¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
26 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Un efectivo ebrio protagonizó un violento siniestro de tránsito

Realizó una temeraria maniobra sin percatarse de las consecuencias.

Miércoles, 16 de mayo de 2018 22:27

Un efectivo de la Fuerza provincial protagonizó un violento siniestro vial y luego de ser examinado se constató que tenía más de 1.4 de graduación alcohólica en sangre.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un efectivo de la Fuerza provincial protagonizó un violento siniestro vial y luego de ser examinado se constató que tenía más de 1.4 de graduación alcohólica en sangre.

En incidente vial tuvo lugar el martes último alrededor de las 23.30 en un tramo de la avenida Ricardo Balbín del barrio Bajo La Viña, cuando dos vehículos protagonizaron un siniestro vial.

Según las fuentes policiales que fueron consultadas por nuestro medio, el conductor de un vehículo marca Peugeot 207, de 41 años, que circulaba junto a su mujer y sus dos pequeños hijos habría sido impactado por el conductor de un auto marca Peugeot 307, quien tiene el rango de sargento de la Policía de la Provincia.

Según la denuncia del conductor de 41 años, el efectivo policial habría realizado un temeraria maniobra, girando en "U" sin percatarse de la proximidad de los otros vehículos, provocando el impacto entre los vehículos.

De inmediato el denunciante se dio cuenta que el conductor conducía bajo los efectos del alcohol y mientras aguardaban la presencia policial, los acompañantes del policía, que serían dos, se dieron a la fuga.

De inmediato personal del Same trasladó al protagonista hacia el hospital Pablo Soria, quedando alojado en la sala de observaciones, producto del violento golpe que recibió tras el siniestro, pero con custodia policial.

Allí fue sometido a la prueba de campo alcohotest, arrojando como resultado 1.4 de graduación alcohólica en sangre. Horas después recuperó el alta médica y fue alojado en una sede policial, donde deberá responder su apercibimiento en un sumario administrativo, pero también debe responder ante el Juzgado Contravencional por conducir un vehículo en estado de ebriedad.

Por otra parte se supo que, tanto los padres, como los niños que ocupaban el otro auto, no sufrieron heridas porque llevaban el cinturón de seguridad y butacas para niños.

 

 

Temas de la nota