Otra vez Gimnasia no pudo pasar de la primera ronda

No hay vuelta que darle: la Copa Argentina es una pesadilla para Gimnasia. Jugando bien, regular o mal, el resultado siempre es el mismo. La eliminación anoche nuevamente en la primera ronda se trata de un golpe difícil de asimilar. Porque en la cancha de Temperley, Almagro fue superior y se quedó con el pasaporte a los 16avos de final, donde se verá las caras con Cipolletti.

En la primera etapa, ambos equipos se repartieron el manejo de la pelota y también tuvieron sus chances claras para abrir el marcador. A los 40 segundos, el arquero "lobo", Christian Limousín, se debió esforzar para que Suvielles no abriera el marcador. Luego fue el juvenil Matías Córdoba quien avisó con un remate cruzado.

Pero la ocasión más propicia estuvo en los pies de Fabián Muñoz, quien apareció solo en el área chica y su tiro rasante pasó cerca del palo de Horacio Ramírez, exgolero "albiceleste".

En el segundo tiempo, con la dupla técnica del "tricolor" mandó a la cancha a Leonardo Acosta, siendo el hombre clave en el posterior desarrollo del encuentro. Es que en un rápido contragolpe, la defensa de Gimnasia se desacomodó mal -algo que preocupó por cierto- y el delantero clavó un golazo.

Los minutos restantes estuvieron de más.

A base de pelotazos, el cuadro de Martín Astudillo intentó llevar peligro. Obviamente, Almagro retrocedió unos metros e intentó salir rápido.

Otra vez, el "lobo" no pudo pasar la primera ronda de la Copa Argentina. Ya se trata de una verdadera pesadilla. En las todas las ediciones que jugó nunca ganó un partido y seguramente es un hecho que debe analizarse de manera seria, porque no es posible que un club con la historia que tiene, falle de esta manera.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...