Informáticos jujeños despiden a referente

No hay informático que no conociera o escuchara hablar en Jujuy de Luis Tomás Wayar, un carismático militante del software libre, programador, docente y gremialista que el 11 de junio en Buenos Aires dejó la vida terrenal, luego de batallar contra una larga enfermedad.

Se fue un apasionado: por la familia, por los amigos, por la tecnología, y por el software libre, aunque algunos de los que lo conocían afirman que le gustaba lo viejo y con la tecnología "más vieja" innovar, tirar códigos a la vieja escuela y de ahí ganó su apodo "Retronet".

Luis Wayar formó parte del equipo de trabajo de una firma informática jujeña, la primera en brindar servicio de internet, fue docente universitario, escribía para la mítica revista PC Users y tomó un rol central como divulgador del software libre y del conocimiento científico en la provincia. Pero sobre todo fue un apasionado de la familia y los amigos.

Cuando internet todavía era incipiente en Jujuy, junto a otros entusiastas formó parte de las primeras redes BBS, conectadas a través de los viejos módems, en donde "armábamos pequeñas comunidades y se podía intercambiar mensajes al estilo de un e-mail", dijo Ariel Granero, amigo del legendario informático.

"En el '95/'96 internet era algo lejano para muchos por sus costos", y esas redes sirvieron como una alternativa, afirmó. "Desde esa época nos hicimos amigos, y de alguna manera fue mentor para muchos de nosotros", subrayó.

De convicciones muy firmes, Wayar se convirtió en referente en las generaciones más jóvenes de estudiantes e informáticos de Jujuy, sobre todo de aquellos vinculados al software libre. Es así que Oscar Guerrero, lo conoció en una jornada del Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (Flisol), "era una persona muy conocida dentro de ese ambiente, y yo tenía muchas dudas en relación a mi tesis, y tenía miedo de consultarle y que me ignore o que no tenga tiempo, pero no sólo se mostró predispuesto, sino que me abrió las puertas de su casa, me ayudó con mi tesis, me recibí y nos convertimos en amigos".

La tecnología fue un hilo conductor en las relaciones que forjó Luis Wayar, pero por la naturaleza de su personalidad, considerado un "provocador", por Javier Uro, otro de los amigos y colegas que lo recuerda afectuosamente. "Promulgaba valores, decía lo que realmente sentía y pensaba desde el respeto", dijo Uro.

Divulgador del software libre

El último libro de autoría de Luis Wayar fue "Programación Recreativa", presentado en 2015, en la Universidad Católica de Santiago del Estero, que apunta a la difusión de la programación y de las matemáticas. En su vida realizó diversas publicaciones vinculadas al software libre.

Según detalló Granero, "Retro" buscó una alternativa cuando Microsoft publicó los Windows, "consiguió un paquete de varios CDs de "Info Magic', y empezó a probarlos, y los hacía andar con el hardware de la época, todo era muy complicado, porque estaban pensados para las PC con sistemas DOS". "Él era el tipo que iba a hacer lo que nadie más quería hacer", relató.

Incluso, Wayar fue uno de los impulsores de la visita de Richard Stallman (uno de los principales referentes del software libre), a Jujuy el año pasado, que fue organizada y materializada por un gran equipo de entusiastas.

El legado

Largas horas de compilación de códigos, de videojuegos y de eternos debates destacaron a El Tribuno de Jujuy, Ariel Graneros, Oscar Guerrero y Javier Uro como su legado. Aunque también todos coincidieron en que la calidad de persona, su pasión y su lucha, era el factor común que caracterizaba a Luis Wayar.

Uro subrayó "el desinterés, ya que nunca pedía nada a cambio y siempre estaba dispuesto a colaborar".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Esta de acuerdo con el nuevo protocolo de uso de armas de fuego en fuerzas de seguridad?

SI
NO
N/C
ver resultados

Importante ahora

cargando...