Semana Mundial de la Lactancia Materna
La leche materna ayuda al crecimiento del bebé y disminuye las chances de cáncer de mama
De acuerdo a datos de Unicef, la lactancia desde el minuto cero hasta los dos años de vida, salva a unos 820.000 niños. A su vez, protege a la mujer de posibles hemorragias y depresión posparto, cáncer de ovario y mama, infarto y diabetes de tipo 2.

La lactancia materna es la base de una vida saludable para el bebé y presenta aspectos beneficiosos también para la madre, ya que, entre otros aspectos, disminuye los riesgos de que tenga cáncer de mama.

Por tal motivo, en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Maternal, que se extiende hasta el 7 de agosto, los especialistas aconsejaron implementarla "tan pronto como sea posible" después del nacimiento.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna tiene por objetivo promover una lactancia materna prolongada, resaltando los beneficios que esto trae tanto para el crecimiento del niño como para la construcción de un vínculo afectivo con su madre.

Bajo el lema "Fundamentos de vida", la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (Waba) se centra en focalizar su mensaje en la lactancia como la base para una buena salud para toda la vida para bebés y mamás.

El informe de Unicef "El regalo de una madre a un niño" hizo hincapié en la importancia de amamantar desde el minuto cero, dando a entender el gran beneficio que recibe tanto el bebé como la progenitora.

Anualmente, según el organismo internacional, la lactancia desde el minuto cero hasta los dos años de vida, salva a unos 820.000 niños.

A su vez, la lactancia materna ayuda a que los pequeños crezcan, se desarrollen correctamente y mejoren sus capacidades cognitivas y emocionales.

Pero no es solo bueno para ellos, sino también para la salud de la madre.

La lactancia materna las protege de posibles hemorragias y depresión posparto, cáncer de ovario y mama, infarto y diabetes de tipo 2.

El informe destaca un estudio realizado en los Estados Unidos en donde se ha demostrado que mejorar las cifras de lactancia materna en el mundo podría prevenir unas 20.000 muertes maternas por cáncer de mama al año.

"La lactancia materna es la forma natural de alimentar a nuestros hijos e hijas y, salvo excepcionales casos, la inmensa mayoría de las mujeres están preparadas para poder amamantar si reciben el apoyo adecuado en el momento oportuno. Si permiten que sus hijos e hijas se alimenten a demanda, su cuerpo regulará la cantidad y tipo de leche que su hijo o hija requiere", aseguró Luisina Troncoso, puericultora docente y autora del blog Mamá sabe bien en un adelanto de su próximo libro.

La lactancia materna es una experiencia única para la madre y el bebé, creando además un vínculo muy especial entre ellos.

Pero como todas las experiencias, hay madres que pueden sufrir algún tipo de dificultades e impedimentos y no poder hacerlo.

Actualmente, más del 70% de las mujeres se valen de productos como el sacaleche para poder extender su periodo de lactancia ó mismo por la imposibilidad de amamantar a su hijo en horario de trabajo.

Por su parte, Ana Pedraza, jefa de Neonatología de Clínica y Maternidad Suizo Argentina, explicó que la lactancia "facilita el óptimo crecimiento y desarrollo del bebé; proporciona nutrientes de alta calidad ayudando a prevenir el hambre, la desnutrición y la obesidad".

Además, "disminuye el riesgo de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, alergias, asma y obesidad, incluso en la edad adulta; previene el síndrome de muerte súbita del lactante y reduce en los pequeños los episodios de diarrea, otitis e infecciones respiratorias".

Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación, recomiendan lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

La lactancia fortalece de manera sustancial el vínculo madre- hijo/a por lo que es importante realizarla tan pronto como sea posible, haciendo hincapié en el contacto piel a piel.

Los primeros días son oportunos para el buen desarrollo de la lactancia, especialmente porque luego del nacimiento, el bebé se encuentra en un estado de alerta, lo que facilita la prendida y hace que sea más efectiva.

Los beneficios de la leche materna:

  • Posee gérmenes que colonizan el intestino del bebé, generando una flora "buena", que lo protege para toda la vida.
  • Contiene inmunoglobulinas que protegen al bebé contra infecciones.
  • Tiene sustancias que mejoran el cerebro y la visión.
  • Se han visto coeficientes intelectuales mayores en bebés amamantados.
  • Un estudio de la revista Lancet de 2016 sostiene que la lactancia materna disminuye 820 mil muertes de niños anuales.
  • Otro estudio asegura que la lactancia materna reduce también 20 mil muertes anuales de madres por cáncer de mama.
  • A los bebés los protege a largo plazo, contra la obesidad, contra el aumento del colesterol y la diabetes.