 26 años acusada de asesinar a golpes a su hijo de apenas 3 años a un río cercano a su vivienda del barrio Florida, no deja de estremecer.

Es que en las últimas horas se supo cuáles fueron las palabras que Ana Cecilia Gómez manifestó ante los efectivos policiales, luego de confesar la autoría del hecho de filicidio.

Una fuente judicial que fue consultada contó a nuestro medio que cuando Gómez estaba en sede de la Brigada de Investigaciones de Palpalá prestando declaración y luego de confesar el crimen, la joven lloró por unos minutos y luego "sorprendentemente se repuso".

Además la misma fuente dijo que "notó a una mujer totalmente fría, que no mostró arrepentimiento luego de confesar el hecho y "escupió" unas palabras que dejaron sorprendidos a todos los efectivos que estaban presentes en el lugar. "Así como yo le di la vida a mi hijo, se la quite", habría dicho.

Ana Cecilia Gómez fue citada a conocer causa de imputación y a designar abogado defensor a los pocos días de haberse conocido el crimen de su hijo, entre otras oportunidades. "Siempre se la vio con una actitud muy fría, nunca respondió preguntas, pero sí nos llamó la atención que no tenga gestos de arrepentimiento por la causa que está imputada".

Además hay que decir que Gómez denuncio formalmente agresiones que sufrió por parte de una efectivo que la custodiaba dentro de la Unidad Penal donde está alojada.

Una aberrante historia

Ana Cecilia Gómez se casó con el policía del Cuerpo de Infantería Ciriaco Mamaní y al poco tiempo lo denunció por violencia de género. En septiembre del año pasado fue puesto a disposición de la Justicia y desde ese momento está privado de su libertad.

A mediados del mes de febrero, denunció que sus dos hijos habían sido abusados, denuncia constatada por el médico del hospital de Niños que los atendió y dispuso que los niños permanecieran unos días internados. Acusó directamente a la actual pareja de su exsuegra, pero ésta no tardó en realizar la misma denuncia de abuso, apuntando a una supuesta pareja que tenía Gómez.

El 19 de marzo Gómez le dijo a su padre y a sus hermanos que saldría a visitar a una amiga con su hijo Alexis Mamaní, dejando al cuidado de ellos a su otro hijo de 7 años.

Lo llevó de la mano por un camino interno del barrio Florida que da justo a la playa del río Grande, lo golpeó con una roca en la nuca y desató toda su furia en la criatura. Luego arrojó su cuerpo a las turbias aguas y huyó del lugar.

Llegó hasta la plaza de La Tercera Edad, esperó que se poblara de personas y empezó a gritar que su hijo había desaparecido.

Una importante cantidad de personas se abocaron a la búsqueda y colaboraron con más de 100 efectivos que realizaron un interminable rastrillaje para encontrar a Alexis.

La contradictoria e inconsistente versión de Gómez alertó a los efectivos de la Brigada y notaron que "algo no estaba bien". Horas más tarde la denuncia de un hombre dejó al descubierto la coartada que la mujer tenía para despistar a la Policía y al verse acorralada confesó el crimen.

Indicó el lugar donde cometió el hecho, y el cuerpo de Alexis fue encontrado tres kilómetros río abajo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...