Dos estudiantes jujeños murieron asfixiados tras inhalar monóxido de carbono

Dos jóvenes jujeños de 18 y 20 años que cursaban estudios de Abogacía fueron hallados sin vida en un departamento del barrio Centro de la ciudad de Córdoba, según informó la Policía de esa provincia en la mañana de ayer.
Se trata de Yamil Leonardo Flores (18) y Bárbara Nicol Flores (20) quienes habrían muerto por inhalación de monóxido de carbono en su vivienda ubicada en el piso 12, en avenida Emilio Olmos al 431 unas horas antes de que se produzca el hallazgo.
Según indicaron fuentes policiales, fue el novio de la muchacha quien al no poder comunicarse con ella se dirigió al lugar, ya que habrían quedado en encontrarse para salir, donde tampoco logró que le abrieran la puerta.
Por tal motivo y preocupado por lo que podría haberle pasado a la joven llamó a la Policía, quienes entraron a la fuerza y hallaron a los hermanos sin vida.
El hecho ocurrió el sábado alrededor de las 20. Los fallecidos son dos hermanos, estudiantes oriundos de San Salvador de Jujuy. 
La tragedia se habría originado producto de un desperfecto en el calefón del departamento.
En diálogo con la prensa cordobesa, el dolido novio de la joven víctima pidió más controles de las administraciones de los edificios con respecto a los calefactores y calefones, ya que aseguró que se pide una notificación, pero nadie controla después que se hagan las revisaciones correspondientes.
Un servicio de emergencias médicas que llegó al lugar constató las muertes, dándose participación al fiscal de turno quien dispuso el traslado de los cuerpos a la morgue judicial para que se les realice la autopsia correspondiente, que se llevaría a cabo en la jornada de hoy.
El funcionario judicial dispuso que se investigue el hecho a los efectos de que se conozca la muerte de estos dos jóvenes estudiantes que habían llegado a la ciudad mediterránea con la ilusión de obtener un título universitario.

Otro jujeño muerto intoxicado en 2003

“Las bajas temperaturas registradas durante las últimas noches y el funcionamiento deficiente de un calefactor se habrían conjugado para producir la muerte de dos jóvenes que estudiaban en el Instituto Balseiro y habían alquilado un departamento a comienzos de febrero”.
De esa manera las crónicas de los diarios del 20 de febrero de 2003 informaban en Bariloche sobre la trágica muerte de Rubén Fortunato Ramos y de su compañero por causa de la inhalación de monóxido de carbono.
Rubén Fortunato Ramos era hijo del afamado artista Fortunato Ramos; nacido en Humahuaca en 1974, estudió en la Primaria 77 “Bernardino Rivadavia” y en la Escuela Normal de Humahuaca, destacándose como mejor alumno del ciclo, y el secundario lo hizo en esa última escuela y lo finalizó en el Colegio Del Salvador de esta capital.
El joven poseía cualidades artísticas, escribía poesía, recitaba, y por sus condiciones en la locución junto a su padre Fortunato Ramos logró un premio nacional, el Broadcasting 85.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...