"Midachi Kindon" se presentó con la sala completa

Ya lo había anticipado Miguel del Sel en la nota que le concedió a nuestro diario, "con el monólogo de Dady, la entrada ya está pagada". Así fue, el miércoles se presentó el espectáculo "Midachi Kindon" en el centro Cultural "Martín Fierro" de nuestra ciudad, y fueron dos horas de carcajadas con las ocurrencias de este trío que en julio cumple 35 años haciendo humor.

Daddy Brieva es sin dudas quien le aporta la presencia más jugosa si el análisis viene por la calidad humorística, y Miguel del Sel si lo que se tiene en cuenta es por las imitaciones. Chino Volpato es la pata necesaria para completar este equipo, aunque los dos anteriores se encargan de "cargarlo" durante todo el show, diciendo que no hace nada.

Los bríos de la juventud que tenían hace 25 años, se suplen con respeto, talento, entrenamiento y manteniendo la esencia.

 

Y sí, el monólogo de Daddy trae al escenario las reflexiones que surgen a partir de los años que pasaron juntos, de los gajes de tener 60 años (edad que rondan los tres) y de su relación con Mariela "La Chipi" Anchipi (la popular bailarina y coach, quien lo acompañó en este viaje a Jujuy y él invitó al escenario junto con sus hijos, para saludar nada más). No falta el relato de lo que fue la separación de Midachi en su momento, para que entre otras cosas Miguel se dedique a la política y llegue a ser embajador en Panamá, detalle no menor a la hora de las ironías del cómico.

Tras un monólogo impecable, imperdible y sin desperdicios, comienza la historia que este show pretende contar, la de un mundo de niños, con personajes fantásticos, que de alguna manera incorpora al escenario a personajes emblemáticos y clásicos de la historia de Midachi, como son Mercedes Sosa (del Sel) y Drácula (Brieva).

Lo que el tiempo transcurrido puede llegar a afectar en escena, se suple perfectamente por la tecnología que utiliza esta producción, que con una pantalla gigante logra poner en escena una cantidad impresionante de personajes (todos interpretados por ellos), a través de proyecciones con las que interactúan constantemente. Se trata de un trabajo de armonización muy cuidado, que además les permite hacer los cambios de vestuario (que no duran más de 40 segundos), sin irse del todo de la escena (puesto que entran en un ascensor que los deja en la imagen proyectada mientras ellos salen luego con otro personaje por el costado del tablado).

Si bien se apoyan bastante en el recurso de la tecnología, la esencia de Midachi está intacta, y con todo sigue habiendo un gran despliegue de energía, mucha entrega de parte de los artistas, cuestión que siempre desde a platea se nota claramente y se valora, teniendo en cuenta que es un show que hace giras todos los fines de semana por varias ciudades.

Hay un segmento muy importante dedicado a la infaltable "Tota", el personaje de Miguel del Sel, que nació en un sketch de un boliche de los años ’80, allá en sus primeros espectáculos, y que creció y se quedó entre ellos, tanto que no puede no ser convocado. Hoy la "Tota" tiene un espacio de televisión, y como conductora se presenta y hace su programa en vivo, que le permite presentar artistas, pretexto que sirve para mostrar las imitaciones nuevas de Miguel, como Marco Antonio Solís, y más.

La entrega, la energía, el pensar cómo ofrecer siempre algo nuevo supliendo los bríos de los 25 años que tenía cuando empezaron, por más talento y respeto, seguramente son la clave de la vigencia, que les permite decidir cuándo volver, y hasta cuando, sin que el público los abandone.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...