Fernández: "Nos sentimos heridos y agobiados"

Durante el solemne Te Deum del 25 de Mayo, el obispo de Jujuy César Daniel Fernández, rememoró la oración creada por el Episcopado argentino en el año 2001 ante la profunda crisis económica que afrontaba el país. En ese sentido, llamó a los gobernantes a "cuidar la fragilidad de nuestro pueblo herido".

"El amor a la Patria nos congrega hoy para celebrar con júbilo este día, recordando aquel 25 de mayo de 1810 cuando el Cabildo abierto de Buenos Aires expresó el primer grito de libertad para nuestro pueblo", expresó Fernández durante la homilía para conmemorar un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.

El tradicional oficio religioso contó con la presencia del vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Carlos Haquim; el intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl Jorge; funcionarios provinciales y municipales, diputados, concejales y miembros de las fuerzas de seguridad.

Ante la atenta mirada de los presentes, el obispo destacó el esfuerzo y la lucha de los hombres y mujeres que entregaron todo, para que tuviéramos el orgullo de ser nación y pidió con fervor "hacernos cargo de este don recibido que es nuestra Patria y que se nos ha confiado a nuestra libertad, como un regalo que debemos cuidar y perfeccionar".

En esa línea lamentó que la crisis actual que atraviesa la República, ha generado "realidades que duelen". Situación que se ve reflejada diariamente en los medios de comunicación que "radiografían al hombre herido, a la familia herida, a la sociedad herida y a la Patria herida".

Por ese motivo remarcó que es necesario plantear nuevos desafíos que nos interpelan en la construcción del futuro que soñaron nuestros próceres. "No podemos vivir indiferentes ante el dolor, no podemos dejar que nadie quede a un costado de la vida, marginado de su dignidad. Las realidades que nos duelen cada día en el tejido social de nuestra provincia y nuestra Patria deben hacernos bajar de nuestra serenidad para conmovernos por el dolor humano, el de nuestro prójimo, el de nuestro vecino. En esta entrega encontraremos nuestra vocación existencial, nos haremos dignos de este suelo, que nunca tuvo vocación de marginar a nadie", enfatizó el obispo de la provincia.

En esa línea recordó que el 25 de mayo de 2003 el entonces cardenal Jorge Bergoglio nos invitaba a que todos los ciudadanos, desde nuestras responsabilidades, nos pongamos la Patria al hombro. "A 15 años de aquella invitación, la llamada resuena hoy con más fuerzas todavía", ponderó.

En ese marco el obispo citó la oración creada por el Episcopado argentino en el año 2001, donde el desánimo y el desconcierto era un sentimiento colectivo, y donde el sentimiento de fe y esperanza fue el consuelo para hacer frente a la crisis económica y política que afrontaba el país. "Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Nos sentimos heridos y agobiados. Precisamos tu alivio y fortaleza. Queremos ser nación, una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común".

"Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda. Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor, cercanos a María, que desde Luján nos dice: ­Argentina! ­Canta y camina! Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos", rezó Fernández y animó a los presentes a "cuidar la fragilidad de nuestro pueblo herido".

Acto protocolar y desfile 

Cumpliendo con las actividades previstas para conmemorar el 208º aniversario de la Revolución de Mayo, la comunidad jujeña se sumó desde muy temprano a los actos centrales que se iniciaron pasada las 7.30 de la mañana con el saludo a las autoridades del Gobierno provincial y el tradicional chocolate.
A las 8, se concretó el izamiento de las banderas Nacional y de la Libertad Civil en el atrio de la Catedral con la presencia del vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Carlos Haquim; el intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl Jorge; funcionarios provinciales y municipales, diputados, concejales y miembros de las fuerzas de seguridad. 
Tras el Te Deum, los presentes se trasladaron hasta la plaza Belgrano para participar del acto protocolar que contó con el acompañamiento de abanderados de diferentes establecimientos educativos y de las fuerzas de la provincia, veteranos de Malvinas y representantes de diferentes agrupaciones gauchas jujeñas. 
El acto comenzó con la entonación de las estrofas del Himno Nacional Argentino a cargo de la Banda de Música del Regimiento 20 “Éxodo Jujeño”. 
Seguidamente se procedió al homenaje floral al pie del monumento del General Manuel Belgrano, a los próceres de mayo, a cargo del Ejecutivo provincial, la Municipalidad capitalina, el Concejo Deliberante y el bloque de diputados justicialistas. 
A continuación la banda militar ejecutó un minuto de silencio en homenaje a los próceres de aquella histórica fecha. 
Finalizado el acto, los presentes se trasladaron hasta la Ciudad Cultural para participar del desfile estudiantil y militar que comenzó pasada las 9.30 de la mañana. 
La comunidad educativa de la escuela Belgrano fue la encargada de abrir el desfile, que fue acompañado por numerosas familias jujeñas que se dieron cita en el barrio Alto Padilla. 
En total fueron 15 los establecimientos educativos que formaron parte del evento, al que también se sumaron los integrantes de las diferentes fuerzas con asiento en el territorio jujeño y un grupo de veteranos de la guerra de Malvinas. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...