Eduardo Duhalde: "El Fondo Monetario Internacional no es un monstruo, son macanas"


Tras la crisis de 2001, Eduardo Duhalde asumió la presidencia en el peor momento de la historia argentina y también debió recurrir al FMI para pedir auxilio financiero. Animal político si los hay, el bonarense fue -además de jefe de Estado- gobernador, senador nacional e intendente de Lomas de Zamora. En una entrevista exclusiva con el El Tribuno de Jujuy, el dirigente peronista aseguró ayer que “hoy se está gobernando muy aisladamente” y sostuvo que “las cosas no son tan malas como se cree ni tan buenas como cree que el Gobierno”. Además, aseguró que ningún opositor está capitalizando la caída en la imagen de Mauricio Macri porque “la única oposición es el justicialismo y somos un hormiguero pateado”. “ Voy a estar trabajando en toda la provincia de Buenos Aires desde la semana que viene para poner a la provincia al servicio del justicialismo nacional”, concluyó Duhalde.

¿A qué atribuye que Argentina esté viviendo este momento de crisis económica?
Es un largo proceso. Hoy (por ayer) que es un día muy especial hay que llevarle tranquilidad a la gente de que nada se termina. Estoy seguro que las cosas poco a poco irán mejorando con la ayuda de todos. Hoy (por ayer) es un día para tratar de llevarle tranquilidad a la sociedad porque las cosas no son tan malas como se cree ni tan buenas como cree que el Gobierno.

El dólar rozó los 26 pesos, ¿por qué cree que no se frena la corrida?
Estamos en una situación difícil y estoy seguro que vamos a salir. Una vez que salgamos de esta situación, el Gobierno va a comprender que no se puede gobernar desde la soledad y que va a buscar consensos. Eso es lo que yo creo se debe hacer y creo que el Gobierno lo va a entender. Hoy se está gobernando muy aisladamente y ni siquiera se toman el trabajo de preguntarle a sus socios del radicalismo y la Coalición Cívica y toma decisiones intempestivamente. Hay defectos en la toma de decisiones. 

Muchos dicen que la situación actual del país tiene semejanzas con la crisis de 2001. ¿Ve semejanzas entre ese período y el de ahora? 
Siempre cuando hay una crisis algo se puede parecer a otra pero la forma de abordar la crisis es lo que no creo que se haya hecho como correspondía. En una crisis vos tenés que gobernar y tener claro cuales son los cuatro o cinco temas trascendentes y nada más que esos, porque la energía que surge de un Gobierno no se puede desparramar en veinte o treinta temas. Por eso digo que son posturas o posiciones en la que no ayudan a arreglar las cosas. Los temas graves de la Argentina son cuatro, cinco o seis y sobre esos debió haberse volcado toda la capacidad del Gobierno y toda la energía. Cuando la energía se dispersa pasa lo que está pasando: no se termina de resolver absolutamente ningún tema.

¿Lo sorprendió que Mauricio Macri haya recurrido nuevamente al Fondo Monetario Internacional?
No, no me sorprendió y yo lo hice.

¿No cree que el FMI es un “monstruo” como afirman muchos dirigentes?
No, no. Son macanas. A mí me tocó arreglar con el Fondo y después no pudimos cumplirle pero lo tuvimos que hacer. No es si el Fondo es bueno o es malo sino si quien está gobernando considera imprescindible o no aceptar participar del Fondo, del que Argentina es socia hace décadas. Tampoco critico eso, hay que estar en los pantalones de quien está gobernado. hay gente que opina lo contrario pero (el gobierno) creyó necesario tomar esta medida y ya está.

¿No le preocupan los condicionamientos que puede haber desde el Fondo?
No, para nada.

Se descuenta de que el FMI pedirá un mayor ajuste en las cuentas públicas...
A mí también me propusieron un mayor ajuste, no le dimos bolilla y siguieron las cosas como estaban. No son los temas que más deben afligirnos, no son temas tan importantes. Al Fondo acuden los países que tienen dificultades, para eso está el Fondo. ¿Tenemos dificultades? Sí, tenemos. ¿Es necesario acudir al Fondo Monetario? No, no es necesario pero si el Gobierno entiende que con eso pueden asegurar una mayor tranquilidad y lo hacen, hay que aceptarlo. 

¿Por qué supone que ningún dirigente opositor está capitalizando esta baja en la imagen positiva de Macri? 
Porque la única oposición es el justicialismo y somos un hormiguero pateado.

¿Considera que hay chances reales de que el peronismo pueda recuperarse de acá a las elecciones presidenciales de 2019? 
Sin duda. Yo voy a empezar a trabajar en la provincia de Buenos Aires que es en donde está el verdadero problema. En el resto de las provincias, con sus más y con sus menos, el justicialismo no tiene dificultades. Voy a estar trabajando en toda la provincia de Buenos Aires desde la semana que viene para poner a la provincia al servicio del justicialismo nacional. Tenemos dirigentes en todo el país, dirigentes jóvenes y gobernadores jóvenes que están bien vistos, pero tenemos que poner en caja a la provincia de Buenos Aires que es el gran problema. 

¿Cristina Kirchner debería estar adentro de este armado político? 
El que quiera. Acá nadie tiene derecho a poner o sacar dirigentes. Yo estoy en la otra vereda, por supuesto, y voy a seguir estándolo pero nadie tiene derecho a decir “este sí o este no” porque nada autoriza ni le da potestad a un dirigente para hacerlo. 

¿Se imagina de nuevo como candidato a presidente?
No quiero imaginarme nada. 

¿Le parece bien que el peronismo esté intervenido o cree que eso debería terminarse?
El peronismo anda intervenido de hecho hace años: no participa y se lo dejó abandonado. El Gobierno anterior no creía en el justicialismo. Si después se terminó yendo del justicialismo es porque no creía en él. Hoy el partido está con un interventor, que tampoco es la solución, pero por lo menos hay una posibilidad de que pueda arreglarse. Con el partido como estaba, no había ninguna posibilidad.

¿Piensa que el candidato peronista para 2019 debe salir de una Primario Abierta y Obligatoria (Paso) o de una lista de unidad?
De una Paso. 

Así como está, ¿tiene expectativas reales de que el PJ pueda quedarse con la presidencia el año que viene?
No tengo dudas de que hay expectativas. Lo que no sé es cómo seguirá el Gobierno. Obviamente si el Gobierno a partir de ahora hace un rush impresionante y las cosas empiezan a andar bien las posibilidades de los que se le opongan van a ser menores. De todas maneras, el peronismo no solo debe pensar en que tiene que ganar, sino que tiene que rearmarse y ser una oposición seria y honesta. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...