Las reuniones fueron cordiales, las cámaras recogieron imágenes plenas de besos, abrazos y sonrisas. Pero los títulos de los diarios, documentos perdurables e inapelables, recogieron la certeza y la verdad de lo ocurrido: Cristine Lagarde dejó su orden terminante: "Se deben cumplir las metas acordadas". Está claro que a la jefa del Fondo Monetario Internacional, no le interesan demasiado ni los vaivenes ni las consecuencias del ajuste. Le interesa más que su propia decisión de jugar fuerte en la Argentina le salga bien. Que para adornar la visita digan que en el 2019, todo será mejor, que la "tormenta" ya dejó atrás su peor momento, es algo que está por verse y que por ahora, además de generar zozobra, genera incertidumbre en la gente y un claro enfrentamiento dentro del Gobierno. En Jujuy lo sabemos muy bien: El gobernador Gerardo Rubén Morales, permanece con los tapones de punta en contra de ciertos privilegios que el Presidente Mauricio Macri defiende contra viento y marea. El GM insiste -y seguirá insistiendo- en que se deben frenar las bajas a las retenciones al campo. Algunos, con sorna le recuerdan que con esas retenciones -exageradas y totalmente irracionales- el cristinismo engordó las vacas de su gestión durante mucho tiempo. Claro, era tal su voracidad que casi destruyó la producción agropecuaria. El GM va por otro lado: con más moderación, estima que esas retenciones -aplicadas con criterio y temporariamente- pueden ser el salvavidas que ayude a flotar al Gobierno en medio del tormentoso presente. GM pensó como radical, y se puso del lado de los que menos tienen y más sufren la crisis. GM es profesional de las ciencias económicas y no teme asegurar que si no entramos ya en el terreno de la estanflación, estamos parados en el umbral, empujados por la recesión y la inflación ingobernables. Al GM, le contestó elípticamente MM. Desde Buenos Aires, el presidente no se cansa de decir cada vez que tiene un micrófono enfrente, que no retrocederá en su política -y su promesa al campo y a la gran minería entre otros- de continuar con la baja de las retenciones. Es más, sus declaraciones, en las antípodas de las del gobernador de Jujuy, afirman que esa política genera empleo, y que las exportaciones "son centrales" en su proyecto de gobierno. Hasta llegó a decir que durante el 2017 y parte de este año se crearon "más de 700 mil puestos de trabajo", y que de esos "miles y miles de empleos" se han beneficiado entre otros, Jujuy y Salta. En todos lados, los expertos están todavía buscando esos miles y miles de nuevos trabajadores. Mientras esto declaraba Macri, en Buenos Aires, en Jujuy el GM, con los pies sobre la tierra, intentó mostrar una reacción frente a la crisis. Los radicales, se esfuerzan por presentar con cierta grandilocuencia planes y proyectos, que en la realidad, generalmente, se quedan cortos. Tal es el caso de hoy: el plan se llama "Jujuy asiste y reactiva". Rodeado de cinco ministros y otros funcionarios, el GM mostró una vez más, su preocupación por dar respuestas y su capacidad de reacción. Los hizo presentar un programa de acciones que contiene muchos de los proyectos que ya estaban en marcha, lo engordaron con expectativas de crecimiento y sueños de éxito. El titular de Producción Juan Abud Robles hasta le sumó el POA del sector tabacalero -las "Cajas Verdes"- que hace años funcionan con altibajos en Jujuy. Posadas, el ministro de Turismo se subió otra vez más al boom nacional del sector y desgranó esperanzas sobre planes futuros. El ministro de Hacienda, Carlos Sadir, el verdadero dueño de los ejes de la realidad, permaneció en silencio, consintiendo sólo con su presencia la catarata de buenos augurios. Se debe rescatar, el esfuerzo de la ministra de Educación, Isolda Calsina, que presentó un plan para los estudiantes de los últimos años de secundaria, que deseen capacitarse en oficios. Para ellos, habrá centros de formación especiales que funcionarán como extraclases. Tendrán así la posibilidad de una inserción en el mercado laboral, con una serie de oficios que años atrás el festival de subvenciones y planes sociales terminó desterrando de la sociedad. La idea es excelente y necesaria, pero claro, sus resultados se verán a mediano plazo, con suerte. A su vez, la ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré anunció, y esto sí en la inmediatez, un refuerzo de partidas alimentarias. En coordinación con Educación llevarán la asistencia de unos 44 mil a casi 50 mil beneficiarios, precisamente en los segmentos donde la crisis golpea más fuerte y la vulnerabilidad se vuelve más evidente y dolorosa.

Como se ve, citando estos ejemplos, Nación y Provincia, es decir PRO y UCR, colisionan frontalmente en medio de la "tormenta". Macri y Morales tienen miradas absolutamente contrapuestas frente a las necesidades de la gente. Las diferencias son de piel, entre la concepción de un estado neoliberal y la de una socialdemocracia casi de izquierda. Si no se reducen pronto, quizás estas diferencias terminen abriendo otra grieta, deporte favorito de los políticos argentinos. Por lo pronto, el PRO y la Coalición Cívica afirman a diario la candidatura de MM a la reelección, y los radicales, lo piensan detenidamente, mientras algunos apurados, ya lanzaron la idea de llevar como candidato a Ricardo Alfonsín, un histórico que no es precisamente un "proPRO". Y en el medio de todo esto, reaparece la imagen sonriente de la jefa del FMI, repitiendo su deseo/orden: las metas, se tienen que cumplir.

En una semana inestable, el Gobierno nacional trató de no abrirse más frentes - léase con la Iglesia Católica y todos los otros credos también, por la cuestión del aborto-; con los militares, cuyos salarios y presupuestos de funcionamiento no alcanzan la categoría de lamentables-; con el campo del que parece esperar un gesto espontáneo (que difícilmente llegue) por el tema de las retenciones; con las Provincias, a las que les anunció que del fifty/fifty original del ajuste, la Nación finalmente se hará cargo de un 66 %. El dólar, también inestable, amagó subir o bajar y finalmente rondó los $ 28,50, para la "comodidad" de los ministros nacionales y la inflación récord del último mes alcanzó el 3,7 %, en medio de las sospechas generalizadas de que el Indec armó algún “dibujo” entre los datos que componen el índice. Las tasas que retienen las Lebacs siguen en el 47 % y las que descuentan cheques entre las empresas se lanzaron hasta el 120 %. Alentada por el panorama la silenciosa expresidente Cristina Elisabet Fernández, ordenó a su hijo el diputado nacional Máximo Kirchner que reflote Unidad Ciudadana en todo el país, pensando, obviamente, en la posibilidad de su retorno triunfal a las marquesinas doradas de la campaña 2019. Su plan incluye visitas a todo el interior del país. Y también su actitud, incluye nuevamente un olímpico desprecio al peronismo, al que sueña verlo venir como furgón de cola, o vagón intermedio, del convoy de UCP. Tanto es así, que la inteligencia cristinista, está diseñando una especie de Paso, dentro de UC, no del Partido Justicialista, donde participen todos los que quieran destronar a Macri: Urtubey, De la Sota, Lavagna, Rodríguez Saá, Pichetto, Uñac, Massa, Randazzo y hasta Felipe Solá. Si prosperara, creen que se cumpliría el viejo anhelo K de eclipsar definitivamente al PJ y el plus sería obtener un candidato opositor imbatible. Ya se conoció el esqueleto de la campaña: rechazo a los tarifazos, rechazo al endeudamiento externo, y oposición a las reformas laborales y previsionales. También se buscarían políticas de pleno empleo e industrialización. El plan incluye dos novedades: 1) declarar a los servicios públicos como derechos humanos, y 2) libertad a los presos políticos, con nombres y apellidos, Julio de Vido, Ricardo Jaime, Milagro Sala y otros relevantes referentes K. Consultados referentes del cristinismo en Jujuy, informaron que si bien hubo contactos teléfonicos con Máximo K, aún no se fijaron fechas o avances. Pero dejaron en claro, siguiendo la línea de pensamiento cristinista, que “avanzaremos oportunamente sin esperar contar con el apoyo del PJ no K”. El peronismo jujeño, comienza los aprestos para el 2019, pero a su vez, coinciden en que la posición de los K, y la actitud de la señora de no aceptar otro lugar que la cabeza en un posible armado de la oposición, volvería a garantizar y refortalecer la solidez de la Alianza Cambiemos, y a pesar de la crisis, haría más fácil su camino al triunfo en el país y en Jujuy. A menos, claro, que de aquí a diciembre, ocurra la hecatombe que casi nadie desea

Volviendo a la relación de convivencia entre Nación y Provincias, se debe anotar, que para alcanzar esta reducción del déficit del 66 % comprometido, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, les pidió -casi ordenó, dada su condición de “superministro”, que cada área del Gobierno nacional presente en una semana un recorte del orden del 40 %. Y después de impartir esa orden, se dio vuelta a mirar a las provincias, esperando la réplica del pedido. Será difícil a muchos estados provinciales seguir ese ejemplo. Jujuy, no goza de una situación fiscal positiva, cada mes debe recurrir a préstamos o anticipos de coparticipación para pagar los sueldos y afrontar los gastos corrientes de funcionamiento del Estado. Sin embargo, desde la Nación, esperan que la reducción se haga en el achique de la estructura del Gobierno y en los sueldos más altos. La Municipalidad de El Carmen, conducida por el peronista Adrián Mendieta, anunció hace horas un recorte del 10 % de los sueldos de toda la planta de funcionarios. Obviamente, lo ahorrado en ese concepto, tal vez no alcance a cubrir los gastos de combustible del municipio, pero constituye un gesto que la población valora y aplaude. 

Finalmente comenzó la molienda de caña en el Ingenio La Esperanza. Con los movimientos del trapiche chico, los sonidos de la zafra trajeron a la región la visión de una luz al fondo del túnel. Se sigue esperando sin embargo la solución final y el traspaso del complejo a sus dueños colombianos. Se anunció que en pocos días más, también entrará en producción todo el tren completo del ingenio lo que permitiría obtener rindes de azúcar de calidad y cantidad superiores a años anteriores. 

Mañana, con lo que seguramente será una extensa y tediosa lectura de los expedientes, se iniciará el juicio oral y público por la causa “Pibes Villeros”. Será en el Salón “Vélez Sarsfield” del palacio de Tribunales. En los últimos días, los testigos de las causas aportaron valiosos datos y muchos nombres de involucrados en las investigaciones y todo, seguramente se conocerá en detalle a partir de las audiencias. Lamentablemente también se conoció la posibilidad de que no se permita el acceso a la prensa a dichas audiencias, a excepción de la lectura de mañana y luego al final cuando se conozcan las sentencias. Sería un verdadero atentado a la libertad de informar, especialmente en un caso tan emblemático como el que nos ocupa y que los jujeños esperar conocer en detalle. Si hubiese testigos de identidad protegida, hay mecanismos para cuidarlos. Y por otra parte, los jueces responsables, los encargados de prensa de los juzgados y las propias autoridades del Poder Judicial, deberán ser terminantes permitiendo el acceso de los medios y periodistas acreditados, y evitando los tumultos que en otras ocasiones, generaron personas que se autodenominan como trabajadores de prensa de cooperativas, gremios, centros vecinales, agrupaciones sociales, etc. que nada tienen que ver con el trabajo de los medios de comunicación y con los que fueron demasiado permisivos, casi hasta el límite de la ilegalidad. Ojalá se supere esta situación, para bien de todos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...