El anuncio realizado por el presidente Mauricio Macri en relación a un posible pedido de ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional (FMI), mediante el préstamo de unos 30 mil millones de dólares, abrió un amplio debate entre los legisladores, quienes expresaron posturas dispares, algunas alentadoras y otras más bien críticas, considerando que el país no recurría al organismo internacional hace 15 años.

En medio de una puja política, en la que se discute si es necesario o no que la medida sea tratada por el Congreso Nacional, El Tribuno de Jujuy consultó a los legisladores nacionales que representan a la provincia acerca de su postura ante este posible endeudamiento, quienes manifestaron posturas divididas al respecto, basadas en distintos argumentos. Es que de los seis legisladores jujeños, las diputadas del radicalismo, Gabriela Burgos y Alejandra Martínez, y su par del PRO, Osmar Monaldi, se manifestaron a favor del endeudamiento por cuanto consideraron que es una medida "preventiva necesaria" para frenar la expectativa de la devaluación a partir de una fuente de financiamiento internacional a tasas más bajas.

Por otra parte, los opositores Alejandro Snopek, Carolina Moisés, y José Luis Martiarena se inclinaron más por remarcar los defectos que conlleva una media de estas características, la cual podría afectar al pueblo Argentino.

Si bien los representantes por Jujuy se mostraron divididos respecto al tema, volcando opiniones dispares, ninguno se adelantó a confirmar si acompañaría o no la propuesta del Gobierno Nacional en caso de ser debatida en el Congreso, hasta tanto no se conozca el posible acuerdo en profundidad.

Repudio al endeudamiento

En relación al tema, el opositor José Luis Martiarena consideró que volver al Fondo Monetario Internacional significa para el país y la provincia "perder la independencia económica" por lo que repudió la iniciativa del presidente Macri, a la vez que aseguró que será una medida que traerá aparejado "ajustes" y "empobrecimiento" para los argentinos.

En igual sentido se expresó su par Justicialista, Carolina Moisés, quien advirtió que la medida representa un "retroceso" para el país y que le costará "muy caro a los Argentinos" ya que la iniciativa traerá como consecuencia "políticas de ajuste que terminan siendo negativas".

Alejandro Snopek no quiso sentar una postura firme hasta tanto no se defina un acuerdo formal con el FMI, sin embargo aclaró que sería una medida favorable en tanto no implique una situación de riesgo para el país y parte de esos fondos se destinen al desarrollo productivo.

Una medida "acertada"

Los legisladores oficialistas, Gabriela Burgos, Alejandra Martínez y su par Osmar Monaldi, por el contrario, mostraron mayor empatía con el anuncio presidencial. Es que según manifestaron se trata de una iniciativa "necesaria" para hacer frente a la situación que atraviesa el país en relación al panorama económico internacional.

Burgos defendió la intención del mandatario nacional de negociar con el FMI, y aseguró que "no hay que tenerle miedo" a ese organismo internacional ya que un endeudamiento "permitirá frenar la expectativa de la devaluación". Consideró que es una medida "preventiva necesaria" de un Gobierno "responsable" que busca contener una posible crisis cambiaria.

En igual sentido se pronunció Alejandra Martínez quien calificó la medida como "acertada" y advirtió que las malas experiencias del pasado, no deben condicionar la toma de decisiones por cuanto el "escenario es distinto".

Finalmente, el legislador del PRO, Osmar Monaldi, acompañó la propuesta del Ejecutivo asegurando que se trata de "una ayuda para que el plan de Gobierno y las metas fiscales se cumplan sin alteraciones".

 

Las opiniones

GABRIELA BURGOS (UCR)

No hay que tenerle miedo al FMI, el discurso del presidente fue una señal para llevar tranquilidad a los argentinos. La media busca frenar la expectativa de la devaluación con todas las herramientas disponibles. Esto significa otra fuente de financiamiento internacional a tasas más bajas de las que ofrece el mercado financiero externo que nos permite seguir creciendo, dejando atrás políticas económicas dañinas. Un Gobierno responsable debe tomar políticas económicas preventivas y así contener una posible crisis cambiaria.

 

CAROLINA MOISÉS (PJ)

Si el Gobierno hubiera hecho las cosas bien, no hubiéramos tenido la necesidad de llegar a esto. Se pueden criticar muchas cosas del Gobierno anterior, sin embargo por primera vez en la historia de nuestro país habíamos logrado desendeudarnos. Esto nos va a costar muy caro porque negociar con el FMI es como negociar con usureros, porque imponen condiciones insostenible para países como el nuestro, y cualquier cosa que negocie Macri va a estar acompañada por políticas de ajuste que terminan siendo negativas para la gente.

 

JOSE LUIS MARTIARENA (PJ)

Ninguna Nación es verdaderamente libre si no ejerce el poder de decisión sobre su vida económica. El anuncio del presidente Mauricio Macri y sus aliados radicales de volver al Fondo Monetario Internacional significa para nuestro país y también para Jujuy perder la independencia económica y resignar la soberanía nacional. Repudio públicamente la decisión del Gobierno Nacional de sometimiento a las imposiciones del FMI que van a traer más ajuste, sufrimiento y empobrecimiento del Pueblo argentino.

 

ALEJANDRO SNOPEK (FR)

Argentina se ha sobre endeudado y esa deuda no ha ido a inversiones en desarrollo de infraestructura o productivo, si no que la mayor parte se ha fugado del país.

Ahora hay que ver cuál es el texto del acuerdo que se alcance, si se baja la tasa de endeudamiento casi al doble pero no hay requisitos que pongan al país de rodillas y parte de esos recursos no son para la especulación si no para el desarrollo estaríamos de acuerdo, ahora si se está por volver al Fondo sin cambiar las políticas macroeconómicas, no lo compartimos.

 

ALEJANDRA MARTINEZ (UCR)

En un contexto internacional adverso, la decisión de acudir al FMI para sostener este camino resulta acertada. Si bien hemos tenido malas experiencias en el pasado, ello no debe condicionarnos cuando las circunstancias han cambiado. Atarnos a ese recuerdo impediría que aprovechemos las oportunidades de financiamiento barato que ofrece el acuerdo, y que superan cualquier otra oferta. La situación de hoy no es equiparable a la del 2001. Tenemos un Banco Central con reservas para respaldar las obligaciones asumidas.

 

OSMAR MONALDI (PRO)

El país está atravesando un problema financiero, pero a diferencia del 2001 donde el país no podía afrontar una deuda del FMI, hoy el contexto es distinto, es decir se está pidiendo una ayuda para que el plan de Gobierno y las metas fiscales se cumplan sin alteraciones. No es para asustarse. No es una iniciativa que se vaya a tratar en el Congreso, es un tema netamente que le compete al Ejecutivo, pero en mi opinión personal todo lo que se pueda hacer en materia financiera para que el país no sufra ningún embate, estoy a favor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...