La pobreza "está aumentando" y "afecta" principalmente a niños

El director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Agustín Salvia, advirtió hoy que la pobreza en la Argentina "está aumentando", mientras sostuvo que esa problemática "afecta principalmente a los niños".

"Está aumentando la pobreza y el riesgo es que las personas que habían salido en 2017 vuelvan a caer", subrayó Salvia.

En ese escenario, el especialista resaltó que "la pobreza afecta principalmente a los niños".

"Son sus principales víctimas ante una situación de crisis o pobreza", insistió y subrayó que el país necesita "un proyecto de desarrollo".

Según su consideración, "la economía popular depende de programas sociales" y "las condiciones precarias" se ven "en distintos campos de la vida".

"Las medidas más fáciles que han tenido los gobiernos en cuanto a contener el crecimiento de la pobreza fueron programas sociales como la AUH o las moratorias jubilatorias‘", indicó.

Sin embargo, aclaró que sin esas iniciativas "casi se duplicaría la indigencia".

"La dirigencia no ha tenido una política de desarrollo", cuestionó y recomendó analizar "cómo hacer para multiplicar empleos en pequeñas y medianas empresas".

Salvia ya había anticipado que la pobreza se ubicaría en torno al 33% y había estimado que de no modificarse el escenario, la indigencia pasaría a afectar a uno de cada diez argentinos. "La indigencia estructural en la Argentina, por lo menos en los últimos diez años, ronda entre 5% y 6%", había analizado.

“6 de cada 10 menores son pobres”

Días atrás, la Universidad Católica Argentina (UCA) difundió los resultados de su último relevamiento del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia y sorprendió con números alarmantes: casi ocho millones de niños padecen la pobreza, un 2% más que la medición anterior y supera el pico alcanzado en 2013.

“Cuando hablamos de pobreza o de carencia, no siempre hablamos de las mismas cosas. Por eso es tan difícil combatir la pobreza en la Argentina, donde este flagelo es heterogéneo si comparamos la situación en el Norte o en la Patagonia”, explicó Ianina Tuñon, coordinadora del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, de la Universidad Católica Argentina en diálogo con Radio Mitre.

Y además sostuvo: “Hoy tenemos 6 de cada 10 menores de 17 años, vulnerados en sus derechos sociales. Hay que tener en cuenta que, más allá de los ingresos necesarios para subsistir que mide el Gobierno a través del Indec, en nuestro relevamiento se miden índices vinculados con la alimentación, la salud, la vivienda, los espacios de socialización y el acceso a las nuevas tecnologías que tienen los menores”.

“La pobreza por ingresos va a tener otro rebote de lo que puede ser la medición oficial y lo que se ve en relevamientos como el nuestro, es que se van ampliando las desigualdades en el país. El 62,5% de los menores de hasta 17 años tiene alguno de sus derechos vulnerados”. 
 

Falta de derechos sociales 

Según los estudios de la UCA, el 62% de los hogares sufre al menos una de las 7 carencias de derechos sociales (alimentos, salud, servicios básicos, vivienda digna, acceso a la educación, seguridad social, recursos de información); 38,5% tiene al menos dos carencias y el 25%, tres o más.

En 2017, un 18,9% de los hogares urbanos no pudieron atender su salud porque no les dieron turno en un hospital o porque no tuvieron acceso a los remedios, un 17,6% no tuvo acceso a una vivienda digna, en un 33% de los hogares hay niños y adolescentes que no asisten a la escuela. Además hay un 25% de hogares donde no hay ninguna persona con un vínculo con la seguridad social. “Un cuarto de la Argentina está casi desaparecida del sistema de la seguridad social, y un 25% de los hogares no tienen acceso a Internet, a una computadora o a una biblioteca. Es una Argentina dividida”, comenta Salvia.

El director del Observatorio fragmenta a la Argentina en tercios. “Un tercio está postergado en términos de desarrollo humano e integración social. Es decir, está fuertemente excluido. Otro tercio de la población es vulnerable, no vive bien, y el último tercio corresponde a las personas que sí están incluidas, entre ellas, los dirigentes”.

Finalmente, se pregunta qué ocurre en la estructura productiva. Hay apenas un 44% de la población económicamente activa con empleo decente, según los valores de la OIT; un 27,8% está en una situación de precariedad laboral; un 18,5% subsiste en la economía popular (changas, recolectores), y un 9,8% está desempleado, la mitad, de manera estructural.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...