Al menos 2 de los senadores por Jujuy votarían en contra

Un hecho histórico se concretó el jueves último. Tras más de 20 horas de debate, la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación le dio media sanción al proyecto de legalización y despenalización del aborto por una ajustada diferencia, que ahora será debatido en el Senado. De los tres senadores de Jujuy, dos de ellos votarían en contra de la despenalización del aborto.

Tal como se esperaba, la jornada estuvo marcada por fuertes discusiones y cambiantes posturas que terminaron definiéndose pasadas las 10 de la mañana del jueves, con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención. De esta manera el proyecto ganaba su pase para llegar a la última instancia antes de convertirse en ley: el Senado, en donde los legisladores definirán si lo aprueban, modifican la iniciativa o la rechazan completamente.

En este marco, muchos de los senadores ya empezaron a marcar su postura en vistas al próximo tratamiento del proyecto, aunque todavía no hay fecha definida de su ingreso al recinto.

Para conocer cómo votará Jujuy, El Tribuno dialogó con los tres legisladores que representan a los jujeños en la Cámara alta quienes ya tienen una opinión formada del proyecto, por lo que tratarán de defenderla durante el debate.

El primero en marcar posición fue Mario Fiad, senador radical, quien celebró que este tipo de temas sean tratados y debatidos de manera democrática en el país y destacó "que haya tenido un tratamiento fundamentado con más de 700 expositores previos en audiencia pública, que son las que han realizado las cuatro comisiones en plenario en conjunto en la Cámara de Diputados, habla del respeto por las diversas opiniones que tiene la sociedad".

Asimismo, aseguró que el "ajustadísimo resultado" habla de la paridad que existe de opiniones no tan sólo entre los diputados en el momento de la votación, "sino fundamentalmente en un hecho trascendente que cruza la sociedad y corta las opiniones de uno y de otro lado".

Fiad aseguró que ya tomó postura en cuanto a la aprobación o no del proyecto, aunque por lo pronto no emitirá su posición ya que preside la Comisión de Salud en el Senado de la Nación y "el no expresarme públicamente todavía, va a beneficiar a que podamos ser más transparentes en el trato y no sectorializar un poco la información".

"Considero que de esta forma habilitamos más democráticamente el debate. Creo que ya se han dado las condiciones óptimas para ello, así que vamos a trabajar fuertemente", enfatizó el senador y mencionó que si bien ya se dio una intensa discusión en la Cámara de Diputados, "no creo que el tratamiento en el Senado sea rápido como algunos han manifestado, sino que nos llevará estos próximos dos o tres meses".

Por su parte, Silvia Giacoppo (UCR) anticipó que votará en contra de la ley, ya que considera que el proyecto "tal como fue aprobado en Diputados", está plagado de vicios que van en contra incluso del sistema jurídico argentino. "Así como viene, más allá de reconocer que se hicieron modificaciones, mi posición es el rechazo", subrayó.

"En lo personal, hay mucho por hacer y modificar. Como abogada, considero que está marcada de vicios profundos de inconstitucionalidad porque violan pactos internacionales y la base misma de nuestro sistema jurídico. Por lo tanto voy a trabajar en ese sentido", sostuvo la senadora.

En ese orden recalcó que uno de los temas centrales del debate tiene que ver con los derechos parentales, los cuales no están contemplados plenamente en el documento. "Acá se tiene en cuenta un sujeto y acá hay tres personas: una por nacer, la mujer que es la única que en este proyecto es el centro, y el padre que es responsable para alimentar a un niño desde el momento que fue concebido, así lo dice nuestro sistema jurídico", explicó y precisó que en este punto también es fundamental considerar los derechos de los abuelos "porque cuando un padre ausente no pasa alimento a sus hijos, los abuelos son los que responden. Y en esta situación no se contemplan los derechos parentales, no se contempla la otra media vida que dio origen a ese ser que está por nacer".

Finalmente, Guillermo Snopek (PJ) prefirió por el momento no emitir opinión al respecto, aunque el senador ya se pronunció en contra de la norma en un documento firmado por 1.200 dirigentes peronistas del país.

Las principales características del proyecto de ley

El proyecto que ya tiene media sanción, garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana 14, inclusive fuera del proceso gestacional. 
Después de ese tiempo se garantiza el derecho de la mujer o persona gestante a acceder a la interrupción voluntaria en los casos en que el embarazo fuera producto de una violación, con el sólo requerimiento y declaración jurada de la persona gestante ante el profesional de la salud interviniente. 
Asimismo, se aceptan aquellos casos en los que estuviera en riesgo la salud de la persona gestante, considerada como derecho humano. Finalmente, si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. 
Además, en el caso de los menores de 16 años, la ley establece que la interrupción se debe realizar con su consentimiento firmado. 
Entre los cambios más destacados respecto del proyecto original, se incluye la creación de un registro de objetores de conciencia en el que podrán inscribirse los médicos pero no los centros de salud, que siempre deberán garantizar la práctica y sólo podrán derivar ante excepciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...