El mundo jurásico está de regreso

El director Juan Antonio Bayona toma el mundo que creó el autor Michael Crichton y que llevó al cine Steven Spielberg y le otorga una singular vuelta de tuerca en “Jurassic World. El reino caído”, la secuela del reboot de 2015.

Han pasado tres años desde que el parque fue destruido por los dinosaurios fuera de control. La Isla Nublar ahora se encuentra abandonada y los dinosaurios sobrevivientes se defienden en la selva. Cuando el volcán inactivo de la isla comienza a rugir, organizan una campaña para rescatar a los dinosaurios sobrevivientes que pueden acabar extintos. Pero un sombrío y mezquino plan se esconde detrás de estas buenas intenciones.

El director español Bayona, responsable de cintas como “El Orfanato”, “Lo imposible”, “Un monstruo viene a verme”, demuestra habilidad narrativa transitando a lo largo del metraje géneros disimiles como la ciencia ficción,  el drama, la aventura, el terror y  la comedia , ofreciendo un producto atractivo y desde un punto distinto,  ya no pone el acento en los elementos propios del cine catástrofe sino que toma otros más vinculados al horror o al thriller, lo que hace que la película sea levemente diferente a  sus predecesoras. Las bestias asechan constantemente y su aparición es totalmente imprevisible, de ahí que la tensión y el suspenso vayan aumento a medida que pasan los minutos.

Además ahora no todo gira en torno a personas que quieren evitar ser engullidas por estos depredadores feroces sino que los monstruos reales  son los hombres que buscan tomar ventaja de ellos. Así, la historia está más vinculada a lo humano tocando temas como el ambientalismo y el respeto a la vida cualquiera sea su forma y algunos de sus tópicos llevan a reflexionar sobre el uso inadecuado de los avances tecnológicos y de la genética con el único fin de obtener réditos económicos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...