El Estado recortará gastos por $300 mil millones

Como punto de partida para discutir el ajuste fiscal con las provincias, el gobierno de Mauricio Macri calcula que la reducción del déficit para el proyecto de presupuesto de 2019 implicará un recorte de $300 mil millones. La poda de gastos, bastante mayor de la prevista originalmente, debería ser compartida por mitades entre la Nación y las provincias, según pretende el Presidente.

Así las cosas, la Nación reduciría $150 mil millones en sus gastos, y los 24 estados provinciales, otros $150 mil millones. "Pensamos en un esquema de cincuenta y cincuenta por ciento", dijo a La Nación un alto funcionario de Balcarce 50.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, comunicó esta última estimación en la reunión de gabinete del martes último en la Casa Rosada. Y la expuso por segunda vez en el encuentro de anteayer en Olivos con cinco ministros de Economía de las jurisdicciones controladas por Cambiemos : Buenos Aires, Caba, Mendoza, Jujuy y Corrientes.

El ajuste superará en $100 mil millones, previsto originalmente. Pero podría reducirse en algo si aumentaran los ingresos, ya sea a través de una suba de impuestos o de una mayor recaudación por actividad o por inflación . Esto último también haría crecer los gastos.

Tal como anticipó el jueves el portal Infobae, el aumento de la reducción del déficit fiscal obedece a que la fórmula del incremento de jubilaciones y de gastos sociales, incluida la Asignación Universal por Hijo (AUH), dará una suba superior a 2018 y al aumento previsto en la inflación para el año próximo.

"Si aumentaran los ingresos vía suba de impuestos o de recaudación, ese recorte de $300 mil millones se reduciría", explicaron en el despacho de un ministro en la Casa Rosada.

El acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) fijó que el déficit se reducirá del 3,8% del PBI con que cerró en 2017 a la meta de 2,7% para 2018, es decir, que deberá alcanzar un desequilibrio de $365.000 millones. Y el año próximo se reducirá a 1,3% del PBI, unos $175.000 millones. Según los cálculos de Hacienda, cada punto del PBI equivale a US$5000 millones o $135 mil millones.

En teoría, según esos números, la reducción entre este año y el próximo sería de $190.000 millones. Pero, como las jubilaciones aumentarán más que la inflación, habrá que aumentar el recorte de gastos y la cifra se estiraría a $300 mil millones.

Esto es así porque la fórmula de ajuste de las jubilaciones, asignaciones familiares, planes sociales y la AUH se aplica sobre la inflación pasada: en 2018 será superior al índice previsto para 2019. En 2018 aquellos haberes fueron perjudicados.

La inflación prevista para este año será del 27%, según la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional, y ello disparará mayores aumentos de jubilaciones y planes sociales para 2019. Y para el año próximo la meta de inflación acordada con el FMI es del 17%.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...