Macri envía a las Fuerzas  Armadas a las fronteras

El presidente Mauricio Macri dio a conocer ayer "una nueva directiva de política de defensa nacional" que incluye la "colaboración" de efectivos de las Fuerzas Armadas en tareas de "seguridad interior".

 

A principios del próximo mes, llegarán 500 efectivos del Ejército a Salta, Formosa y Misiones. En total, el refuerzo sería de 10 mil efectivos.

El objetivo de las nuevas medidas es fortalecer la presencia militar en la frontera norte, como así también darle forma a una reestructuración del despliegue de unidades castrenses, en busca de darle pelea a la entrada y salida de droga al país.

 

A principios del próximo mes, llegarán 500 efectivos del Ejército a Salta, Formosa y Misiones. En total, el refuerzo sería de unos 10 mil efectivos.

El jefe de Estado señaló que los militares actuarán como "apoyo logístico en la zona de fronteras", así como ante "eventos de carácter estratégico".

Al respecto, afirmó que "es importante" que las fuerzas militares "puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos".

Las Fuerzas Armadas tendrán también como misión la "custodia y protección de los objetivos estratégicos", señaló Macri durante un acto que encabezó en Campo de Mayo junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes militares.

Macri, luego de remarcar el "compromiso y entrega" del personal militar, aseguró que en el marco de esta reforma "es importante trabajar en una ley de personal militar, que les permita hacer sus tareas de la mejor manera posible" y "tener un sistema reservas" para "aumentar la capacidad de reservas en caso que sea necesario".

"Tenemos un sistema de defensa desactualizado producto de años de desinversión", precisó el mandatario, quien puntualizó que "seguimos con un despliegue territorial para amenazas antiguas",.

Por otra parte, consideró que "las fuerzas necesitan contar con salarios adecuados y un servicio de salud de calidad para ellos y su familia".

Además, instó entender que "los hombres y mujeres de la fuerzas armadas del silgo XXI son de la democracia".

"Sabemos que esta transformación no será fácil, pero celebro que estemos unidos para alcanzar los consensos que nos permita una política de largo plazo y ausencia de una política de a largo plazo", afirmó el Presidente, tras considerar que "hoy estamos dando el primer paso para construir las fuerzas armadas modernas profesionales y equipadas que la argentina necesita".

Macri aclaró que "este proceso de modernización comenzará con una nueva directiva de defensa nacional, de proteger la soberanía y la integridad territorial de nuestro país" y sostuvo que "es clave" que las efectivos militares "puedan apoyar nuestra política exterior, contribuyendo con la integración al mundo, con mayor presencia en las misiones de paz en Naciones Unidas y la presencia en la Antártida".

Al anunciar las reformas, el presidente sostuvo que "es necesario avanzar en un debate genuino y sincero sobre el sistema de defensa de nuestro país, un debate que nos permita reflexionar sobre el presente y futuro de las fuerzas armadas".

“Fuerza disuasiva”
El ministro de Defensa, Oscar Aguad, confirmó ayer que el Ejército actuará como “fuerza disuasiva” en los “pequeños poblados” de frontera para que “no haya peligro de que puedan instalarse grupos vinculados al narcotráfico y también grupos terroristas”.
Aguad indicó que se creará una “fuerza de despliegue rápido con 10 mil hombres”, si bien señaló que se tratan objetivos de para “los próximos diez años”.
En declaraciones al canal C5N, el ministro dijo que está “trabajando en un equipamiento más liviano, más ligero que el anterior”.
“Los soldados que van a ir a la frontera en poco tiempo van a contar con el equipamiento personal que van a necesitar en el Norte del país”, dijo.
El ministro de Defensa señaló además que el despliegue dispuesto “no es en reemplazo de Gendarmería, sino complementaria”.
“Es un Ejército que tiene que ser más reducido pero con más tecnología y más capacidad para manejar la nueva tecnología”, agregó.

Crítica opositora 
El bloque de Diputados del Frente para la Victoria consideró ayer como una “degradación de la democracia y el estado de derecho” el cambio en la política de defensa anunciada por el presidente Mauricio Macri, al tiempo que reclamó que el tema sea debatido en el Congreso.
“Desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las Fuerzas Armadas en asuntos de narcotráfico es ilegal y en países como México, Colombia y Brasil fracasó, lo que generó una revisión de esa decisión”, advirtió el bloque.
A través de un comunicado, los diputados kirchneristas indicaron que “entrometer a las Fuerzas Armadas en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la Democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal”.
“Por lo tanto solicitamos que el debate pase por el Congreso de la Nación”, subrayaron los legisladores de la oposición.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...