Milagro Sala fue internada y se suspendió la audiencia

En una sala de audiencias prácticamente lleno los presentes, ayer se enteraron que la dirigente social Milagro Sala se había desmayado antes de almorzar con su hija.

La información llegaba de a retazos antes del inicio del juicio, y se supo que Sala se había descompensado y cuando el personal del Servicio Penitenciario a cargo de su traslado, llegó a su vivienda, se dieron con la novedad que estaba desvanecida.

Esa noticia causó cierto escepticismo entre las personas que se convocaron para presenciar la cuarta audiencia del debate oral y público por la causa conocida como "Pibes Villeros", en el Salón Vélez Sarsfield del Palacio de Tribunales.

Según se supo, el móvil de traslado llegó a la ciudad de El Carmen a las 14.37 y de inmediato comunicaron a la presencia de los paramédicos del Same para que sea asistida.

Su esposo Raúl Noro había decidido venir antes y alrededor de las 14 ya estaba en el playón del Palacio de Tribunales. El primer informe por parte de los efectivos que vieron a Milagro Sala daba cuenta que en la vivienda se encontraba su hija, quien le había manifestado que su madre aún no despertaba y ya había dado aviso al personal del Same.

Alrededor de las 15, desde Secretaría del Tribunal se informó que la audiencia iniciaría a las 17.30 debido al episodio que protagonizó la dirigente social, y que a raíz de su estado de "somnolencia", fue trasladada a la sala de observaciones del hospital "Pablo Soria".

Pasada las 17.30, los abogados de la dirigente social Milagro Sala, Luis Paz, Matías Duarte no quisieron hablar con la prensa, porque no tenían el diagnóstico oficial sobre lo que se sucedió a Sala y aguardaban tomar conocimiento sobre el hecho en profundidad.

Alrededor de las 18.20, desde Secretaría se informó que el Tribunal en lo Criminal Nº 3 había resuelto suspender la audiencia, debido al estado de salud en que se encontraba Milagro Sala. Según la doctora del Poder Judicial Ana Laura Molina, la dirigente padecía "un cierto estado de somnolencia" y debía permanecer alojada en la sala de observaciones del hospital "Pablo Soria".

Luego, a las 20.15 el director del hospital Pablo Soria Marcos Rivas habló con la prensa y dijo que "Milagro Sala se encuentra en este momento en perfecto estado de salud, clínica y hemodinámicamente compensada, lucida y orientada en tiempo y espacio".

En otro tramo de su relato, Rivas dijo que la dirigente social "fue traída por el personal del Same hasta la guardia, actualmente está en el shock room se le hicieron estudios de laboratorios y electrocardiogramas, tomografías. Fue evaluada por clínica médica, por un neurocirujano y también por cardiología, por el momento está estable".

"Por orden del señor juez va a permanecer esta noche internada" en el nosocomio en una sala común, pero Rivas dijo desconocer cuales fueron los motivos que llevaron a este cuadro a Sala.

La cuarta audiencia continuaría mañana a partir de las 14.30

Desde el inicio de la primera audiencia, cuando Milagro Sala había sido desalojada del recinto por interpelar al Tribunal, fue asistida por su psicóloga.

Desde el círculo íntimo de la dirigente social, le manifestaron al Tribunal su preocupación sobre el estado emocional de Sala.

El parte médico oficial dio cuenta que Milagro Sala se encontraba en perfecto estado de salud, pero se había ordenado que realice una serie de estudios, antes que recupere el alta médica.

Volviendo a la audiencia que quedó suspendida para mañana jueves, habían solicitado prestar declaración los imputados Lucio Abregú (extitular del Ivuj), la diputada provincial Mabel Balconte (extupaquera) y los hijos de esta, Juan Manuel y Raúl Aguilera. Además se tenía previsto la recepción de ocho pruebas testimoniales.

Desde ayer los controles por parte de los efectivos policiales son más rigurosos y las personas que ingresaron como público tuvieron que dejar todas sus pertenencias en un sobre luego de identificarse.

La prensa no corrió con la misma suerte, todos fueron anoticiados que una vez iniciada la audiencia, tendrán unos minutos para tomar algunas fotos y luego serán desalojados.

Solo podrán estar presentes una vez que se produzcan los alegatos y en el posterior fallo, que en un principio se tenía previsto para los primeros días del mes de septiembre, pero esta fecha estimativa se puede extender, teniendo en cuenta que los primeros testigos estaban citados para el pasado 25 de julio.

La causa que tiene a 30 personas imputadas por malversar más de 60 millones de pesos, que eran fondos públicos y destinados a la construcción de viviendas sociales, podría continuar también durante todo el mes de septiembre inclusive, antes de conocerse la parta dispositiva del fallo por parte del Tribunal.                

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...