Histórico encuentro entre Trump y Kim Jong-Un

El compromiso de Corea del Norte de desnuclearizarse, aunque sin determinar plazos, y las "garantías de seguridad" ofrecidas por Estados Unidos a Pyongyang, conforman el núcleo del acuerdo firmado hoy en Singapur por los líderes de los dos países, Donald Trump y Kim Jong-un.
El documento sellado tras una histórica cumbre de más de cuatro horas entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, señala que ambos países se comprometen a cooperar en el desarrollo de nuevas relaciones y "la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad".
El acuerdo "va suponer un gran cambio para el mundo", según adelantaron los mandatarios ante la prensa.
"El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la DPRK (siglas en inglés de República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte), y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea", señala el texto citado por las agencias de noticias EFE y DPA.
El acuerdo establece además que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, se reunirá en "la fecha más temprana posible" con un alto funcionario norcoreano, que no identifica, para continuar con la negociación.
Ese diálogo se centrará en cuatro puntos, de los que el primero es un "compromiso a establecer nuevas relaciones entre Estados Unidos y la DPRK de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de que haya paz y prosperidad".
El segundo punto del pacto rubricado anoche tras más de cuatro horas de reuniones en el hotel Capella de la isla de Sentosa, indica que las dos naciones, que hasta ahora no tienen relaciones diplomáticas, "unirán sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la península coreana".
En tercer lugar se "reafirma la declaración de Panmunjon", sellada por las dos Coreas el pasado 27 de abril y en la que Pyongyang se comprometió a la desnuclearización, aunque el texto no establece plazos.
De hecho, Trump dijo más tarde a la prensa que el arsenal norcoreano es "muy significativo", y reconoció que el desarme completo del régimen "llevará mucho tiempo", aunque añadió que presionará a Corea del Norte para que lo haga tan pronto como sea posible "mecánica y físicamente".
El acuerdo alcanzado hoy entre Washington y Pyongyang tampoco menciona que la desnuclearización de la península tenga que ser "completa, verificable e irreversible", como había defendido la Casa Blanca antes del encuentro.
Por último, acordaron "recuperar los restos de los prisioneros de guerra o desaparecidos en combate" después de la guerra de Corea (1950-1953), "incluida la repatriación inmediata de los que ya han sido identificados".
Trump y Kim calificaron en el texto que su cumbre fue "un acontecimiento histórico" y decidieron "implementar las estipulaciones" del acuerdo "de forma completa y expedita".
Kim y Trump protagonizaron una ceremonia para firmar el documento conjunto. En ese marco, el líder norcoreano afirmó: "Estamos listos para dejar atrás el pasado. El mundo va a presenciar un gran cambio", dijo Kim y expresó su "agradecimiento" al magnate neoyorquino por su disposición a celebrar la reunión.
Por su parte, Trump aseguró que estaba desarrollando "un vínculo muy especial" con Kim.
"Vamos a ocuparnos de un problema muy grande y muy peligroso para el mundo", recalcó.


El mandatario de Estados Unidos aseguró que el proceso de desnuclearización de Corea del Norte comenzará "muy rápido".
Luego, en declaraciones a periodistas al separarse de Kim, Trump describió al líder norcoreano como un hombre "con mucho talento" que "ama mucho a su país", y adelantó que se reunirán "muchas veces" a partir de ahora.
Al ser consultado sobre si invitaría a Kim a la Casa Blanca, el mandatario respondió: "Absolutamente, lo haré".
La cumbre de Singapur, cuyo objetivo es la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Cronología del encuentro

La histórica cumbre en Singapur entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, fue producto de una carrera diplomática contrarreloj en Washington, Pyongyang y la frontera intercoreana, en la que hubo anuncios, amenazas, cancelaciones y rectificaciones.
Kim volvió a sacudir al mundo en septiembre pasado con su sexto test nuclear, que sus vecinos y Estados Unidos creen fue una bomba de hidrógeno, diseñada para armar un misil intercontinental, y con una onda destructiva entre cinco a 12 veces superior al ensayo anterior.
Fue el inicio de cuatro meses de una tensión global que empezó su descenso con el discurso de Año Nuevo del líder norcoreano, que dio pie al deshielo motorizado por Seúl y propició la cumbre en la frontera intercoreana entre Kim y el presidente surcoreano Moon Jae-in el 27 de abril pasado. 
Estos fueron los principales hechos que dieron pie al encuentro de hoy en Singapur.

8 de marzo: En medio de los preparativos para la reunión entre los líderes coreanos, Kim invita a Trump a reunirse con él a través de una carta entregada en Washington por un enviado de Seúl. El magnate aceptó celebrar la cumbre, inicialmente prevista para finales de mayo.

13 de marzo.- Trump despide abruptamente al secretario de Estado Rex Tillerson y lo sustituye por el entonces director de la CIA, Mike Pompeo.

25-28 de marzo.- Kim Jong-un viaja en secreto a China y se reúne con el presidente Xi Jinping en su primera salida al exterior desde su llegada al poder en 2011.

18 de abril.- La Casa Blanca informa que Pompeo viajó a Corea del Norte y se reunió con Kim a finales de marzo para acercar posturas sobre las condiciones del encuentro entre los mandatarios de Washington y Pyongyang.

21 de abril.- Corea del Norte anuncia que suspende sus pruebas nucleares y de misiles, y que cerrará el centro de test atómicos del noreste del país, donde ha realizado sus seis pruebas nucleares, en un gesto de cara a la celebración de las cumbres de Kim con Moon y Trump.

27 de abril.- Kim y Moon celebran la primera cumbre intercoreana en 11 años y acuerdan trabajar para lograr la paz y la desnuclearización de la península.

7 de mayo.- El presidente chino y el líder norcoreano vuelven a reunirse por sorpresa en la ciudad china de Dalian.

8 de mayo.- Al igual que sucedió luego de la primera visita de Kim a Xi, Pompeo viaja a Pyongyang por segunda vez en un mes y vuelve a reunirse con Kim.

9 de mayo.- Trump anuncia que Pompeo regresa de Pyongyang con los tres ciudadanos estadounidenses que permanecían detenidos en Corea del Norte y lo califica de "gesto positivo de buena voluntad".

10 de mayo.- Trump revela que la cumbre con el mariscal norcoreano será el 12 de junio en Singapur.

16 de mayo.- Corea del Norte amenaza con cancelar la cumbre con Estados Unidos en protesta por maniobras militares de Seúl y Washington.

24 de mayo.- Pyongyang acusa a Washington de poner en peligro la cumbre de Kim y Trump por hacer comentarios "estúpidos", en referencia a las declaraciones del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, sobre la imposición del modelo libio para su desnuclearización.
Horas después, Trump cancela abruptamente la cumbre con Kim a través de una carta por la "tremenda ira y hostilidad" del régimen, recordó la agencia de noticias EFE.
Al mismo tiempo, Corea del Norte derrumba con explosiones los túneles de su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri, al noreste del país, ante la presencia de medios internacionales.

25 de mayo- Trump vuelve a mostrar su disposición a reunirse con Kim después de que el régimen norcoreano mostrara su voluntad a reabrir el diálogo "en cualquier momento y de cualquier manera".

26 de mayo.- Los líderes de las dos Coreas celebran en secreto y por sorpresa su segunda reunión en apenas un mes para tratar de mejorar sus lazos y salvar la cumbre Kim-Trump.

30 de mayo.- El jefe de la diplomacia estadounidense recibe en Nueva York al número dos del régimen norcoreano, Kim Yong-chol.

1 de junio.- El militar norcoreano es recibido en la Casa Blanca por Trump, quien confirma que la cumbre con el líder de Pyongyang sigue en pie.

3 de junio.- Corea del Norte condena los ejercicios en los que Seúl y Washington tienen previsto participar del 27 de junio al 2 de agosto.

4 de junio.- Pyongyang renueva su cúpula militar con un cambio generacional aparentemente destinado a impulsar el proceso de apertura del régimen. Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, descarta que Washington esté sopesando retirar sus tropas desplegadas en el Sur.

10 de junio.- Trump y Kim llegan a Singapur para el histórico encuentro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...