"Instalar el aborto, del que nadie quiere escuchar, ya es positivo"

-Finalizaron las audiencias públicas en el Congreso de la Nación por el proyecto de la despenalización del aborto. ¿Cómo evalúa la participación y el debate que se dieron?

-Creo que el hecho que el tema esté en tratamiento en la Cámara de Diputados de la Nación es un avance muy grande para toda la sociedad, porque este es un problema, no lo queríamos visualizar, y afecta a una gran parte de la sociedad. Haber logrado un plenario de las cuatro comisiones que intervienen en el tema, que hayan participado más de 500 expositores, expresando sus puntos de vista con total libertad y que los legisladores y la sociedad en su conjunto hayan hecho el ejercicio de escuchar, atender y tratar de entender, esta situación ya es un acto de madurez.

-La falta de implementación de la Ley de Educación Sexual Integral, la de Salud Sexual , han sido una permanente demanda...

-Tanto la Ley de Educación Sexual Integral como la Ley de Salud Sexual y Reproductiva se han implementado hasta el 2015, con avances relativos de acuerdo a cada provincia. La Ley de Educación Sexual lamentablemente no ha funcionado en todas las escuelas como lo habíamos supuesto los legisladores que aprobamos esa ley en el 2006. Es una cuenta pendiente del sistema educativo. En la mayoría de las exposiciones se hizo hincapié en la necesidad urgente que la educación sexual se implemente en forma efectiva. Por otra parte en el 2016, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, desmanteló los equipos técnicos y no se hizo nada más. Con respecto a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva fue un éxito de políticas públicas porque a partir del 2003 se implementó en todos los hospitales, puestos de salud, incluso en las unidades móviles del "Camión de la Mujer", donde no solo se disponía de métodos anticonceptivos, sino del procedimiento preventivo para cuidar la salud sexual de las mujeres.

-Los números de abortos que se conocieron en las exposiciones en las audiencias son alarmantes, pero no es el total de los casos...

-El problema con los números respecto al aborto, como es algo clandestino, no hay registros concretos de las cantidades que se realizan por año. Lo que tenemos son datos aproximados, en los cuales 500 mil mujeres abortan por año en el país; en el caso de San Pedro de Jujuy tenemos algunos estudios que detectamos que son más de 2.500 casos por año, en una de las ciudades más importantes de la provincia. El tema de los registros oficiales es que solo se registra la mortalidad materna, de la cual una de las causas es la de los abortos mal realizados. Pero también hay que tener en cuenta los subregistros que se realizan de las salitas, internaciones de los hospitales: hemorragias masivas, septicemia, falla cardíaca, falla renal. Es decir, no se registra que en realidad todas estas situaciones son consecuencias de abortos mal realizados.

-En las audiencias no solo fue la exposición sanitaria sino también el enfoque legal, y el negocio clandestino sanitario...

-En realidad lo que hay es un enorme negocio clandestino, en el cual este número importante de mujeres se ve expuesto y en ese negocio participan profesionales de la salud. Y provoca una enorme inequidad social, y forma parte del que tiene 15 mil pesos para realizarse un aborto con un médico en condiciones sanitarias correctas. Y la que no tiene ese dinero, se lo realiza en cualquier condición; por eso planteamos que es un problema de justicia social. Es decir que afecta derechos de las mujeres en los cuales no solo interviene el derecho a la salud de la propia mujer, sino también la equidad respecto al acceso a condiciones correctas para realizar una interrupción voluntaria al embarazo.

-El colectivo de mujeres denunció en varios casos el planteo de profesionales por la "objeción de conciencia". ¿El proyecto en debate limitará esas actitudes?

-Si logramos aprobar esta ley de interrupción voluntaria del embarazo estas situaciones de "objeción de conciencia" van a quedar limitadas, las actitudes de los profesionales que se amparan en ese derecho. Sin embargo, el sistema de salud de la Nación legitima este procedimiento a partir de la aprobación de esta ley. Las mujeres van a tener un acceso igualitario a la solución de un problema que es muy grave, el cual está atravesado por situaciones no solo sanitarias, sino morales, por valores, y principios, por eso es difícil tomar una decisión. En mi caso particular y la responsabilidad como legisladora va más allá de las posiciones personales, tenemos la obligación de pensar en grande y tomar decisiones que sean superadoras de algunos tabúes. Porque el aborto se hace, las mujeres abortan, lo que buscamos es que lo hagan en condiciones de salud garantizada, en términos de equidad, de igualdad al acceso de esta práctica.

-¿Cómo cree que será la votación?

-Terminaron las audiencias públicas, trabajamos en un dictamen razonable, maduro, que ha observado todas las expresiones que se han dado en las audiencias públicas. El número es incierto hasta este momento, creemos que la gran mayoría de los legisladores se encuentra en una encrucijada de tomar una decisión que no puede estar simplificada como pretenden muchos entre la vida o la muerte. Las mujeres que abortan no son delincuentes, como no lo somos ninguno de los que promovemos esta ley. Creemos en la vida. Sin embargo, entendemos que la vida se trata de un complejo de situaciones que debemos encarar como seres humanos.

-En caso que se sancione, ¿cree que será un logro del colectivo de mujeres o de este Gobierno?

-Creo que la lucha por la ampliación de derechos son logros colectivos, hay que reconocer el trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, desde hace más de 15 años, el compromiso de muchas instituciones que tiene que ver con la salud pública y privada. También el compromiso de muchos profesionales de la salud que tuvieron el coraje de pararse en estas audiencias públicas y explicar lo que pasa. Por supuesto que es un logro del colectivo de mujeres argentinas, que hoy no solamente luchan por ser escuchadas sino que se organizan para expresar sus posiciones, y también va a ser un logro de los legisladores que hemos tenido el coraje de firmar este proyecto. Más allá del resultado legislativo que se tenga el miércoles 13 de junio, fecha de la sesión, el haber logrado instalar un tema del cual nadie quiere escuchar, ya es positivo. El logro será de toda la sociedad que decide avanzar, conquistar derechos

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...