Comienzo de agosto, lo que se ofrece

Se pide permiso a los presentes, y ya arrodillados se toca con las manos cruzadas la boca de la pacha, se cubren los hombros con un poncho. El alcoholcito es para limpiarse las manos, tener salud y ofrendar con pureza, la quinua es la plata. El cuchillo en el suelo corta la envidia, el papel picado para la alegría, la koa nos limpia.

 

Un cigarrillo por los que están ausentes, uno por cada uno de nosotros. La comida sin sal para la Pacha, se troza la porción que se le brinda con la dedicación con que se alimenta a un abuelo. En el momento de ofertar, uno lo sabe: la abuelita Pachamama gusta de los dulces, estará contenta con esta rica oca. Las bebidas que hacen nuestras manos: ulpada, yerbeao, chicha; las que se compran: cerveza, vino, licores.

 

Se pasa lentamente, de a dos en vez, sea cuanto sea el tiempo necesario. Después que todos hayan corpachado, los platos ya condimentados, salados, para la gente, tras las coplas de tonada larga, bien de agosto, abagualadas.

 

Tengo para mi que elegir el lugar donde uno comienza agosto es aquello que nos marca el año, asi de importante es, y nadie se equivoca cuando, al terminar la ceremonia, les desea un buen año a los presentes. Hay quien comienza su año tras enterrar al diablito, hay quien lo comienza en Inti Raymi, hay quien lo hace cuando se termina la última oferta a la Pachamama.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...