El dólar cerró en Jujuy a $30,50 en casas de cambio

En una convulsionada jornada financiera el dólar cerró ayer en casas de cambio de Jujuy a $29,50 para la compra y $30,50 para la venta, mientras que en los bancos de la capital cerró en promedio a $29,99.

Los cotizaciones variaron según la entidad bancaria, el que más alta mantuvo la venta fue el banco Columbia que cerró a $30,40 seguido por Masventas que vendió a $30,30.

El valor más bajo lo registró el Santander Río que cerró a $28,64 y $29,69 para la venta.

Así, la divisa norteamericana aumentó $1,11 en la jornada estableciendo un nuevo récord.

Es que según el promedio del Banco Central, el dólar operó al cierre a $28,72 para la compra y $29,80 para la venta, aunque a lo largo del día superó la barrera de los $30. Analizados estos valores, la entidad monetaria registró una suba del 4%.

Al respecto, la licenciada en Economía y docente de la Facultad de Ciencias Económicas, Virgina Jure, analizó que ante una nueva suba del billete verde "el panorama es sombrío", ya que repercute inmediatamente en los precios, de manera tal que el poder adquisitivo de las personas se ve menguado.

"Tenemos paritarias que están muy por debajo de la inflación, por lo que la posibilidad de compra de las familias se ve reducida ante esta situación", expresó.

Por otra parte, explicó que la tensión cambiaria está motivada por factores externos pero fundamentalmente por la pérdida de credibilidad en Argentina. "El hecho de que empresarios fueran cuestionados repercute a nivel internacional, lo que produce una pérdida de credibilidad", explicó haciendo referencia al escándalo judicial en el que se investiga a funcionarios y empresarios por el pago de sobornos para obtener obra pública.

Un caso que pone en alerta a calificadoras internacionales sobre las consecuencias que podría tener en la actividad económica.

Esta sacudida en el mercado cambiario que también produjo bajas en el Merval y mantiene altísimas tasas de interés repercute directamente en el bolsillo de los argentinos.

"Uno de los problemas que tenemos es que los bienes de consumo están dolarizados por lo que una devaluación impacta inmediatamente en la canasta básica principalmente en los alimentos", dijo Jure.

Por último, indicó que es la tercera vez que se modifican las expectativas inflacionarias del país que "en un principio pasó de 10 a 15 por ciento, después de 15 a 25 por ciento y en este momento ya se habla de más de 32%", una condición preocupante a nivel internacional debido a que el acuerdo con el FMI se realizó con una expectativa inflacionaria de no más del 32%.

 

“Sin capacidad de planificar a futuro”

“Se esperaba que con la baja en el consumo bajarían un poco los precios, pero considerando los costos los precios suben de manera tal que parece que la inflación va a ganar”, expresó Jure.

Explicó que cuando existe este tipo de inflaciones tan severas como la actual “se pierde capacidad de planificación a futuro porque las empresas y los comercios no tienen en claro a cuánto tienen que comprar los bienes que luego tienen que vender. En reiteradas ocasiones les ocurre que venden a determinado precio y cuando tienen que reponer el stock ese ingreso de dinero nos les alcanza para la reposición”, indicó.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial, Nilo Carrión, indicó que estas situaciones de inestabilidad tienen repercusiones negativas en el sector y que “por lo general cuando sube la moneda (norteamericana) se incrementan algunos números en los costos internos y genera una retracción en la demanda”.

Además, explicó que independientemente de la suba, las condiciones de inestabilidad generan complicaciones para el sector debido a que conduce a frenar las decisiones de inversión.

Sin embargo, informó que el sector no se vio alarmado ante la abrupta suba debido a que saben que “todavía va a haber situaciones como estas en los próximos tiempos y hasta tanto no se estabilice, el sector va hacer los ajustes necesarios”.

Sobre la posibilidad de que el dólar baje su precio en los próximos días, Virginia Jure dijo que podría ser posible pero que todo dependerá “de las políticas que tome el Banco Central, es decir, de la cantidad de dólares que decida subastar”.

Por último, indicó que entre las decisiones importantes que debe tomar la entidad bancaria es si sube más o mantiene las tasas de interés.

 

Las opiniones

Damacio Aucapiña Santos. JUBILADO

En Jujuy nos llevamos siempre por la suba del dólar, pero eso no tiene nada que ver con el dinero argentino. Sube el dólar y aquí todo sube y eso está mal.

Económicamente nos estamos liquidando nosotros mismos, lamentablemente este problema viene ya de antes.

 

Isabel Flores. JUBILADA

Todos estamos mal pero tenemos que ayudar entre todos para que salga el país adelante. Muchos critican que estábamos bien antes pero porque nos tapaban las cosas, recién ahora nos enteramos todo lo que hicieron y de no haber sido así, tal vez no habríamos llegado a esta situación.

 

Walter Amado Linares. JUBILADO

El país no está funcionando bien, es una situación que no se puede aguantar, no sé qué estará haciendo este Gobierno porque no veo que las cosas vayan bien.

Los precios suben todos los días, yo soy jubilado y el dinero no alcanza, ahora se compra menos y ropa ya muy poco.

 

Alicia Iriarte. GENDARME

Si seguimos dependiendo del dólar, a medida que vaya subiendo nuestra economía va a ir bajando mucho más. La mayoría de los habitantes de Jujuy están casi bajo la línea de indigencia. La Argentina está tan dolarizada que tanto comestibles como combustibles suben sus precios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...